Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cortan la corona para acceder a la cruz de la iglesia de Vilagarcía, muy incrustada en la fachada

Los anclajes que sujetan el símbolo falangista en la parroquial de Santa Eulalia miden 25 centímetros

El “canteiro” y el restaurador, ayer subidos a la máquina elevadora para picar la cruz. | // NOÉ PARGA

El personal técnico contratado por el Concello de Vilagarcía para la retirada de simbología falangista de la fachada de la iglesia de Santa Eulalia de Arealonga decidió ayer cortar la corona de laurel para poder acceder con más facilidad a la cruz, puesto que los según las primeras comprobaciones con las catas, este elemento de más de cinco metros de altura está muy incrustado en la fachada, “de forma que es probable que se decida aplanar la piedra que la conforma para después integrarla en el muro manteniendo la sillería del mismo”, explican desde Ravella. No obstante, por el momento no hay una decisión tomada, sino que se adoptará a medida que avancen los trabajos.

La cruz está sujeta a la pared con anclajes de hierro de 25 centímetros.

Un trozo de la corona ya retirada ayer por la tarde. FDV

Los trozos de la corona de piedra, catalogados

Con respecto a los trozos de la corona de piedra, serán guardados y catalogados.

Previamente ya han sido documentados los nombres de los “caídos” de las dos placas que acompañan a la cruz. Los restauradores repasaron con tiza las inscripciones en la piedra para ganar visibilidad, tomarles una buena fotografía frontal y digitalizarla para guardarla como documento.

Además de las placas de los “caídos” y la cruz, otro elemento a retirar es la inscripción en la fachada que reza “José Antonio Primo de Rivera”. Sobre la fórmula para eliminarla todavía no hay consenso con Patrimonio.

Según los expertos, existen varias fórmulas: rellenar las letras con resina, abujardar la piedra o abrir un canal, quitar las letras de la forma más ajustada posible y realizar injertos de piedra. A esos injertos se les aplicaría una pátina para que no se note la diferencia.

Los anclajes de la cruz miden 25 centímetros de largo. FDV

También se eliminará la losa de piedra que existe a los pie de la cruz, sobre el pavimento, en la que se puede leer “Por Dios, por España y su revolución nacional sindicalista”. En este caso los restauradores esperan poder desprenderla en una única pieza.

La retirada de la simbología falangista de la iglesia parroquial y posterior rehabilitación de la fachada es una obra en la que el Ayuntamiento de Vilagarcía invierte más de 10.000 euros (casi la mitad procede de una subvención provincial). Así da cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica de 2007.

Compartir el artículo

stats