España se encuentra inmersa en una nueva ola de calor. Este verano las altas temperaturas no han dejado de acompañarnos en lo que llevamos del verano y no solo durante el día. Conseguir dormir por las noches se ha convertido en toda una odisea.

Ante la desesperación de muchas personas porque no pueden conciliar el sueño, hay te traemos el truco definitivo que puede hacer algo más llevaderas estas noches asfixiantes. Un remedio casero que puede aliviarte, al menos durante un buen rato, del calor sofocante de una forma barata, sencilla y rápida.

Lo único que tendrás que hacer es coger un calcetín, rellenarlo de arroz, hacerle un nudo en la parte de arriba para que los granos no se salgan y meterlo al congelador. De esta manera, el calcetín se convertirá en un bloque frío helado que te ayudará a estar más fresco. El arroz conserva las temperaturas durante mucho más tiempo que cualquier otro alimento.

Además de este sencillo remedio, hay otras cuestiones que puedes poner en practica para soportar el calor nocturno.

Antes de acostarte, intenta mantener el dormitorio a una temperatura fresca activando el aire acondicionado. En caso de que no lo tengas, mantenlo cerrado con las persianas durante el día y ventila unos minutos antes de irte a la cama.

Te puede interesar:

Aunque haga mucho calor, no se recomienda dormir completamente desnudo. Si lo haces, el cuerpo cogerá todo el calor ambiental. Es mejor acostarse con una camiseta fresca para que sirva de regulador corporal. Si puedes baja el colchón al suelo porque cuánto más cerca estés del suelo, más fresca será tu sensación.

Si tienes la suerte de vivir en una casa con varias plantas, duerme lo más abajo posible durante el verano. La diferencia de temperatura es más que destacable.