Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontevedra cuenta con 16.876 perros censados, tras sumar más de un millar en el último año

Las clínicas veterinarias constatan el aumento de pacientes | Se consolida la adopción como opción preferente | De registrar oficialmente a 60 de cada 100 cachorros se ha pasado a 80

La veterinaria Bárbara Gutiérrez, de la clínica Ícaro, atiende a un paciente. RAFA VAZQUEZ

“Es una locura el número de perros que hay en Pontevedra, vas por la calle y ves que hay muchas más mascotas que niños”, constatan desde la clínica Ícaro, que en sus 8 años de actividad ha visto como el número de pacientes no ha dejado de crecer. “Se ha ido ampliando, cada año ha ido aumentando y hoy atendemos a muchos perros”, explican desde este centro ubicado en la avenida de Uruguay.

“Tenemos mucha clientela”, señalan sus profesionales, a pesar de que se trata de la segunda clínica más joven de Pontevedra, pero aún así corroboran el efecto que también documenta la administración. La Consellería de Medio Ambiente, encargada del censo de estas mascotas, cuenta en estos momentos con 16.876 perros registrados en Pontevedra, aproximadamente mil más que el pasado año por estas fechas, según los datos que trasladó ayer la administración gallega a FARO.

Con todo, el presidente del Colegio de Veterinarios de Pontevedra, Luis Núñez, advierte de que en el censo oficial “influye que en 2018 de aprobó una ley que recalcaba la obligatoriedad de identificar a las mascotas y a raíz de ello los propietarios se concienciaron más”. Así, si hace solo cuatro años se registraban en Medio Ambiente 60 cachorros de cada 100, en estos momentos “estamos en 80 de cada cien”, aclara.

Si alguna tendencia se ha consolidado desde la prepandemia es la adopción. El Centro de Acollida e Protección de Animais (Caan), dependiente de la Diputación y al que están adscritos 51 concellos, batió el pasado año su récord de adopciones

decoration

Dependiendo del momento histórico, la tendencia en los perros de raza cambia. Los Dóberman o Pastores Alemanes reinaron en los años ochenta, mientras que en la actualidad los propietarios que acuden a criadores suelen buscar ejemplares de menor tamaño, y en la Boa Vila es frecuente ver pequeños Pomerania, Yorkshire Terrier, Bulldog francés, Chihuahua o Bichón maltés.

Con ellos, continúan desde hace años a la cabeza en las preferencias de los propietarios los Golden y Labrador Retriever, Pastores Alemanes o Cocker Spaniel.

Pero si alguna tendencia se ha consolidado desde la prepandemia es la adopción. El Centro de Acollida e Protección de Animais (Caan), dependiente de la Diputación y al que están adscritos 51 concellos, batió el pasado año su récord de adopciones: ya en 2020 había superado todas sus cifras con 583 perros que encontraron un nuevo hogar, y en 2021 la cifra subió a 660.

Ya en 2020 el Caan había superado todas sus cifras de resultados con 583 perros que encontraron un nuevo hogar, y en 2021 el número subió a 660

decoration

Varios concellos de la comarca, caso de Pontevedra, Poio y Sanxenxo, destacan dentro del cómputo del Caan por su generosidad con las mascotas abandonadas y su percepción de la tenencia responsable, de modo que solo estos tres municipios sumaron el pasado año un total de 102 adopciones.

Un profesional de salón de Peluquería Canina Pontevedra durante un servicio. RAFA VAZQUEZ

La tendencia se mantiene más o menos en los mismos niveles en este 2022. Así, desde el pasado 1 de enero se registraron 274 adopciones en el Caan.

La gran mayoría de los perros adoptados son mestizos, de modo que en servicios especializados como los que ofrece el salón de Peluquería Canina Pontevedra entre la clientela “hay de todo, perros de raza y que no”, señala Elia Fernández, una veterana de la peluquería de mascotas que si bien no nota un especial incremento de la demanda, sí que constata que “ahora se cuida mucho más a los perros”.

Elia Fernández, del salón de Peluquería Canina Pontevedra, explica que "se cuida mucho más a los perros". Así, explica que si hace escasos años se los levaba a la peluquería "una o dos veces al año, ahora vienen una vez al mes o cada dos meses”

decoration

Hace escasos años “se traía al perro a la peluquería una o dos veces al año, y ahora vienen una vez al mes o cada dos meses”, aclara la profesional.

En las peluquerías caninas los clientes piden ahora “cortes de pelo bonitos”, indica esta especialista de la peluquería ubicada en la calle San Mauro. “Antes se rapaba todo cortito para que durase más, pero ahora se piden cortes más largos que también resultan más vistosos, se cuida más esa parte estética”.

Otros servicios especializados ligados al sector de las mascotas, como tiendas de piensos y complementos, perciben igualmente el auge de la demanda. No obstante, las protectoras y centros de acogida insisten a los adoptantes de mascotas en que “más que un collar o un abrigo bonitos, un perro necesita buena alimentación, ejercicio físico, juego, cuidados veterinarios y mucho cariño”. Por su parte, los propietarios veteranos sugieren que en la vida hay que plantearse ser tan buena persona como nuestro perro ya cree que somos.

Compartir el artículo

stats