09 de enero de 2019
09.01.2019

Las mejores recetas gallegas contra el frío

Además de abrigarse bien, algunos platos típicos pueden ser grandes aliados para afrontar las bajas temperaturas

09.01.2019 | 12:54
Cocido gallego. // Bernabé / Ana Agra

Galicia lleva varias jornadas amaneciendo con temperaturas bajo cero, y parece que todavía quedan unos días por delante en los que el frío será el protagonista con la llegada de una masa de frío polar que atravesará la península. Es importante tener en cuenta varios consejos para afrontar el frío: abrigarse correctamente, evitar perdidas de calor en los hogares, aprovechar fuentes de calor alternativas... Además, también es fundamental mantener ciertas precauciones durante estas jornadas para evitar sustos con las placas de hielo, tanto caminando como, especialmente al volante. Junto a todos estos aspectos, la cocina puede ser otra aliada contra las bajas temperaturas. Estos son siete platos gallegos ideales para combatir el frío,  aunque quizá no sean los mejore para recuperar la línea tras los excesos navideños.

Caldo gallego

Tan tradicional como efectivo en los días de frío. El caldo gallego elabora con verduras como grelos, nabizas, berzas o repollo y cachelos. Para dar contundencia y sabor se añade unto y huesos, además de algo de cerdo, que bien puede ser chorizo, lacón o panceta.

Además de activar el cuerpo con su buena temperatura, es un plato que se puede preparar para varios días, es más, su sabor incluso mejora tras el reposo.

Sopas de burro cansado

Sopas de burro cansado. // I. Osorio

La merienda -o el desayuno- preferida por muchos abuelos antes de afrontar las duras y heladas jornadas de trabajo en el campo. Las sopas de burro cansado más tradicionales se preparan con vino tinto, azúcar y pan duro. Se pone el vino a calentar con azúcar al gusto, dependiendo de lo goloso que sea en comensal, hasta crear una especie de almíbar. Luego se trocea el pan y se sumerge en la mezcla del vino. Otras versiones sustituyen el vino por leche o incluso reinventan la receta haciendo sopas de eses mismo pan duro en caldo gallego.

Cocido gallego

Aunque se trata de una elaboración similar a la del caldo gallego, el cocido añade más ingredientes de origen porcino, como chorizo de cebolla, oreja, rabo, morro, costilla...

Se trata de una receta típica gallega que admite interpretaciones y a la que pueden añadírsele garbanzos o alubias según el gusto.

Carne ó caldeiro

Fácil, deliciosa y una gran opción para los días de frío. En un plato como la carne ó caldeiro lo más importante es la materia prima. Se elabora con carne de falta de ternera de buena calidad acompañada con patatas cocidas también de primera. El toque redondo lo pone cocer la carne a fuego lento y salsearla con un refrito a base de buen aceite de oliva y pimentón.


Caldeirada de merluza

Los productos del mar son también una buena opción incluso cuando bajan los termómetros. Una buena merluza de pincho, patatas gallegas y pimentón son los ingredientes necesarios para un guiso tan tradicional como la caldeirada de merluza

Callos

Callos.

Los platos de cuchara son sin duda los reyes de los días fríos como los que están congelando Galicia en las últimas desde que arrancó 2019. Y si se piensa en comida de plato hondo, junto a las lentejas, los callos aparecen en los primeros puestos. Galicia es una experta en su preparación. Los garbanzos, la tripa y la pata de cerdo crean una combinación perfecta.

Queimada

Queimada. Miguel Muñiz.

Solo apta en pequeñas dosis y en ocasiones excepcionales, pero si de entrar en calor se trata no podíamos olvidarnos de la queimada. Se mezcla orujo blanco, azúcar, granos de café, manzana y cascara de limón y naranja en un recipiente de barro. Se prende fuego al aguardiente, como si de una especie de flambeado se tratase, para consumir parte del alcohol de la bebida mientras se recita el conxuro, et voilà!

Y a ti ¿qué es lo que más te apetece tomar cuando el frío aprieta?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook