Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Feira Franca recupera el pulso

La fiesta retomará la presencialidad el próximo septiembre tras dos años de parón

Participantes en un almuerzo de la Feira Franca 2019. | // GUSTAVO SANTOS

La Feira Franca recupera el pulso tras dos años de interrupción ligada a la crisis sanitaria. La portavoz del Gobierno local, Anabel Gulías, confirmó ayer que el Concello intentará “si la situación mejora y todo parece indicar que sí, celebrar las fiestas de verano con total normalidad”.

Supone que la gran fiesta medieval con la que cada año Pontevedra despide el verano recuperará el próximo mes de septiembre la presencialidad y aforos, con cientos de comidas y cenas repartidas en distintos espacios de la ciudad, encuentros familiares y de amigos que se sumarán a las ambientaciones y espectáculos.

La Junta de Gobierno aprobó ayer el inicio del expediente de contratación del montaje de líneas y cuadros para el suministro de energía eléctrica para las fiestas, “una buena noticia”, en palabras de la edil, en referencia a la progresiva normalización de la actividad en la ciudad en el periodo de postpandemia.

El presupuesto de licitación de este contrato para garantizar el abastecimiento eléctrico de las fiestas asciende a 156.146 euros, repartidos en tres lotes: el primero para las fiestas de Santiaguiño, por un valor estimado de 32.200 euros; un segundo para las fiestas de A Peregrina por 85.282 euros; y el tercero para la Feira Franca por 8.500 euros.

La Junta de Gobierno aprobó el inicio del expediente de contratación del montaje de líneas y cuadros para el suministro de energía eléctrica para las fiestas, “una buena noticia”, destacó Anabel Gulías, para los miles de participantes en la feria medieval

decoration

Estas partidas suponen “un ligero incremento”, confirmó la concejala, con respecto a los costes de anteriores ediciones. La portavoz del Gobierno local añadió de hecho que “tal u como estan las cosas no descartamos que tengamos que modificar el importe”.

La vuelta de la Feira Franca a la ciudad es, recordó Anabel Gulías, un anuncio esperado por los miles de participantes en la Feira Franca. También por la hostelería de la ciudad, que vive en ese arranque de septiembre uno de los mejores fines de semana del año.

Los participantes en los mercadillos de artesanía o productos de alimentación, asi como las tiendas de trajes medievales, son otros de los que iniciarán en breve los preparativos para disfrutar en este 2022 otra vez a lo grande de la Feira Franca.

Compartir el artículo

stats