Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adjudicar la ciclovía, primera pedalada del parque acuático de Porto Piñeiro

Valga avanza en su hoja de ruta para lograr una gran zona lúdica en la vieja mina

Los senderos proyectados en la orilla de la laguna. FdV

El Concello de Valga da un primer e importante paso en su ambiciosa hoja de ruta para convertir la vieja mina de Porto Piñeiro en una gran zona de ocio provista de parque acuático, aprovechando la riqueza de este espacio natural y su proximidad a la laguna hermana de Mina Mercedes.

Ya se había explicado en ocasiones anteriores que el gobierno de José María Bello Maneiro pretende transformar Porto Piñeiro en un espacio futurista dotado de todas las comodidades posibles y capaz de convertirse en reclamo turístico y medioambiental de relevancia nacional.

Para ello se programan diferentes fases que, una vez completadas, podrían sumar un desembolso total de 14 millones de euros, aunque es una propuesta a medio y largo plazo de la que habrá que ir hablando poco a poco.

Lo que sí puede decirse ahora es que el Concello avanza en esa hoja de ruta sacando a concurso las obras de construcción de la senda peatonal proyectada para el entorno de Porto Piñeiro, la cual se hace acompañar de un carril bici o ciclovía con el que empezar a valorizar esta antigua explotación minera a cielo abierto, situada entre los lugares de A Torre (Campaña), O Carballiño (Xanza) y O Forno (Cordeiro) y donde la desaparecida fábrica de Novo y Sierra extraía arcilla para la elaboración de materiales de construcción.

Porto Piñeiro es la laguna hermana de Mina Mercedes, y el Concello de Valga quiere convertirlas en un gran espacio de ocio de referencia nacional. Noe Parga

De este modo, “se pone en marcha la recuperación ambiental, paisajística y social de la Mina Porto Piñeiro, que queremos convertir en un área de ocio de referencia en el municipio, como ya se hizo en su día con la de Mina Mercedes”, insisten en el Concello.

Con un presupuesto de licitación de 501.000 euros, y la necesidad de que las empresas interesadas presenten sus ofertas antes del día 11, esta actuación va a desplegarse en la parte Sur de la antigua explotación minera reconvertida de forma natural en laguna, dotándola así de una vía que la bordeará con una plataforma de grava, cemento y hormigón provista de barandillas de madera.

El mismo proyecto contempla la restauración ambiental de la zona mediante la aplicación de “tratamientos silvícolas, limpiezas y rozas selectivas” que propiciarán “una posterior revegetación” del entorno.

Desde el ejecutivo valgués detallan que, con cargo al mismo presupuesto, se quiere regenerar un pequeño regato, eliminando especies vegetales invasoras y plantando otras autóctonas, características de las riberas de los ríos gallegos.

Una maqueta con algunas de las acciones proyectadas para Porto Piñeiro. FdV

Para completar esta actuación, cofinanciada por el Concello y la Diputación de Pontevedra a través de su programa “ReacPon”, destinado a la ejecución de infraestructuras y dotaciones singulares, se intervendrá en la ribera Oeste de la laguna de Porto Piñeiro para mejorar la accesibilidad e implantar una nueva comunidad vegetal.

No está de más recordar que la laguna de Porto Piñeiro dispone de una lámina de agua de 5,32 hectáreas, situándose todo su ámbito de influencia por encima de los 100.000 metros cuadrados. 

Ese es el espacio que el Concello de Valga quiere transformar en una especie de paraíso natural y de ocio con zona de baño, circuitos deportivos, parques y escenario flotante mediante una inversión de aproximadamente 14 millones de euros.

De este modo, los valgueses y sus visitantes dispondrán de un gran espacio público con una importante lámina de agua en el que se acondicionará una zona de baño provista de playa artificial y piscina.

No faltará un área de usos recreativos y de ocio, con juegos de arena y de agua. Como tampoco “un parque infantil y una zona deportiva en la que habrá una pista para la práctica de BMX y skate, un complejo de fitness outdoor y un recorrido de equilibrio parkour”, esgrimen en el gobierno local.

Una de las imágenes utilizadas por el Concello para mostrar el resultado del proyecto, una vez colocadas ya las cabañas flotantes y las elevadas. FdV

Escenario y cabañas flotantes

Por si no fuera suficiente, dispondrá de “aparcamiento y marquesina para bicicletas y de una estación de mantenimiento y lavado de las mismas”, junto con un graderío natural en la ribera de la laguna y un escenario flotante.

Al igual que se proyectan cabañas también flotantes, junto a otras elevadas, a la altura de la copa de los árboles.

