Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumentan las facilidades para que la uva no se quede en la vid

Una vendimia en Ribadumia.

Una vendimia en Ribadumia. Noé Parga

Tanto las bodegas como los viticultores están de enhorabuena a las puertas de una vendimia que se prevé abundante. Y todo porque los empresarios van a poder acceder nuevamente a los “préstamos vendimia” que habilita la Xunta para favorecer la adquisición de uva, mientras que los productores tendrán oportunidad de colocar más producto del que suele ser habitual, al menos en la Denominación de Origen Rías Baixas.

Respecto a esto último, ya se explicó hace días que se aprobó un aumento del rendimiento de 1.500 kilos por hectárea, lo cual permitirá incrementar notablemente la producción.

En cuanto a las ayudas económicas para los bodegueros, forman parte del plan de apoyo a “autónomos, microempresas y pymes”, tratando de ayudarles a hacer frente a los efectos del COVID y buscando el modo de “garantizar el futuro del sector del vino de nuestra comunidad”.

La vendimia se extiende por O Salnés Manuel Méndez

Estos préstamos que, a la postre, sirven “para que todas las bodegas gallegas puedan comprar la totalidad de la uva de la cosecha de este año en condiciones normales de mercado”, se concretan en una línea de ayuda por valor de 30 millones de euros.

9

Las grandes bodegas tiran del carro en la vendimia Rías Baixas Faro de Vigo

4,5 millones para cubrir posible impagos

Lo que se hace, a instancias de la Consellería de Medio Rural, dirigida por José González, es avalar créditos estableciendo una garantía de 4,5 millones para cubrir posibles impagos, todo ello al amparo del Programa de Desarrollo Rural de Galicia 2014-2020, cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

14

Los estrictos protocolos anti-Covid de la vendimia Faro de Vigo

La Xunta determina, y así lo canalizó ayer mismo a través del Diario Oficial de Galicia, que pueden beneficiarse del “préstamo vendimia” las pequeñas y medianas empresas agroalimentarias que sean titulares de bodegas de elaboración de vino acogidas a las Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas existentes en la comunidad.

Para ello, deberán obtener un informe previo favorable de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca) y de la propia Consellería de Medio Rural.

Un importe máximo de 200.000 euros

Son préstamos para adquisición de uva en la campaña que está a punto de comenzar –en apenas un mes– para los que se establece un importe máximo de 200.000 euros.

Tales préstamos “deberán contar con una duración total de hasta cinco años y con un año de carencia”, estableciéndose como tipo de interés “el resultado de sumar al euríbor a un año, correspondiente al segundo mes anterior al de formalización del préstamo, un diferencial de dos puntos, redondeando el resultado a tres decimales”.

Compartir el artículo

stats