Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuenta atrás en la vendimia tras alcanzar los 30 millones de kilos de uva

El traslado de la uva desde el viñedo a las instalaciones de la cooperativa Martín Códax. Iñaki Abella

La vendimia en la Denominación de Origen Rías Baixas alcanzó ya los 30 millones de kilos de uva. Es decir, a las puertas de los 34,5 millones logrados en la cosecha de 2020 y muy cerca de llegar a la optimista previsión inicial, que situaba la campaña final de este ejercicio en torno a los 44 millones.

Según las cifras oficiales que se manejaban ayer a mediodía, el total de campaña estaba ya en 28.586.657 kilos, de los cuales algo más de 19 millones pertenecían a uva recogida en la subzona de O Salnés, por delante de los seis millones de Condado do Tea, casi tres millones de kilos en O Rosal, 245.000 kilogramos en Ribeira do Ulla y unos 55.000 en Soutomaior.

La vendimia para la DO Rías Baixas en la subzona productora de O Salnés. | // IÑAKI ABELLA Iñaki Abella

Balance provisional

Asimismo, es de destacar que de esos casi 29 millones de kilos provisionales, algo más de 28.000 toneladas corresponden a la variedad albariño, situándose a continuación especies como la treixadura (180 toneladas), loureira blanca (172), caíño blanco (83), godello (75), torrontés (10 toneladas) y caíño tinto (8 toneladas).

Cuando se habían alcanzado los 29 millones de kilos en toda la DO Rías Baixas, la comarca de O Salnés, donde se asientan la mayoría de las 4.187 hectáreas de superficie productiva amparadas, marcaba ya unos registros de 19 millones de kilos de uva albariña, a los que se sumaban 2,7 millones de esta misma especie en O Rosal y casi 6 millones de albariño en Condado do Tea.

Vendimia en Sisán (Ribadumia).

Vendimia en Sisán (Ribadumia). Iñaki Abella

Abundando en este positivo avance de vendimia, en el Consello Regulador sostienen que, “a la vista del óptimo estado de maduración de la uva y la estabilidad atmosférica existente, la vendimia se ha generalizado en las cinco subzonas”, haciendo que las 179 bodegas participantes en esta campaña estén inmersas de lleno en las labores de recogida de la uva.

Agustín Lago, el director técnico del Consello, apostilla que “se van cumpliendo las cifras recogidas en el Informe de Estimación de Cosecha 2021, presentado por el Órgano de Control y Certificación de la Denominación de Origen Rías Baixas, por lo que tendremos una muy buena cosecha que se situará en torno a los 43,7 millones de kilos de uva”.

Aprovecha para recordar que “las subzonas más madrugadoras fueron las de Condado do Tea y O Rosal.

Medidas para evitar contagios

El Consello Regulador Rías Baixas recordaba ayer, una vez superado el ecuador de la vendimia, que la misma “cuenta con un protocolo y unas normas de prevención específicas contra el COVID-19 para los 24 veedores/auditores y para el personal técnico” que se ocupan de la supervisión de esta campaña.

Las variedades blancas ejercen un dominio incontestable. Iñaki Abella

De este modo, se establecen “una serie de medidas para garantizar la seguridad de la labor de auditoría desarrollada durante el proceso de recogida de la uva con la intención de reducir el riesgo de contagio”.

Cabe tener presente, y en ello abunda el propio Consello, que “además de las inspecciones desarrolladas por la Xunta de Galicia y las normas generales en cuanto a uso obligatorio de mascarilla, higiene de manos y distancia mínima de seguridad interpersonal, se establecen una serie de especificidades relativas a las auditorías a realizar en las bodegas inscritas y en viñedo”.

Vendimia para la bodega Martín Códax. Iñaki Abella

Lo cual implica que “veedores y bodegas informan de sus respectivos protocolos de actuación con el fin de que ambas partes respeten las directrices que en ellos se reflejan, optimizando, de este modo, su labor”.

Promoción enoturística

Las “startups” (empresas emergentes o de reciente creación de base tecnológica) también apuestas por el enoturismo para disfrutar del vino y “experimentar la vivencia única de la vendimia”.

Es el caso de “Vinuba”, que entre las cinco “escapadas” que sugiere en el país a “los destinos turísticos más aconsejables para gozar de las mejores rutas y aprender sobre el vino” incluye a la Denominación de Origen Rías Baixas.

Esta firma, creada este mismo año y centrada en el apoyo a las pequeñas bodegas, sostiene que la visita a Rías Baixas resulta “imprescindible”. A lo que añade que “los caldos gallegos son una parte importante de la gastronomía de la región, destacando la zona de Cambados en la producción del afamado albariño”.

De este modo, propone disfrutar de “una experiencia bañada en aroma floral y sabor afrutado por los increíbles paisajes gallegos de esta zona, popularmente conocida como la capital europea del vino”.

Promociona así este destino junto a otros como Valencia, aprovechando que en la localidad de Cheste se celebran las fiestas en honor de San Lucas Evangelista, conocidas popularmente como Fiestas de la Vendimia, o Cádiz, donde se celebran las “Ferias de la Vendimia” de Jerez.

Compartir el artículo

stats