Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una terapia con cuatro patas contra el confinamiento

En estos tiempos de cuarentena, nuestras mascotas pueden prestarnos una gran ayuda para combatir el estrés añadido a la pandemia del Covid-19

Un gato en el alféizar de una ventana en el confinamiento

Un gato en el alféizar de una ventana en el confinamiento MARTA G. BREA

Es evidente que llevan una vida mucho menos estresante que sus homólogos humanos, pero eso no nos impide alabar su capacidad innata para mantener perfectamente la calma, a veces durante horas, e incluso en épocas de pandemias como la que vivimos. Tener una mascota en casa supone un gran apoyo para todos los integrantes de la familia, pero además puede proporcionar múltiples ventajas para nuestra salud, como se ha demostrado científicamente. La ciencia ha podido demostrar los enormes beneficios que los perros y gatos (los más estudiados), así como otros animales domésticos proporcionan grandes beneficios al ser humano.

1.- Te ayuda a realizar un poco de ejercicio

Otros animales de compañía aportan muchos beneficios, pero no es muy común sacar a pasear a un gato (que suelen disfrutar de mayor libertad) o a un conejo. Los perros necesitan salir de casa varias veces al día, y necesitan paseos para poder disfrutar de una vida saludable. Acompañarlos en estas caminatas también te beneficia a ti, pues caminar es un excelente ejercicio aeróbico. Naturalmente en el estado de alarma que vivimos actualmente, nos permite dar paseos breves pero suficientes para podernos oxigenar y poder ver el sol. Caminar te ayuda a dormir mejor, aumenta la esperanza de vida o reduce el riesgo de sufrir Alzheimer.

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

2.- Reduce el nivel de estrés negativo (distrés)

Ha habido una gran cantidad de estudios a lo largo de los años que han demostrado que los perros disminuyen los niveles de estrés. Acariciar a tu perro, jugar con él o el simple hecho de notar su cariño, puede reducir tu nivel de estrés diariamente. La ciencia muestra que tener un perro reduce las hormona relacionada con el del estrés: el cortisol y aumenta la hormona oxitocina (hormona de la felicidad) responsable de contrarrestar los efectos negativos del cortisol. Acariciar gatos y perros reduce los niveles de cortisol (hormona relacionada con el estrés).

Se cree, también, que el contacto físico con gatos incrementa en humanos la producción de ondas Tetha cerebrales, que se generan tras la interacción entre los lóbulos temporal y frontal. Los sonidos binaurales basados en ondas Theta están recomendados para asimilar nueva información, sobretodo en estudiantes de edad avanzada, aunque también en adolescentes es posible su empleo. Las ondas Theta, al contrario que las Beta, promueven la relajación y el sueño, tanto despierto como dormido. La sincronización o la propia emisión Theta (endógena) hace que nuestro cuerpo adquiera una mayor receptividad, lo que condiciona la velocidad en la que podemos concentrarnos. Los dueños de perros son menos propensos a sufrir de depresión que los no propietarios de mascotas. Incluso para aquellas personas que desarrollan una depresión clínica, tener una mascota puede ayudarles a salir de un episodio depresivo mayor de manera más eficaz, incluso que la medicación.

La interacción y el amor recibido de un perro también puede ayudar a las personas a mantenerse positivas. Incluso el simple acto de mirar a su mascota aumenta la cantidad de oxitocina, la sustancia química que hace que tu cerebro se sienta bien. Los beneficios de llevar un perro al trabajo son cada vez más evidentes y ya hay empresas en Suecia que están permitiendo tener perros en el trabajo (teleoperadoras, etc?). Los estudios demuestran que las personas que interactúan con una mascota mientras trabajan tienen menores niveles de estrés durante el día, aumentan su productividad y mejora el nivel de absentismo.

3.- Excelente herramienta terapéutica

Dentro de las Terapias Asistidas con Animales (TAA), el animal que más se utiliza es el perro, pues es una mascota agradable que aporta muchos beneficios tanto psicológicos, como sociales y físicos. De la compañía con perros se benefician los niños, adolescentes, personas mayores, enfermos mentales, entre otros colectivos, pues son un recurso terapéutico que ayuda a conseguir beneficios y mejoras en las personas. Más aún al estar confinadas en casa: pueden desarrollar más rápido estos beneficios.

