Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gallegos en pleno tsunami de la pandemia

La falta de oxígeno y de camas en UCI son sus mayores preocupaciones en un país que bate récords diarios de contagios

Diego Alonso, junto a su mujer Noelia Dapena y su hijo Oliver. Cedidas

India sumó ayer un nuevo récord diario de casos activos que confirma una preocupante tendencia ascendente de su curva epidemiológica. Una situación que viven de cerca los gallegos residentes en Nueva Delhi, que apuntan a la falta de oxígeno y de camas en los hospitales como el mayor de sus temores en este tsumani de contagios. “Es desgarrador porque ves que las familias están muriendo en casa o no encuentran hospital”, se lamenta la ferrolana Amaia Foces, que pretendía regresar esta semana a Galicia y que ha visto cómo su vuelo, con escala en Fráncfort, ha sido cancelado.

“El panorama, ya desde mi punto de vista es desgarrador; no me quiero ni imaginar cómo estarán los médicos que trabajan en primera línea”

Amaia Foces - Médico de primaria

decoration

Amaia Foces - Médico de primaria Cedida

“El panorama, ya desde mi punto de vista es desgarrador; no me quiero ni imaginar cómo estarán los médicos que trabajan en primera línea”, dice desde Nueva Delhi la ferrolana Amaia Foces, médico de primaria que se encuentra en la capital de India trabajando en la Escuela Británica.

A punto de alcanzar los 17 millones de casos acumulados, India vive un momento crítico, con la sobrecarga de los centros de salud en las regiones más afectadas, y la escasez de insumos médicos para el tratamiento del virus. Con 346.786 nuevos casos confirmados en las últimas 24 horas por el Ministerio de Salud indio, ha registrado los peores datos de propagación del mundo, superando con creces a Estados Unidos, con 62.399 casos en la última jornada, y a Brasil con 69.105.

“Si son para UCI, no hay camas; y si son normales, tampoco”, se lamenta la ferrolana, que llegó a Dehli en febrero del año pasado. “Han anunciado que van a abrir un hospital, pero yo me pregunto: ¿ con qué oxígeno y con qué personal?”, añade, al tiempo que constata el colapso también en los laboratorios para hacerse las PCR. “Si tienen fiebre y tos ya los considero positivos porque tenemos un 38 por ciento de positividad en los test”.

“Es desgarrador porque ves que las familias están muriendo en casa o no encuentran hospital”, dice Foces, que califica esta ola en India como un auténtico “tsunami”. Ella pretendía regresar con su hija a Galicia esta misma semana, pero ha visto cómo su vuelo, con escala en Fráncfort, se ha cancelado.

India registra el récord mundial de contagios en un sólo día con más de 346.786 nuevos casos

India registra el récord mundial de contagios en un sólo día con más de 346.786 nuevos casos Agencia ATLAS | Foto: EFE

Para ella, que ya ha recibido la primera dosis de la vacuna, hay una “combinación de factores” que explicarían esta explosión de casos. “Aquí, en Delhi, estábamos fenomenal, es un paraíso para vivir, pero se ha ido perdiendo el miedo”. En ese sentido subraya que, pese al aumento de casos, no se suspendió la celebración del festival Kumbh Mela, en la ciudad de Haridwar, una masiva reunión de peregrinos hindúes en las orillas del sagrado río Ganges; ni las elecciones que se celebraron en varios estados.

La aparición de una nueva variante, calificada por ahora como “cepa en investigación”, ha levantando las alarmas y podría ser otra de las causas de virulencia de esta nueva ola en India.

“Es desesperante la situación. Ya era algo esperado en la primera ola, pero no llegó a suceder, pero en las últimas dos semanas esto se ha desbordado y ya se registran más de 300.000 casos diarios”

Diego Alonso - Desde septiembre de 2017 en Delhi con su mujer y su hijo

decoration

Diego Alonso con su mujer y su hijo en la India Cedida

El ourensano Diego Alonso, que reside desde septiembre de 2017 en Delhi con su mujer y su hijo, empezó a tener fiebre el viernes y ayer seguía pendiente del resultado de la PCR. “Es desesperante la situación. Ya era algo esperado en la primera ola, pero no llegó a suceder, pero en las últimas dos semanas esto se ha desbordado y ya se registran más de 300.000 casos diarios”, subraya.

Confiesa sentirse “un poco más preocupado ahora” porque su mujer (Noelia Dapena) está embarazada de siete meses. “Nos preocupa que ella se acabe contagiando porque nunca se sabe qué puede pasar en el caso de que se complique la situación y que no encuentre una cama con oxígeno si fuera necesario; aunque sea una posibilidad remota, siempre estás preocupado”, admite.

El ourensano cree que “seguramente hay muchos más casos de los que reflejan los datos oficiales porque hay mucha gente que no puede gastarse las 800 rupias (equivalente a los 9 euros) en un test (aunque el gobierno también ha habilitado puntos donde se pueden hacer de forma gratuita), por lo que muchas familias no se hacen la prueba, con lo que seguramente hay muchos más positivos que los que se registran”.

“Aquí es muy dura la situación y si no cierran puede ser horrible "

Sonia Pico

decoration

Sonia Pico Cedida

La ferrolana Sonia Pico llegó a Nueva Delhi hace más de dos años. También ha recibido ya la primera dosis de la vacuna y no tiene pensado, por ahora, salir de India. “Aquí hemos estado muy bien; era como si tuvieran la sensación de que algo les protegía. Hubo mucho miedo desde abril del año pasado, pero después, poco a poco, la gente fue perdiendo ese miedo, como todo el mundo”, afirma. Pero han tenido que volver al confinamiento. “Empezamos con un lockdown nocturno para evitar las fiestas, luego uno de fin de semana, para ver cómo evolucionaba la situación; y después, este encierro de una semana (que se acaba de prorrogar). “Aquí es muy dura la situación y si no cierran puede ser horrible porque son muchos millones de población y donde hay muchos millones todo pasa a lo grande. A fecha de hoy si necesitas que te ingresen en una UCI con oxígeno no hay, porque la infraestructura no está pensada para que se enferme tanta gente al mismo tiempo”, se lamenta. 

La UE se moviliza para enviar ayuda

La Unión Europea está coordinando a los estados miembros que estén dispuestos a enviar de forma urgente medicamentos y oxígeno a la India, que ayer sumaba cuatro días consecutivos rompiendo sus propios récord de muertes y contagios en medio de una agresiva ola de la pandemia. “Alarmada por la situación epidemiológica en la India. Estamos listos para prestar ayuda. La Unión Europea está uniendo recursos para responder rápidamente a la petición de asistencia a través del Mecanismo Europeo de Protección Civil”, escribió en Twitter la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, señaló que el Centro Europeo de Coordinación de la Respuesta a Emergencias ya está coordinando a los países comunitarios que están dispuestos para enviar rápidamente medicamentos y oxígeno que se necesitan con urgencia en el país.

“La Unión Europea hará todo lo posible para movilizar la asistencia que apoye al pueblo de la India”, añadió el comisario, quien señaló además que el país asiático había solicitado esta ayuda al bloque comunitario. Con 346.786 nuevos casos confirmados en las útimas 24 horas por su Ministerio de Salud, la India tiene los peores datos de propagación del mundo, superando con creces a Estados Unidos, con 62.399 casos en la última jornada, y a Brasil, con 69.105. Tras varias semanas de profundo deterioro, el gran país asiático pasó de un promedio de 300 muertes diarias a las 2.767 reportadas ayer en solo cuatro semanas, el peor número hasta ahora, lo que empuja el total a 192.311 fallecidos.

Compartir el artículo

stats