Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los 1.300 sanitarios gallegos que rechazan la vacuna contra el COVID

Un sanitario vacuna a otro profesional contra el COVID E. P.

El Sergas organiza cribados voluntarios solo para ellos para anticipar contagios en los centros sanitarios

Más de 1.300 profesionales de la sanidad se resisten a vacunarse contra el coronavirus. Para ellos y para la seguridad de los pacientes que acuden a los centros de salud y los hospitales, la Consellería de Sanidad organiza cribados quincenales para detectar si están infectados de COVID, pero estos cribados, igual que la vacunación son voluntarios, y no todos acuden, según ha podido saber este diario en fuentes sanitarias.

Esos 1.300 trabajadores representan el 3% de la plantilla sanitaria, lo que supone que el porcentaje de los negacionistas de la vacuna en el sector es muy inferior al de la población general. Según datos del Ministerio de Sanidad, tienen la pauta completa en Galicia el 93,6% de la población diana de la comunidad. Serían 158.266 los gallegos sin inmunizar, y de ellos 20.798 tienen solo una dosis porque han demorado la decisión de recibir la inyección. Con la obligación del pase COVID para la hostelería, crecen los gallegos que se animan a vacunarse, a una media de doscientos al día.

Frente al 6% sin vacunar en Galicia, en la sanidad el porcentaje cae al 3% según fuentes sanitarias. Además no es lo mismo que el que no se ha vacunado trabaje en administración que en una uci o en urgencias, donde hay un contacto más estrecho con los enfermos.

En unas declaraciones recientes, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, prefería no dar cifras de los sanitarios sin vacunar contra el coronavirus. Se limitaba a declarar: “Tenemos más de los que nos gustaría... No hay nada que obligue a vacunarse a los trabajadores ni a los sanitarios en particular y por eso nos parece que una solución es hacer el cribado y que el vacunado no tenga que hacerlo”. Añadía: “La cifra de sanitarios sin vacunar es más baja que en la población general, pero más alta de lo que debería”.

"Los no vacunados generan un número importante de contagios y además tienen más probabilidad de entrar en la uci”

decoration

Ayer mismo, Comesaña volvía a hacer un llamamiento a la vacunación de los rezagados. Suponen el 6% de la población, pero provocan el 20% de los ingresos hospitalarios por COVID y representan el 40% de los que están en la uci. Son minoría, pero son los que ponen en riesgo la situación de los hospitales. El máximo responsable del Sergas apuntaba: “Un pequeño porcentaje de la población, los no vacunados, genera un número importante de contagios y además tienen más probabilidad de entrar en la uci”. Apuntó que solo el 3-4% de los contagiagos con vacuna necesita pasar la infección en el hospital.

Por el momento, la presión hospitalaria no es preocupante en la comunidad, explicó el conselleiro. Está bastante por debajo de la media estatal, con un 1,97% de camas COVID ocupadas y un 3,34% de Uci, frente al, 3,10 y el 7,76% de España. En cifras absolutas, son 139 personas, de las cuales 30 están en la uci.

Ante esta situación y de cara al puente de la Constitución, Sanidade no prevé nuevas restricciones. En todo, respalda limitar los eventos públicos en Navidad, tal como aconseja el Ministerio, y también sopesa ampliar la obligación del certificado COVID para acudir a actos culturales y deportivos, además de restauración, albergues y hospitales. De momento, la intención de la Xunta es no elevar las limitaciones en la hostelería, a no ser que se incremente la presión asistencial.

¿Y cuál es la situación epidemiológica a día de hoy en Galicia? Pues son 5.973 los infectados con COVID en la comunidad, tras dispararse los nuevos casos: 713 en un solo día, frente a los 494 de la jornada anterior. Es la cifra más alta desde agosto. La tasa de positividad es del 7,8% de las pruebas realizadas, casi tres puntos por encima del umbral recomendado por la OMS para considerar la pandemia controlado.

Más de la mitad de los infectados por coronavirus están en Vigo (1.652) y en Ourense, 1.572.

El balance de fallecidos asciende a 2.673 personas desde el inicio de la pandemia, tras notificar ayer la Consellería de Sanidade la muerte de dos mayores de 91 y 81 años. 

Un sanitario vacuna a otro profesional del Sergas contra el COVID. NOÉ PARGA

Temor a que los padres prefieran no inmunizar a los más pequeños

Las vacunas para los menores de doce años llegarán a España a partir del 15 de este mes y la intención de la Xunta es, si se puede, vacunarlos durante las vacaciones de Navidad. Hay comunidades, como Castilla-La Mancha, que estudian administrar los viales en los propios colegios a la vuelta de las vacaciones. 

En este momento, los más pequeños son el grupo de edad con más casos de coronavirus, con una incidencia de 418 casos por cada cien mil habitantes a catorce días, y los segundos son sus padres, el grupo de edad de 40 a 49 años con una tasa de 271,42 casos. Sin embargo, reina la preocupación en el ámbito sanitario porque el porcentaje de vacunación entre estos niños no sea tan alto como entre los menores de 12 a 19 años, donde sólo el 7% no ha recibido ninguna dosis.

Cala el mensaje entre algunos padres que como los niños pasan un COVID leve, no pasa nada si no se les vacuna. Incluso es mejor porque defienden que la inmunización es mayor, al ser natural, con el virus, que con la vacuna.

Los pediatras aconsejan la vacunación, defienden que es segura y fiable y que ayudará a frenar la cadena de contagios, porque si los niños no se infectan no podrán pasar la dolencia a sus hermanos, padres y abuelos. 

Compartir el artículo

stats