Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Te vas a perder los últimos centollos de una temporada fantástica que ya agoniza?

Subasta de centollo en la lonja grovense.

Subasta de centollo en la lonja grovense. Iñaki Abella

En apenas un mes el centollo entrará en veda. Completará así una campaña que puede tildarse de histórica, con resultados francamente positivos para la flota de enmalle que se dedica a su captura en Galicia.

Prueba de ello es que en esta campaña, la 2020-2021, se vendieron 620 toneladas, por valor de 5,5 millones de euros (desde el pasado mes de noviembre), frente a las 372 toneladas y 4,2 millones de euros correspondientes al mismo periodo de la temporada 2019-2020.

La campaña del centollo Manuel Méndez

La abundancia de producto y los buenos precios son más que evidentes. Incluso ahora, en temporada baja. Y lo mejor de todo para los “centoleiros” es que aún queda margen para saborear este manjar de las rías, tal y como se encargan de recordar no solo las cofradías, sino también en las plazas de abastos, pescaderías y restaurantes especializados en este preciado crustáceo.

73

Subasta en la lonja meca Manuel Méndez

Un mensaje que se lanza con especial insistencia desde O Grove, donde está considerado el “rey de los mariscos” y en cuya lonja marca año tras año las mejores cotizaciones.

De ahí que esta vez este puerto arousano ingresara más de un millón de euros después de la comercialización de 72 toneladas de este marisco.

Menos volumen, pero mayores ingresos

Se le acercan mucho lonjas como las de Ribeira (938.000 euros), Vigo (861.000) y A Coruña (846.000 euros), después de vender, respectivamente, 105, 97 y 143 toneladas de centollo.

Dicho de otro modo, que con menor cantidad subastadas, O Grove vuelve a conseguir los mejores resultados económicos, sin duda gracias a la fama que rodea a su producto y/o la selección del mismo que realizan los marineros antes de descargarlo.

Por eso la cofradía de pescadores San Martiño –con socios de la villa meca, Cambados, Meaño y Sanxenxo– insiste en decir que dispone de una marca propia de calidad y diferenciación, como es la de “Centollo de O Grove”.

Y de ahí, también, que restaurantes como los de Marisquerías Solaina lancen ahora campañas promocionales especialmente centradas en este recurso, dejando claro a sus clientes que “se agota la campaña” y que “cada vez queda menos tiempo para degustar el centollo de O Grove”.

El mejor postor puja 105 euros por un centollo en la lonja de O Grove MANUEL MÉNDEZ

Lo cierto es que cuando el mes que viene llegue el momento de la veda, este crustáceo desaparecerá de los mercados y restaurantes hasta mediados de noviembre, porque si no es así se tratará de producto ilegal, y, por tanto, habrá que rechazarlo y denunciarlo.

La nécora y el bogavante toman el relevo

El centollo y el buey de mar dejan los mercados el mes que viene. Pero los amantes del buen marisco no tendrán que esperar demasiado hasta la llegada a sus mesas de otra de las estrellas de las rías gallegas, la nécora.

Su campaña arranca el 1 de julio y ya no se detendrá hasta que finalice el año, al igual que sucederá con el bogavante.

Es importante que el consumidor tenga presentes estas fechas para evitar el consumo de producto en veda.

Hasta entonces, las buenas cifras de captura podrán seguir incrementándose, tanto en las lonjas antes aludidas como en las otras treinta que despachan este producto desde hace medio año.

Bueu, Cambados y Cangas

Entre ellas la de Bueu, que ronda los 133.000 euros (12 toneladas), Cambados, con 245.000 euros, después de vender 17 toneladas, y Cangas, que con un volumen similar se sitúa en 234.000 euros.

Otros puertos destacados para esta especie son Burela, con 274.000 euros ingresados (20 toneladas), Laxe, que supera los 130.000 euros (15 toneladas) y Portonovo, con 99.000 euros facturados tras vender nueve toneladas.

Subasta de buey de mar en lalonja de O Grove. Noé Parga

El buey también se va de veda tras un buen año

Junto al centollo, el buey de mar se dispone a entrar en veda. Y lo hace tras experimentar también un buen comportamiento, aunque, lógicamente, sin llegar a los niveles del “rey de los mariscos”.

Desde el pasado mes de noviembre las lonjas gallegas subastaron veinte toneladas de buey por importe de 175.000 euros, frente a las 16 toneladas y 152.000 euros de la campaña precedente.

Una subasta de buey de mar en la lonja. FdV

Los mejores resultados hay que buscarlos, igualmente, en la lonja de O Grove, donde alrededor de cuatro toneladas de buey de mar generaron 41.000 euros en la presente campaña.

Un volumen similar al manejado en la rula de Ribeira, en este caso con una facturación de 37.000 euros.

18

Subasta de pescados y mariscos en la lonja de O Grove Manuel Méndez

Los datos, aún provisionales, en poder de la plataforma Pesca de Galicia, también indican que A Coruña superó los 31.000 euros por otras cuatro toneladas de buey, mientras que Fisterra rondó los 11.000 euros.

Puede añadirse que en lonjas como la de O Grove, donde llegaron a venderse ejemplares de cinco kilos de peso, esta especie llegó a cotizar por encima de los 20 euros el kilogramo, superando los 25 en A Coruña y Vigo y los 26 euros, en el puerto de Burela.

Compartir el artículo

stats