Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ence cumple dos meses parada y sin fecha a la vista para que se pueda reactivar la producción

Tras las lluvias de la semana pasada, el caudal del Lérez vuelve a bajar rápidamente -Ahora hay unos 60 trabajadores en ERTE

Imagen del Lérez a su paso porMonte Porreiro. | // PABLO HERNÁNDEZ

Ence cumple hoy dos meses sin actividad productiva desde que el 20 de julio pasado Augas de Galicia le informase de que el Lérez se encontraba por debajo de su caudal ecológico, por lo que era necesario cesar la captación de suministro que tiene concedida la empresa para este uso industrial.

A la espera de lo que puedan decidir en los próximos días y semanas las autoridades autonómicas, por el momento, la plantilla desconoce cuando se podrá retomar la producción de pasta de papel. Al menos, la empresa tampoco les ha trasladado previsión alguna, algo que, por otra parte, desde el comité de empresa ven “lógico”, pues “todo depende de las condiciones climatológicas”.

Tras las fuertes lluvias de la semana pasada, los trabajadores se mostraban optimistas acerca de que el caudal del río pudiera estabilizarse en niveles que permitiesen retomar la producción. De momento siguen esperando, y confían en que pronto aparezcan lluvias que contribuyan a mantener el cauce por encima de los parámetros que establece la Xunta. Desde el comité de empresa de fábrica aclaran que actualmente hay un total de 60 trabajadores en ERTE, personal que se va rotando para repartir los efectos del expediente temporal de regulación de empleo por igual entre toda la plantilla y que no se vean más afectados unos trabajadores que otros.

El resto sigue trabajando en labores de mantenimiento en el complejo industrial. La plantilla espera que pronto se pueda retomar la actividad (vuelven a ese plazo de 7 o 10 si se estabiliza el caudal del río) y explican además que la reactivación de la fábrica implicaría la vuelta a la actividad de todos los operarios con bastante antelación (al menos una semana) antes de que la empresa pudiera volver a captar agua del río y a producir pasta de papel.

En el momento de comunicar el cese temporal de su actividad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la CNMV, Ence indicó que el paro podría no tener influencia sobre sus cuentas anuales finales si duraba menos de un mes, pero que a partir de ahí se podría ya comenzar a hablar de impactos de entre 10 y 12 millones de euros en los siguientes meses. Ence había pactado con los trabajadores un ERTE de 4 meses que ya está en su ecuador.

El río presentaba el domingo con un caudal medio de 2,3 metros cúbicos por segundo, pero lleva bajando desde que el viernes dejó de llover cuando alcanzó una cota de 7,1; el nivel de prealerta para el abastecimiento, que sigue vigente, se sitúa en el 1,8

decoration

Las noticias que llegan desde el Lérez tampoco son muy alentadoras. Los pronósticos del Concello se cumplieron y el río, tras un “subidón” del caudal momentáneo por las fuertes lluvias, comienza a estabilizarse en niveles que aún estarían por encima de la prealerta pero muy cerca de estos límites.

Después de alcanzar los 7,1 metros cúbicos por segundo el pasado día 14, tras el paso de la borrasca, sin nuevas lluvias el caudal fue bajando de forma importante cada día hasta los 4,5; los 3; los 2,6 y finalmente los 2,3 del pasado domingo.

El río, por ahora, sigue en situación de prealerta para el abastecimiento, un umbral que se decreta por debajo de los 1,8 metros cúbicos por segundo. Habrá que esperar a ver si el cauce se mantiene en los próximos días de forma estable por encima de este nivel de 2 metros cúbicos por segundo, conocer las previsiones a medio plazo en cuanto lluvia, para debatir si se levanta esta situación de prealerta para el abastecimiento urbano o no.

Este sería el primer paso. Una vez normalizado el abastecimiento a la población, habría que calcular si también es posible retirar del Lérez esos 0,6 metros cúbicos de agua que tiene autorizados Ence sin poner en riesgo el caudal ecológico del Lérez que está fijado en 1,6 metros cúbicos/segundo y sin que ello suponga que de nuevo el cauce pudiera volver a caer a niveles que compliquen el abastecimiento a la población o su salud ambiental.

El Supremo aplaza la deliberación sobre la concesión

La incertidumbre sobre el futuro de la fábrica de Ence en la ría de Pontevedra no se ciñe tan solo al tiempo climatológico. Tambien desaparece del calendario una fecha que estaba marcada en rojo, el 4 de octubre, dado que ese día estaba previsto que se reunieran a deliberar los magistrados del Tribunal Supremo sobre los recursos interpuestos por la pastera, los trabajadores, el Puerto y varias empresas auxiliares contra la anulación de la prórroga de la concesión por parte de la Audiencia Nacional.

El Supremo ha decidido aplazar sine die dicha deliberación dado que solo afectaba a uno de los recursos admitidos a trámite, el de la asociación Greenpeace. Teniendo en cuenta que el que impulsó el Concello, según el Supremo, aborda una cuestión similar, han decidido aplazar la fecha de deliberación hasta que se tramite este segundo recurso y abordar ambos de manera conjunta. Quedaría pendiente un tercer expediente de casación, el que aglutina los recursos interpuestos por estas mismas entidades contra la sentencia que anulaba la prórroga de la concesión de Ence a instancias de la APDR. En este caso, el Supremo decidió esperar a que se resolviesen los dos primeros recursos admitidos a trámite al entender también que el contenido es muy similar.

Compartir el artículo

stats