Sin mascarilla en exterior, terrazas al 100% y reapertura del ocio nocturno

Feijóo explica el protocolo de la Xunta

Cribado en un instituto de Poio afectado por un brote de COVID

Cribado en un instituto de Poio afectado por un brote de COVID / Gustavo Santos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado esta mañana los siguientes pasos que dará Galicia en su desescalada, con la revisión integral de los aforos en las distintas actividades y la propuesta para el nuevo uso de la mascarilla al aire libre. La idea general que presidirá la nueva normativa, que entrará en vigor el próximo sábado, es que se amplía al 75% la capacidad de las distintas actividades que estaban limitadas al 50%. Es el caso de las academias, los museos, los lugares culto, gimnasios, centros de formación, congresos, archivos, bibliotecas, acuarios y zoológicos.

También hay novedades en la hostelería, con la ampliación al 100% de la ocupación en terrazas, siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros entre mesas. En el interior, el máximo seguirá siendo del 50% y volverá la barra a medio gas: se podrá utilizar para pedir, pero no para consumir. Feijóo, además, ha confirmado que el 1 de julio volverá el ocio nocturno con esos mismos aforos (50 dentro y 100% fuera), aunque está por concretar la hora de cierre. Ha asegurado que antes del viernes se detallará este extremo.

Cambios en la desescalada

Cambios en la desescalada

Se permitirá también el contacto físico en las actividades deportivas y en las academia de danza y se reabrirán las zonas de descanso y recreativas de los centros comerciales.

Los entierros ampliarán su afluencia de 25 a 50 personas y en el transporte urbano incrementará sus plazas a pie hasta un tercio, cuando ahora solo se pueden ocupar un sexto; los asientos se podrán seguir ocupando al 100%. Además, el 5 de julio se acaba el teletrabajo para los funcionarios de la Xunta que mantenía esta modalidad a causa de la pandemia.

En cuanto al uso de la mascarilla en exteriores, Feijóo ha detallado la propuesta de la Xunta. Un protocolo que, en todo caso, queda a expensas de lo que decida mañana el Consejo de Ministros. El presidente gallego, entre críticas al Gobierno central por hacer un uso "político" del fin del protector, ha defendido la "solidez" de su plan, elaborado, ha insistido, con criterios científicos. Ha resumido la idea general de este modo: "En interior, mascarilla y distancia de seguridad; en exterior, mascarilla o distancia". Es decir, al aire libre el cubrebocas solo será obligatorio cuando no se pueda guardar el metro y medio y también habrá que usarlo en las terrazas, aunque se esté con convivientes. Habrá que llevarlo siempre encima.

En directo

Feijóo ha repasado la situación epidemiológica de Galicia, que permite estos avances en la desescalada. Eso sí, ha puesto el foco sobre la situación en el área sanitaria de A Coruña, con una incidencia acumulada de más de 70 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, mientras que en el conjunto de la comunidad ese dato se reduce a 40 casos. Allí y en Vigo se han detectado contagios de la variante Delta del coronavirus —la más preocupante en estos momentos por su mayor capacidad infecciosa—, aunque por el momento no está demostrada la trasmisión comunitaria. En todo caso, ha hecho un llamamiento a la prudencia ahora que se está viendo "la luz al final del túnel", y ha alertado de que se están observando brotes en fiestas de fin de curso, además de que se constata una caída progresiva de la gente que acude a los cribados.

El comité clínico que asesora al Gobierno en la gestión de la pandemia se reunió ayer y hoy Feijóo ha comunicado las medidas que su Ejecutivo pondrá en marcha. Tras la reunión la Consellería de Sanidade decidió subir, a partir del próximo sábado, el nivel de restricciones en tres concellos: Poio (Pontevedra), Castroverde (Lugo) y Cambre (A Coruña) asciendan al nivel medio de restricciones a partir del sábado. Por su parte, los concellos que a día de hoy se encuentran en nivel alto, Malpica de Bergantiños y Camariñas, han rebajado su incidencia y caen a nivel medio. Ningún ayuntamiento gallego se encuentra en los estadios máximo y alto, al descender estas localidades coruñesas su número de casos activos y contagios. La inmensa mayoría de Galicia se halla en el estadio más bajo de limitaciones. A este grupo se sumará - a partir del sábado- Soutomaior, que actualmente se encuentra en nivel medio.