Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Balaenatur", una cuestión de Estado

Maica Larriba conversa con Bruno Díaz López en la sede del BDRI, esta mañana. FdV

El Gobierno de España lleva dos años financiando, a través de la Fundación Biodiversidad, el proyecto “Balaenatur”, centrado en el estudio de las ballenas en la costa atlántica gallega y el impacto del cambio climático en las mismas.

Pues bien, el Estado lo considera un ejemplo de buen aprovechamiento de las ayudas económicas canalizadas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) a través de la Fundación Biodiversidad. 

Como se ha explicado en tantas ocasiones en FARO, es el Bottlenose Dolphin Research Institute (BDRI) el centro que, desde O Grove, se ocupa de ejecutar el “Balaenatur”, que ha logrado resultados tan positivos como esperanzadores.

Así se lo transmitió esta mañana el director del centro, Bruno Díaz, a la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, quien visitó O Grove para conocer personalmente el funcionamiento del BDRI.

Una vez allí, la representante estatal alabó el papel de este centro nacido en 2005 que no se limita a estudiar ballenas, delfines, marsopas, nutrias, aves y otras especies, sino también a canalizar una intensa acción formativa internacional.

Gracias a la cual se forman “futuras generaciones de científicos marinos y se da visibilidad a los problemas actuales para entenderlos mejor y tomar medidas que reduzcan el impacto de las actividades marinas en los ecosistemas”, manifestó Larriba. 

Convocatoria de ayudas para proyectos similares

Fue así como la representante del Gobierno de España aplaudió la labor del BDRI y lo puso como ejemplo de buen aprovechamiento de las ayudas aludidas, aprovechando para incidir en que se mantiene abierta la convocatoria para apoyar proyectos de investigación como el “Balaenatur”.

42

El estudio de los delfines Manuel Méndez

Los vinculados a gestión de la biodiversidad, centrados en aspectos como la transición energética y las infraestructuras verdes, pueden optar a un máximo de 400.000 euros.

Junto a ellos, para los que el Gobierno habilitó 2,5 millones de euros, pueden abordarse proyectos con idéntica financiación tendentes a reforzar las redes de varamiento y rescate de especies marinas, en este caso con un importe total en la convocatoria de 4,25 millones.

Y hay una tercera línea de financiación, ésta para apoyar a los centros de rescate de especímenes vivos decomisados que contribuyan a la conservación de especies de fauna y flora amenazadas por el comercio ilegal.

En este caso se conceden aportaciones máximas de 200.000 euros por proyecto, dentro de un paquete global de 4 millones de euros previsto por el Gobierno de Pedro Sánchez.

La subdelegada del Gobierno aprovechó su visita al BDRI para destacar “la apuesta firme del Gobierno de España en apoyo de iniciativas y proyectos de conservación, investigación, gestión de la biodiversidad y para luchar contra el cambio climático y promover la economía verde y el empleo sostenible”.

De ahí el firme respaldo al centro de estudio de O Grove, “que lleva muchos años jugando un papel fundamental en la protección de la biodiversidad marina, la conservación de nuestros cetáceos y la divulgación de sus problemáticas”. 

Permiso especial del Miteco

Por eso el BDRI “dispone de un permiso especial del Miteco para desplegar investigaciones científicas y programas de formación en el estudio de los mamíferos marinos”.

Así se explica el proyecto “Balaenatur”, que “está aportando información muy valiosa sobre las ballenas azules en aguas de Galicia”, explican en el Gobierno.

Lo hacen convencidos de que los datos obtenidos tras los importantes avistamientos realizados “servirán de base para la toma de decisiones que favorezcan la conservación de estas especies”.

En la subdelegación del Gobierno en Pontevedra hacen hincapié en que en la visita de esta mañana, Bruno Díaz informó a la subdelegada de la importancia de los últimos avistamientos, "como fueron un gran grupo de ballenas azules, que volvieron a las costas gallegas cuando se cumplen 40 años de la eliminación de la caza industrial de estos grandes mamíferos".

53

El estudio de los delfines en las Rías Baixas Manuel Méndez

Parece que el director del BDRI también destacó la relevancia de tener censados "más de 500 arroaces que permanecen todo el año alimentándose y viviendo aquí, lo que demuestra la riqueza de los ecosistemas marinos gallegos". 

Compartir el artículo

stats