Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro del sector mar-industria vuelve a estar amenazado

Tito Fariña, Lina Solla y otros conocidos empresarios en la mesa presidencial el día de la presentación del Foro Empresarial Galicia, en Arousa. Iñaki Abella

El sector mar-industria se revuelve contra el Estado. Planta cara, otra vez, al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el cual “está haciendo todo lo posible para cargarse a las empresas asentadas en la costa gallega”.

Eso es lo que consideran empresarios de la comercialización y/o depuración, cocederos y conserveras. Y así lo exponen públicamente dirigentes del sector como Tito Fariña, el presidente de la Asociación Gallega de Depuradores de Moluscos (Agade), quien salta a la palestra para posicionarse rotundamente en contra de “un incremento del canon que nos cobra el Estado, el cual, en algunos casos, se multiplica por diez”.

No está solo, ni mucho menos, ya que además de tener el respaldo del tejido depurador y de la producción, también puede contar con el aval del Consello Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Mexillón de Galicia, el órgano presidido por Lina Solla Sanmartín que también rechaza de manera contundente este incremento impositivo. Un rechazo igual de evidente en el seno del recientemente creado Galicia Foro Empresarial.

Lo que está sucediendo es que “el Ministerio para la Transición Ecológica quiso acabar con nosotros inventándose una ley para expulsar de la costa a las depuradoras, cocederos y conserveras”, primero con un nuevo Reglamento General de Costas y, después, con la Ley de Cambio Climático. Y como no pudo, “ahora lo intenta de nuevo, sacándose de la manga un canon abusivo”, relata Tito Fariña.

Tito Fariña, presidente de Agade, ante las depuradoras de Tragove. FdV

Esto genera “una situación absolutamente insostenible que pone contra las cuerdas a empresas como las nuestras, ya que el hecho de multiplicar por diez el canon que nos cobran se suma al incremento de las tarifas energéticas, los combustibles y todo lo que tiene que ver con ese Ministerio para la Transición Ecológica”.

La descarga del mejillón Manuel Méndez

Lo que quiere decir el presidente de Agade es que el sector se está viendo “machacado” por el Estado, ya que “con está presión está frenando cualquier inversión en materia de modernización de las empresas existentes en la costa desde tiempos inmemoriales, al igual que impide cualquier ampliación o implantación”.

Pero es que, además, en el sector advierten de que hay un riesgo añadido, y es que “si las empresas gallegas se sienten acorraladas por esta presión, algunas pueden decidir dejar de invertir y de contratar personal, como también pueden optar por marcharse a otras regiones o a Portugal”.

Un cocedero en la costa de San Vicente de O Grove.

Menor competitividad

Cualquiera de esos escenarios, en buena lógica, tendría consecuencias negativas para Galicia, ya que, según enfatiza Tito Fariña, “la paralización de la inversión e innovación que ya se empieza a apreciar, puesto que con la soga que nos pone al cuello el Ministerio la gente no tiene claro su futuro, genera también un descenso de productividad y capacidad para competir”, con los efectos que eso puede tener en el conjunto de la económica gallega.

Abundando en ello, Tito Fariña asegura que “la gente no se atreve a invertir en modernización y ampliación de instalaciones porque teme que su futuro corra peligro, y esa parálisis hace que cada vez Galicia exporte menos”.

Pegados al mar

La culpa de todo esto, insiste el empresario arousano, es de un Ministerio para la Transición Ecológica que “sigue haciendo todo lo posible para desmotivarnos y que cerremos y nos marchemos a otros lugares, simplemente porque en Madrid no acaban de entender que la industria del mar tiene que estar justamente ahí, al lado del mar, y no en un polígono industrial tierra adentro”, asevera.

“La gente no se atreve a invertir en modernización y ampliación de instalaciones porque teme que su futuro corra peligro, y esa parálisis hace que cada vez Galicia exporte menos”

Tito Fariña - Presidente de Agade

decoration

El presidente de Agade termina resaltando que “tanto las cofradías como los mejilloneros ya dejaron constancia en repetidas ocasiones de que el de la depuración es un subsector estratégico en Galicia, donde llevamos décadas trabajando al lado de nuestras rías y donde queremos seguir, por mucho que el Estado se empeñe en acabar con nosotros”.

La presentación del Foro Empresarial Galicia. Iñaki Abella

Es, cabe insistir, lo mismo que plantea Mexillón de Galicia, donde apuntan que las cantidades que las empresas depuradoras, cocederos y conserveras deben abonar “por las tuberías encargadas de la captación de agua y otras instalaciones situadas en el dominio público, han llegado a multiplicarse por diez a instancias de Transición Ecológica, lo cual puede tener unas consecuencias negativas”.

Esto, advierten en el órgano regulador de la DOP, “ha sembrado la inquietud entre un sector básico en Galicia que es una potencia mundial en el sector del mar”.

La manipulación del molusco en una firma depuradora. FdV

De ahí que no se entienda “que en los últimos tiempos asistamos a episodios que no aportan las certezas y la seguridad que deben respaldar cualquier proyecto de futuro, más aún cuando es vertebrador de una actividad socioeconómica fuertemente arraigada en nuestro litoral”.

Encarecimiento del producto final

El sector mar-industria y Galicia Foro Económico de Arousa coinciden al señalar que, entre otros muchos perjuicios, multiplicar por diez el canon que se cobra a las empresas comercializadoras y depuradoras constituye “un incremento recaudatorio tan desproporcionadamente gravoso e injustificado” que puede encarecer el producto final.

Pronostican que “va a provocar una distorsión de costes y de los precios de venta en un momento que ya está siendo difícil para la economía en general y para los sectores dependientes del mar, en particular”.

De ahí que unos y otros reclamen del gobierno “la inmediata reconsideración de esta injustificable medida liquidando el canon de Costas con arreglo a los criterios seguidos hasta la fecha”.

Un "importante gasto" y una "medida unilateral"

La plataforma Galicia Foro Empresarial, Mexillón de Galicia, Agade, cofradías y demás representantes del sector mar-industria gallego critican que la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, del Ministerio para la Transición Ecológica, haya decidido “incrementar drásticamente el importe del canon que cobra a las empresas auxiliares de acuicultura por el ‘alquiler’ de los metros de zona marítimo terrestre que están obligadas a ocupar para poder realizar su actividad”.

Dirigentes de Galicia Foro Empresarial. Iñaki Abella

En el citado foro económico, recientemente constituido, abundan en ello para decir que las nuevas liquidaciones que están recibiendo las empresas “multiplican por diez el importe que los anteriores Gobiernos, de distinto signo, les venían facturando hasta ahora”.

Un "coste fijo de gran impacto"

Es por ello que el canon de Costas del Estado “se convierte en un coste fijo de gran impacto en el balance de gastos anuales de las empresas”, advierte la patronal.

Además, “es un incremento acordado de un día para otro, sin que haya mediado modificación de la normativa que lo establece ni de las circunstancias de las empresas contribuyentes, que siguen igual que en las décadas anteriores”, reflexionan en Galicia Foro Empresarial.

Para terminar advirtiendo de que “las empresas que conforman los establecimientos auxiliares de la acuicultura de moluscos bivalvos conforman un sector estratégico para la Galicia litoral que está siendo fuertemente castigado por numerosos problemas estructurales que les afectan gravemente, acrecentados, además, por la crisis COVID y los fortísimos aumentos de costes de producción provocados por la nueva tarificación de la energía eléctrica en España y de los combustibles”.

Compartir el artículo

stats