Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cáritas concluye la primera fase de su nuevo albergue, que abrirá en el plazo de un mes

Dispondrá de 27 plazas, entre ellas habitaciones para mujeres, un servicio “novedoso en Pontevedra”, destaca la organización | También finalizaron las obras del espacio exterior

Voluntarios de Cáritas en el arranque de la obra del albergue, que ha completado ya su primera fase. | // GUSTAVO SANTOS

El Novo Albergue San Javier de Cáritas abrirá sus puertas “a final de enero o principios de febrero”, según las previsiones de la organización benéfica, que centralizará en estas instalaciones de la calle Joaquín Costa (el antiguo edificio del ropero) sus servicios de atención a personas sin hogar.

Las obras de la primera fase, que incluyen la planta de servicios y el albergue, ya han finalizado. Otro tanto sucede con espacios como el patio y la zona ajardinada, donde también han concluido los trabajos de mejora.

El albergue dispondrá de 20 plazas para varones y 7 para mujeres, habitaciones para ellas que serán, recuerda Cáritas, “un servicio novedoso que no presta actualmente ninguna entidad de la comarca de Pontevedra e incluso de la zona norte de la provincia”.

A mayores, el Novo San Javier contará con una recepción, corredor de espera y acceso cubierto, almacenes, dos despachos, talleres de formación, baños accesibles y áreas de ducha y lavado de ropa para las personas que no deseen pernoctar, así como un ropero, según el proyecto que elaboró el arquitecto Mauro Lomba. El programa de equipamientos contempla también un salón social y una sala para los voluntarios.

Las obras han sido proyectadas por fases. La primera fue presupuestada más de medio millón de euros, que cubrió Cáritas con fondos propios y la aportación de 300.000 euros de la Xunta

decoration

En estos momentos los trabajos se centran en la dotación de electrodomésticos y mobiliario, con la previsión de abrir en solo unas semanas.

Las obras han sido proyectadas por fases. La primera fue presupuestada más de medio millón de euros, que cubrió Cáritas con fondos propios y la aportación de 300.000 euros de la Xunta de Galicia. Asimismo, la organización benéfica puso en marcha una campaña de micromecenazgo que ha conseguido reunir hasta el momento 25.000 euros.

Esta campaña de pequeñas aportaciones continúa abierta, ya que resta por concluir la siguiente fase del albergue con el centro de atención continuada, una obra que no se acomete por el momento “por falta de recursos”, lamentan los integrantes de la organización. Ésta prevé que esa futura área funcione como el albergue Calor y Café para transeúntes, recibiendo a “personas que están en la calle por las tardes, a las que se les da una bebida caliente y se les proporciona un espacio de calor”.

Centro de atención continuada

Cáritas proyecta concentrar en el futuro en Joaquín Costa toda esta atención a personas vulnerables, de modo que en el momento en que abra el centro de atención continuada cerrará el albergue que funciona actualmente en Monte Porreiro.

Cáritas proyecta concentrar en el futuro en Joaquín Costa toda esta atención a personas vulnerables, de modo que en el momento en que abra el centro de atención continuada cerrará el albergue que funciona actualmente en Monte Porreiro

decoration

También queda para esa segunda fase de las obras el módulo con 9 habituaciones individuales y dobles que alojará a 13 personas en fase de reintegración. Especialmente, está pensado “para la acogida preferente de mujeres”, indica la organización, constituyéndose como un espacio de transición en la reincorporación a la vida social y laboral; y para estancias más prolongadas que en el albergue, que limitará el tiempo máximo de residencia a 20 días.

Los servicios que aglutinará el Novo San Javier se completarán con la nueva sede de Proyecto Hombre. Ésta también se realizará en la nueva fase de obras, al igual que la grada exterior, en la que Cáritas planea poner en marcha cursos y actividades al aire libre, aprovechando que el nuevo albergue cuenta con un espacio exterior de 500 metros cuadrados. En total, la organización benéfica ha presupuestado su nuevo equipamiento en la Boa Vila en aproximadamente un millón de euros.

Compartir el artículo

stats