Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mina Porto Piñeiro, futuro espacio de ocio con parque acuático

La laguna formada en la antigua mina de Porto Piñeiro, cerca de la de Mina Mercedes, en el Concello de Valga. FdV

Entre las múltiples excavaciones a cielo abierto realizadas en el pasado en la comarca de O Salnés y los municipios del Ullán, hay algunas que se han convertido en lagunas naturales que ejercen un importante reclamo turístico.

Es el caso de Mina Mercedes, en el Concello de Valga, donde ahora quieren hacer lo propio con la de Porto Piñeiro, dotándola de zona de baño, parque acuático, gradas para espectáculos al aire libre y senderos para senderismo y cicloturismo.

Un niño asiste a la liberación de las truchas en Mina Mercedes. FdV

El ejecutivo local trabaja desde hace tiempo para convertirla en punto de encuentro y ocio; un lugar que, como Mina Mercedes, sirva para reunir a valgueses y visitantes, aprovechando así una vieja explotación, en este caso de arcilla, para convertirla en un espacio de valor ecológico e interés social.

Este proyecto es, en síntesis, una forma de consolidar el aprovechamiento de una vieja cantera, de las muchas que existen a lo largo y ancho de la comarca y que, en la mayor parte de los casos, permanecen desaprovechadas.

Niños de Valga de visita en Mina Mercedes, el pasado verano. FDV

Como sucede con las del istmo de A Lanzada (O Grove), donde en el pasado incluso se planteó convertir una de aquellas explotaciones graniteras en un gran zoo, para ampliar el Acuario, o bien en un auditorio natural. Aunque estas ideas nunca llegaron a hacerse realidad.

Otras, como la de Pedras Miúdas, en Catoira, a punto estuvieron de convertirse en un gran vertedero de escombros de obra, aunque finalmente la presión social y la Justicia lo impidieron, propiciando que hoy en día sea una laguna muy frecuentada por vecinos y visitantes.

La laguna de Pedras Miúdas, en Catoira. FdV

Porto Piñeiro aspira a lo mismo y a ser parte esencial del ambicioso proyecto diseñado por el gobierno de Valga para recuperar las viejas explotaciones de la desaparecida firma Novo y Sierra, lo cual incluye la recuperación de la vieja línea de vagonetas que llevaba la arcilla desde la cantera al río.

De ahí, por ejemplo, que hace solo unos días se inaugurara en la parroquia de Campaña el viejo embarcadero un pantalán deportivo con el que enriquecer la oferta turística y cultural de la localidad, ya que esas instalaciones serán parte esencial de la citada línea de vagonetas.

Un ambicioso plan del que forma parte la recuperación de la mina de Porto Piñeiro antes aludida, entre los lugares de Torre (Campaña) y Forno (Cordeiro).

Una de las torres a recuperar con la línea de vagonetas

Una de las torres a recuperar con la línea de vagonetas Iñaki Abella

Con ayuda de la Consellería de Economía de la Xunta de Galicia se invirtieron más de 53.000 euros en la redacción del proyecto, para lo cual fue contratado el arquitecto Germán Camino Martínez, “quien contó con un equipo integrado por el ingeniero Jesús Martínez Espiñeira, la ambientóloga Mercedes Pérez Villalón y la doctora arquitecta Celia Martínez Hidalgo”, explican en el Concello.

Ese proyecto, con el que transformar la mina de Porto Piñeiro siguiendo los pasos de las mejoras introducidas en Mina Mercedes, situada muy cerca, incorpora la puesta en marcha de una ruta de senderismo y cicloturismo, y la creación de un graderío natural en el perímetro de la laguna para propiciar la realización de eventos, similar al existente en el área recreativa de Vilarello, a orillas del Ulla.

La presidenta del ente público Portos de Galicia, Susana Lenguas Gil, el alcalde de Valga, José María Bello Maneiro, y las concejales Carmen Gómez y Malena Isorna, fueron algunos de los encargados de mostrar ayer el resultado de la ambiciosa obra realizada en la parroquia de Campaña, íntegramente financiada por la Xunta de Galicia, con un desembolso de 332.000 euros.

La presidenta del ente público Portos de Galicia, Susana Lenguas Gil, el alcalde de Valga, José María Bello Maneiro, y las concejales Carmen Gómez y Malena Isorna, fueron algunos de los encargados de mostrar ayer el resultado de la ambiciosa obra realizada en la parroquia de Campaña, íntegramente financiada por la Xunta de Galicia, con un desembolso de 332.000 euros. Iñaki Abella

Además de contemplar, como se decía al principio, la creación de una zona de baño y un espacio especialmente acondicionado como parque acuático, sin olvidar la introducción de mejoras de accesibilidad y la realización de análisis hidrológicos que determinen la posible conexión entre las dos lagunas naturales.

La laguna Mina Mercedes, en Valga. Iñaki Abella

En definitiva, que se trata de “convertir Mina Porto Piñeiro en un área de ocio para que la población, tanto local como visitante, pueda realizar diversas actividades disfrutando de un entorno único”, sentencian en el gobierno de José María Bello Maneiro.

Compartir el artículo

stats