Así lo anunciaron el pasado mes de marzo la directora xeral de Planificación Enerxética e Recursos Naturais de la Xunta, Paula Uría, y el alcalde, José María Bello Maneiro, cuando presentaron el proyecto correspondiente, financiado con ayuda de la Consellería de Economía, Empresa e Innovación, que aportó 42.500 euros.

Una de las imágenes usadas en el proyecto en las que aparecen las lagunas de Porto Piñeiro, en primer término, y Mina Mercedes, detrás. FdV

Una presentación en la que quedó claro que es del todo inviable ejecutar la totalidad del proyecto de forma inmediata, por eso se avanzará en el mismo paso a paso.

El primero será la citada senda para ciclistas y peatones que discurrirá por el entorno de la antigua mina. Paralelamente, se afrontará la restauración ambiental da zona, se aplicarán tratamientos silvícolas y se recuperará tanto la cara Oeste de la laguna como el regato O Regueiro.

Una forma de atraer turistas

El alcalde de Valga considera el proyecto de Porto Piñeiro como “una iniciativa de futuro" relacionada con otras actuaciones vinculadas al patrimonio industrial y minero de la antigua empresa Novo y Sierra.

Se refiere así al "acondicionamiento de Mina Mercedes, que ahora está previsto dotar de parque infantil; y la recuperación del puerto de carga del río Ulla, donde se instaló un pantalán".

Pero también a la proyectada rehabilitación de la línea de vagonetas aéreas "por la que se transportaban los productos cerámicos y las materias primas”.

Con todo ello busca “que los turistas vengan a Valga y gasten en el municipio, a lo que contribuirá la impresionante zona de ocio de Porto Piñeiro”.

Un ejemplo a seguir

En base a todo ello, y lo que está por venir, en la Xunta creen que el de Porto Piñeiro es “un ejemplo de las posibilidades de rehabilitación que ofrecen las antiguas minas para uso y disfrute de vecinos y turistas”.

Paula Uría lo define como “un proyecto impresionante que abre muchísimas oportunidades desde el punto de vista turístico tanto para Valga como para Galicia”. Por eso confía en que pueda acceder a los fondos europeos Next Generation que reparte el Estado.

Representantes de la Xunta y el Concello, durante la presentación del proyecto. FdV

Al hilo de esto, puede recordarse también que el Concello de Valga Pues ha solicitado inicialmente a la convocatoria extraordinaria de los Planes de Sostenibilidad Turística en Destino 6 millones de euros.

Con ese dinero se quiere acometer una fase del proyecto centrada en la regeneración de la laguna, la reconstrucción de la antigua línea aérea de vagonetas que transportaban arcilla desde ese punto hasta el río Ulla y en crear un Centro de Interpretación de la Anguila, así como un complejo de alojamiento y restauración.

De este modo, “estaremos potenciando el turismo en torno a recursos como el Camiño de Santiago, el patrimonio minero de la localidad y la enogastronomía”, proclaman en el gobierno conservador de José María Bello Maneiro.

Una actividad desplegada en Mina Mercedes. FDV

Marca "Valga no Camiño"

De ahí que quiera hacer girar todo ello en torno a la marca turística de nueva creación “Valga no Camiño”, la cual sustentaría, por ejemplo, tanto el Centro de Interpretación da Anguía como las rutas de senderismo y cicloturistas a instalar en el entorno de Porto Piñeiro.

Al igual que la instalación de “puntos de recarga para e-bikes y patinetes” y otras acciones inspiradas en las cuatro líneas estratégicas que traza el Gobierno de España para conceder las ayudas europeas, como son “transición verde y sostible, la eficiencia energética, transición digital y competitividad”.

El acondicionamiento del entorno de Mina Mercedes. FDV

En Valga están convencidos de que su propuesta cumple tales directrices, como también de que las acciones a ejecutar “nos permitirán diseñar una oferta complementaria y diversificar el producto turístico local, mejorando la competitividad de Valga como destino, generando empleo y contrarrestando la pérdida de población”.

Incentivar al peregrino

El proyecto “Valga no Camiño” también pretende conseguir la construcción de “áreas de descanso y miradores”, tanto en el Camiño Portugués, que atraviesa el municipio, como en la Ruta Xacobea do Mar de Arousa e Ulla, en la que se baña esta localidad.

Un itinerario marítimo-fluvial que, de hecho, Valga ya contribuye a engrandecer, sobre todo desde que hace unos meses estrenó un embarcadero en el río, precisamente en el punto hasta el que se quiere llevar la línea de vagonetas aérea a restaurar. Argumenta el gobierno de José María Bello Maneiro que “al ser el Camiño de Santiago uno de los principales recursos turísticos de la zona, pretendemos incentivar al peregrino para que programe una parada obligada en Valga, atraído por los recursos gastronómicos y los espacios medioambientales de nuestro municipio”.

Compartir el artículo

stats