Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los recolectores de algas en Galicia desafían la crisis y alcanzan unos resultados históricos

En el presente ejercicio se despacharon ya 432 toneladas que generaron 337.000 euros en puertos como A Illa, A Coruña, Cambados, O Grove, Ferrol y Vigo. El wakame y la lechuga de mar son las especies más abundantes

Un taller de cocina centrado en las algas. Iñaki Abella

Las algas no dejan de generar riqueza en Galicia. Cada año que pasa se afianza un poco más como uno de esos recursos específicos que, como el erizo o el carajo de mar, contribuyen a diversificar la actividad de los mariscadores.

Y lo mejor de todo es que esas plantas cada vez más valoradas en la cocina tienen una creciente demanda incluso en tiempos de pandemia, como lo demuestra el hecho de que este año se vendió más producto que nunca.

Recolección de algas.

La escalada de ingresos es constante en los últimos años hasta llegar a los 337.000 euros obtenidos hasta ahora por la comercialización de 432 toneladas de especies como lechuga de mar, kombu, musgo de Irlanda, wakame, fideo o correa, y eso que son resultados aún provisionales.

Sin que se cerrara oficialmente el ejercicio superan ya las cifras de 2019, con 336.204 euros y 404 toneladas de diferentes especies; al igual que los registros de 2018, con casi 333.000 euros; y los 243.000 euros facturados en 2017 y 2016.

Descarga de algas en el puerto. Noé Parga

Dicho de otro modo, que a pesar de la pandemia las algas dejan en Galicia sus mejores registros en uno de los años más complicados para su flota.

Wakame

La especie más abundante es la Undaria pinnatifida, conocida en gallego como “golfo”. Se trata del wakame, un alga parda de origen asiático que puede llegar a medir más de 1,5 metros de longitud y generó en lo que va de ejercicio más de 200.000 euros, tras la venta de 238 toneladas.

Los mayores beneficios se obtuvieron en A Illa, con 104.000 euros, tras la venta de 127 toneladas, por delante de Ferrol, con 52.000 euros, A Coruña, que logró más de 14.000 y O Grove, que se acercó a los 12.000 euros (trece toneladas).

Comercialización de algas desde el puerto de A Illa. Noé Parga

Lechuga de mar

Otra especie destacada son las algas verdes o lechuga de mar (Chlorophyceae); un alga de color verde oscuro y brillante, de consistencia firme y cartilaginosa.

Con alrededor de 104 toneladas, este año, fue posible ingresar unos 86.000 euros, correspondiendo casi 81 toneladas y 65.000 euros al puerto isleño.

A mayores, como con la especie anterior, O Grove facturó unos 12.000 euros por la venta de más de trece toneladas; mientras que Cambados superó las ocho toneladas y los 7.500 euros.

Algas destinadas a su comercialización. Noé Parga

Correa y fideo de mar

Respecto a las demás especies de algas, puede decirse que la correa (Himanthalia elongata), de color amarillo aceituna y que puede alcanzar los dos o tres metros de largo, ronda este año las 23 toneladas y los 13.000 euros; mientras que el fideo de mar (Codium tomentosum), de hasta 40 centímetros y color verde muy oscuro, está en torno a las nueve toneladas y los 9.000 euros.

Argazo y fucus

Hay otros tipos, como el kombu (Laminaria ochroleuca), conocida en Galicia como argazo y que vive en el infralitoral inferior formando extensos bosques submarinos sobre costas rocosas, limpias y batidas por las olas. Este año supera las 49 toneladas, vendidas por 26.000 euros.

También están el fucus, con seis toneladas y apenas 1.900 euros; y las algas rojas, con dos toneladas y menos de 3.000 euros.

Algunas de las especies de algas más interesantes para la cocina, cosméticos y otras aplicaciones.. M.M.

Los mariscadores ingresan hasta 400 euros diarios

El sector marisquero, que se ocupa de la extracción de recursos específicos como las algas, vuelve a ser noticia por los precios alcanzados con los bivalvos.

Ya se había explicado que en estas fiestas los mariscadores de a pie y a flote llegaron a percibir entre 200 y 300 euros diarios. Pues bien, ayer fueron muchos los que alcanzaron los 400.

Y todo después de que se marcaran en lonja cotizaciones espectaculares, algunas de tintes históricos, para los bivalvos. La llegada de Año Nuevo y el fuerte temporal, con riesgo de desabastecimiento en próximos días, parecen los causantes de la subida.

O Grove

“No se recuerdan precios así” o “el precio de la almeja ha sido una locura”. Así resumían en la cofradía lo sucedido en la subasta de ayer en la lonja grovense. Y parece una reacción lógica, teniendo en cuenta que la almeja babosa cotizó a un máximo de 41,30 euros, que la fina se acercó a los 87 euros y que la japónica superó los 32. Fue una jornada de precios altos, como se vió con el berberecho, a más de 9, el camarón, a 179, centollo, a casi 37, y nécora, a 60 euros.

Carril

En la lonja carrilexa destacó el tope de 26 euros por kilo marcado con el berberecho. Igual de llamativo fue el precio de la babosa, a casi 38, la almeja fina, a 65, y la japónica, a 33 euros.

A Illa

En la lonja isleña, donde el camarón cotizó ayer a 170 euros, el berberecho alcanzó unos sorprendentes 21 euros, mientras que la fina superó los 82. La babosa salió a más de 40, la bicuda superó los siete, la japónica cotizó a 25,55 y la rubia, a 20,25.

Cambados

En la rula cambadesa la fina se acercó ayer a 57 euros el kilo, la babosa llegó a 32 y tanto la rubia como la japónica cotizaron a máximos de 27.

Vilanova

En este puerto el berberecho rozó los 14 euros por kilo, mientras que la fina cotizó a 55. Asimismo, la babosa superó los 34 y la japónica, los 24.

Vilaxoán

En la lonja vilaxoanesa hay que destacar el precio de la almeja japónica, a más de 22 euros el kilo.

Compartir el artículo

stats