No te equivoques. No existen las "dietas milagro", generalmente adelgazar rápido o imponerse una fecha para adelgazar no solo no es lo más recomendable para la salud sino que puede originar importantes trastornos alimentarios que inciden física y psicológicamente en quien se pone en manos de este tipo de soluciones.

El proceso de adelgazamiento debe convertirse en un hábito, un cambio profundo en el estilo de vida que no suponga un esfuerzo. Está permitido comer todo: pizza, pasteles, croquetas, chocolate, patatas, salsas... pero su ingesta debe ser puntual, de permitirse un capricho de vez en cuando se corre el riesgo de caer en las redes de la ansiedad, y esta patología produce efectos mucho peores que los kilos de más.

El error más común

La comunidad científica se divide Pexels

Saltarse el desayuno. La necesidad de romper el ayuno para perder peso divide a la comunidad científica, son más los especialistas que recomiendan la ingesta de alimentos minutos después de despertarse. No hace falta que se trate de un menú copioso. Lo ideal es comer algo para activar el organismo y reponer fuerzas para comenzar el día.

No saltarse comidas

Comer varias veces al día es positivo

Comer varias veces al día es positivo Pexels

Realizar comidas comidas cada tres o cuatro horas. Si bien, sí es aconsejable que se realicen, pues favorece que el organismo queme calorías con la digestión. Además, también nos saciará y evitará que nos peguemos un atracón en alguna de las comidas del día fruto de la ansiedad. También es básico no saltarse comidas.

La regla del plato

No es tan difícil como parece

No es tan difícil como parece Pexels

La mitad de lo que vayamos a comer sean verduras y vegetales, un 25 por ciento del plato sean proteínas y el cuarto restante hidratos de carbono. Hay que huir de alimentos ultraprocesados. También de las grasas. Para ello, es muy útil organizar un menú semanal antes ir a la compra. Así también evitaremos la adquisición de productos de manera impulsiva. Es aconsejable rehuir de aquellos productos que viene empaquetados: por un lado son menos amigables con el medio ambiente y, por otro, suelen estar más procesados por fabricarse de manera industrial.

Beber agua

Beber agua, pero no en exceso

Beber agua, pero no en exceso Pexels

La hidratación no sólo es un factor clave para adelgazar sino también para limpiar el organismo y mejorar su rendimiento. Todo entraña riesgos, beber en exceso con el fin de adelgazar produce un trastorno alimentario llamado potomanía. Para saber cuánta agua debes beber exactamente al día para a adelgazar pincha en este enlace.

Descanso

Sin descanso el organismo no funciona en condiciones óptimas Pexels

El descanso es otra de las claves. Dormir bien, un mínimo de siete horas diarias ayuda a perder peso.

Ejercicio

Te puede interesar:

El ejercicio no implica adelgazamiento, pero mejora la salud y asegura un desnudo agradable Pexels

No es necesario someterse todos los días a una rutina de ejercicio físico intenso sino de hacer una mínima actividad durante, al menos, una hora al día. Adquirir una rutina de salir a pasear durante una hora por las mañanas o a última hora del día, tras el trabajo, es muy beneficiosa para el cuerpo, no solo para perder peso o conseguir un vientre plano.