Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rías Baixas ya supera los 41 millones de kilos de uva

La vendimia de la Denominación de Origen Rías Baixas en una de las fincas existentes en Ribadumia. Iñaki Abella

La vendimia se encuentra en su recta final. Incluso ha finalizado ya en numerosos viñedos y bodegas. En el caso concreto de la Denominación de Origen Rías Baixas da sus últimos coletazos tras haberse introducido en bodega 41 millones de kilogramos.

Así pues, teniendo en cuenta que resta al menos una semana de actividad, parece más que probable que se alcance, o incluso que se supere, la barrera de los 45 millones de kilogramos, por lo que se establecerá así un récord histórico para esta marca de calidad y diferenciación participada por 179 bodegas y 5.046 viticultores.

De sus 4.187 hectáreas de superficie productiva han salido hasta ahora 40 millones de kilos de uva albariña, situándose así a “años luz” de otras como la treixadura (243 toneladas), la loureira blanca (217 toneladas) o la uva del caíño blanco (282).

14

Los estrictos protocolos anti-Covid de la vendimia Faro de Vigo

Analizando la producción obtenida este año por subzonas, cuando se habían introducido en bodega los 41 millones de kilos aludidos –la cifra seguía aumentando ayer–, pueden ofrecerse los siguientes datos, lógicamente, aún provisionales:

  • O Salnés

Cuando toda la DO Rías Baixas alcanzaba los 41 millones de kilos, la comarca arousana superaba ya los 28. Y prácticamente todo era uva de albariño. Anecdótica resulta la producción de las demás especies, pues las 28.000 toneladas de uva albariña superan claramente las 23 obtenidas de godello, 22 toneladas de caíño tinto, poco más de 10 toneladas de caíño blanco, 11 de espadeiro y otras tantas de mencía.

Se les suman 5 de sousón, 4 de loureira blanca, 3 de loureira tinta y un par de toneladas de brancellao, junto a cantidades ya insignificantes de treixadura, pedral y castañal.

  • Condado do Tea

Cuando esta subzona se acercaba a las 8.000 toneladas de uva podía constatarse que el mayor porcentaje correspondía también, como es lógico, a a uva albariña, aquí con 7.346 toneladas. A mayores, 159 toneladas de treixadura, 60 toneladas de loureira blanca, 18 de mencía, 10 de torrontés y un par de toneladas de brancellao.

Cantidad y calidad de la uva D. O. Rías Baixas en el cierre de la vendimia

  • O Rosal

Con 4.592 de las 40.651 toneladas totales, O Rosal se situaba como la tercera zona productora de la DO, en este caso aportando al cómputo global provisional casi 4.000 toneladas de albariño, junto a 271 de caíño blanco, 152 de loureira blanca, 271 de caíño blanco y 71 de treixadura. A más distancia, 23 toneladas de Sousón, 54 de godello, 12 de caíño tinto y casi 8 de castañal.

  • Ribeira do Ulla

Cuando Rías Baixas alcanzaba las 41.000 toneladas de uva, en Ribeira do Ulla habían rebasado las 371, de las cuales 356 correspondían al albariño. Destacaban, además, 11 toneladas de treixadura.

  • Soutomaior

Esta subzona debe conformarse con apenas 70 toneladas de uva, 68 de las cuales corresponden a uva albariña y se suman a especies como caíño tinto, godello, loureira tinta y mencía.

Una promoción con la mirada puesta en Polonia y Hungría

El “Programa operativo de crecimiento inteligente 2014-2020” hace que 26 bodegas de la DO Rías Baixas puedan participar en una misión comercial inversa que, en colaboración con la Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía, promocionen sus vinos ante doce compradores llegados de Hungría, Polonia y República Checa.

Tras haber hecho lo propio en ocasiones anteriores con compradores asiáticos, centroamericanos y estadounidenses, Rías Baixas se centra esta vez en Europa central y oriental propiciando más de 300 encuentros profesionales y permitiendo que los compradores conozcan por sí mismos alguna de las empresas participantes, sus viñedos y el proceso de vendimia.

En el Consello Regulador destacan que “Hungría, Polonia y República Checa son mercados potenciales y con gran futuro para la DO Rías Baixas”, como lo demuestra el hecho de que el pasado ejercicio ya se exportaran a tales destinos más de 60.000 litros de vino. Aunque hace especial hincapié en el polaco, que “ya cuenta con un plan promocional que incluye diversas acciones”.

En el momento de valorar esta misión comercial, que se lleva a cabo con Vigo como base de operaciones, el Consello Regulador Rías Baixas incide en que sirve para incrementar la presencia de sus vinos en el exterior.

Particularmente, en Europa, donde el año pasado se colocaron “4.240.748 litros de vino por un valor de 21.907.909 euros, siendo el principal cliente de los vinos de Rías Baixas, en volumen y valor”.

Sobre todo gracias a la creciente demanda de albariño en países como Reino Unido, que se sitúa en el segundo puesto del ranking mundial, por detrás de Estado Unidos; Irlanda, en la cuarta posición; o Alemania y Suecia en la séptima y octava, respectivamente.

Compartir el artículo

stats