4.- Una mejor salud cardiovascular

Tener un perro mejora la salud de nuestro corazón y vasos sanguíneos. No solo porque te permite hacer ejercicio, sino porque el simple hecho de acariciar a un perro reduce la frecuencia cardiaca y la presión arterial. Una investigación llevada a cabo en China encontró que los dueños de los perros tienen los niveles de colesterol más bajos y tienen más probabilidades de sobrevivir a un ataque al corazón.

5.- Aporta mayor seguridad al ser humano

Los perros pueden ser un sistema de seguridad efectivo, porque además de alertarte de la presencia de extraños con sus ladridos, los perros también son protectores con sus dueños. Sin duda, los canes aumentan tu sensación de seguridad.

6.- Te hacen más feliz

Nuestras mascotas son una compañía perfecta porque están ahí para nosotros en los buenos y en los malos momentos. De hecho, la soledad puede incrementar el riesgo de muerte y los animales no te van a dejar solo. Los investigadores han demostrado que los cuidadores de perros suelen sufrir menos depresión, pues estar al cuidado de estos animales proporciona una valiosa compañía y ayuda a las personas a ser más positivas. Recientes estudios revelan que el 74% de la población española asegura que vivir con un can les hace más felices.

7.- Te hace resistente a las alergias

A pesar de que los perros pueden ser la peor pesadilla para aquellos que son alérgicos a estas mascotas, crecer en una casa con canes ayuda a los niños a desarrollar menos alergias a lo largo de su vida. Esto es lo que afirma un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universidad de Cincinnati. Curiosamente, los gatos tienen un efecto contrario: aumentan la probabilidad de desarrollar alergias.

8.- Nos aportan compañía

Los perros pueden ser muy divertidos y pueden hacerte pasar grandes momentos. De hecho, ya en edades tempranas los niños disfrutan de la compañía de estas mascotas. A medida que nos hacemos mayores tener un animal con el que salir a pasear o simplemente a jugar un poco con la pelota, nos entretiene y nos permite pasar grandes momentos junto a él.

9.- Te hace responsable

Tener un perro es una gran responsabilidad. Por eso, tener un can como animal de compañía puede hacerte aprender grandes lecciones de la vida. Hay que alimentarlos, sacarlos a hacer sus necesidades... etc. Tener un perro requiere disciplina, motivación y además requiere una correcta gestión económica.

10.- Ayudan a reducir la ansiedad

Al convivir con un perro se reducen los niveles de ansiedad debido al aumento de empatía que te provoca hacia los demás y tu entorno.

11.- Efecto terapéutico en personas con autismo

El contacto físico con las mascotas incrementa los niveles de oxitocina, una hormona vinculada con el establecimiento de relaciones sociales. Un estudio encontró niveles menores de oxitocina en sangre en niños autistas. Se ha comprobado que el incremento de niveles de oxitocina en autistas disminuye las conductas repetitivas y mejora la habilidad de evaluar el significado emotivo de la entonación al hablar. Otro estudio reveló que los niños con autismo que tenían mascota se sentían más tranquilos y se relacionaban con mayor facilidad.

12.- Cambia la vida de todos

La presencia de un perro en casa cambia la vida de un niño que sufre alguna condición física o motriz. Cuando reciben entrenamiento especial logran convertirse en una "guía" de asistencia para estos pequeños. En cuanto a la vinculación de los hermanos, un perro puede ser especialmente positivo para lograr la cercanía a través de sentimientos y objetivos mutuos. Convivir con un can cambia la vida de una familia entera. Por estos y más beneficios, los perros son considerados "el mejor amigo del hombre". Ellos son leales, cariñosos, te escuchan y son una agradable compañía. Es por todo ello que mas que nunca nuestros animales domésticos son nuestra mejor terapia para vencer el estrés y obtener un gran apoyo en el aislamiento en casa. Ahora más que nunca son parte esencial de nuestra supervivencia del encierro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats