Cáritas atiende cada año a más de 3.000 personas en riesgo de exclusión social

El servicio de atención primaria dio salida a 2.741 peticiones / El albergue de la organización benéfica celebra hoy su jornada de puertas abiertas para visibilizar su trabajo e instalaciones

Una voluntaria en el albergue de Cáritas, que hoy celebra una jornada de puertas abiertas para dar a conocer sus instalaciones y el trabajo que desarrolla la organización.

Una voluntaria en el albergue de Cáritas, que hoy celebra una jornada de puertas abiertas para dar a conocer sus instalaciones y el trabajo que desarrolla la organización. / Gustavo Santos

Más de 3.000 personas de la comarca de Pontevedra reciben asistencia en los diversos programas de atención primaria, ropero, vivienda transitoria etc que desarrolla Cáritas. La organización benéfica celebra hoy una jornada de puertas abiertas en su nuevo albergue San Javier, con la que busca dar a conocer su labor y también generar redes de atención a las personas con menos recursos.

Durante el pasado 2022, el último balance disponible, los voluntarios de Cáritas dieron salida a 2.741 peticiones para el servicio de atención primaria. Por su parte, el ropero para personas sin hogar cedió enseres a 247 personas y familias.

Éstas son unas de las principales destinatarias de servicios de la que es la confederación oficial de entidades de acción caritativa y social de la Iglesia católica. Así, durante el pasado año donó pañales a 25 familias y cedió enseres de bebé a otras 11.

Ocho familias, con un total de 18 integrantes, se beneficiaron del servicio de vivienda transitoria, que proporciona un espacio de acogida a esas unidades con escasos recursos y/o en riesgo de exclusión social.

Especialmente, a la organización benéfica le preocupa el escenario de numerosas familias monoparentales con hijos menores, que figuran entre los principales demandantes de ayuda social.

Por su parte, las microhuertas que gestiona Cáritas buscan también que las familias puedan autoabastecerse de productos naturales que ellas mismas cosechan. En este caso, son 10 las que han accedido a este servicio durante el pasado año.

Una voluntaria prepara un café en la cocina del albergue

Una voluntaria prepara un café en la cocina del albergue / Gustavo Santos

La relación de servicios continúa con Arroupa, una empresa de reinserción laboral centrada en la reutilización textil y que facilitó vales a 76 personas.

Las nuevas instalaciones en la calle Joaquín Costa abrirán hoy sus puertas de 11 a 13 y de 16.30 a 18.30 horas para que la población pueda conocer los servicios de Cáritas y la atención que presta desde este equipamiento inaugurado este mismo año

La organización benéfica cuenta, asimismo, con programas pensados específicamente para la inserción laboral. Treinta personas participaron en los cursos de formación y la bolsa de empleo consiguió trabajo para un total de 5.

A mayores, 12 personas demandaron orientación de los servicios jurídicos de Cáritas. La organización explica que el asesoramiento se dirige a todas aquellas personas en riesgo de exclusión “que así lo soliciten y lo necesiten. Principalmente se trata con inmigrantes por problemas relacionados con su documentación; también personas con problemas en materia de vivienda, familia, hipotecarios, etc”.

Finalmente, 196 personas se beneficiaron de estancias en el albergue. Las nuevas instalaciones en la calle Joaquín Costa abrirán hoy sus puertas de 11 a 13 y de 16.30 a 18.30 horas para que la población pueda conocer los servicios de Cáritas y la atención que presta desde este equipamiento inaugurado este mismo año.

Lavandería del albergue.

Lavandería del albergue. / Gustavo Santos

Concha Vázquez, que desde julio de 2019 ha dirigido Cáritas Pontevedra y que ahora cede el puesto a la nueva junta directiva, hace un balance “positivo” de la actividad de los últimos años. “El trabajo en Cáritas es difícil”, reconoce, “pero también hay gratificaciones por el resultado conseguido. Nos tocó un tiempo difícil, a los pocos meses de empezar vino la pandemia y eso trajo complicaciones en la atención, como sabemos”. Siguió “el inicio de las obras en el albergue”, que supuso un nuevo reto, pero en general, reitera, “el balance es positivo”.

Se busca también visibilizar la campaña ligada al Día de las Personas sin Hogar, que este año lleva por lema "Comparte a túa rede"

El albergue fue inaugurado finalmente el pasado 10 de junio, y con esta jornada de puertas abiertas Cáritas se propone “abrirlo un poco a la ciudadanía, que la gente pudiese conocer las nuevas instalaciones, y lo hacemos ahora porque el domingo es el Día de las Personas sin hogar, una jornada anual en la que está implicada Cáritas con otras entidades”, indica la directora saliente.

Se busca también visibilizar el trabajo de la organización y la campaña ligada al Día de las Personas sin Hogar “que este año además tiene un lema que es continuación del del pasado año. En 2022 era Fóra de cobertura, que buscaba hacer ver que estas personas muchas veces ni sabemos de su existencia y si la sabemos están como ignoradas; y en este 2023 es Comparte a túa rede, un lema para mi muy bonito, muy importante, que nos llama a cuestionarnos sobre la importancia de crear redes entre las personas, porque ya no solo es una cuestión de atender sus necesidades básicas, sino mucho más: hacer que la persona sienta que poco a poco puede establecer unos vínculos, tener una red de otras personas a las que poder recurrir y también a las que poder aportar y con las que participar”.