Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Funcionarios, bomberos y vecinos de Monte Porreiro reclaman diálogo al gobierno local

Se concentraron a las puertas del Teatro Principal antes del pleno de la corporación bajo el lema “Máis negociación, menos imposición” reclamando al alcalde que se reúna con ellos

Protesta a las puertas del Teatro Principal antes del Pleno de ayer. | // GUSTAVO SANTOS

Bajo el lema común “Máis negociación, menos imposición”, vecinos de Monte Porreiro, funcionarios municipales y bomberos se concentraron ayer a las puertas del Teatro Principal, antes del inicio del Pleno de la Corporación, para denunciar la falta de diálogo del gobierno local en ciertas decisiones que ha tomado últimamente y para solicitar al alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, que acceda a reunirse con estos colectivos. “Queremos poner de manifiesto esta conducta que mantiene de forma reiterada y contumaz de tomar las decisiones de forma unilateral y sin tener en cuenta los intereses de las agrupaciones sociales, a las que tienen que servir y representar”, apuntó el portavoz sindical de la Xunta de Personal, Héctor Santaló, que añadió que “por primera vez tenemos aquí con nosotros el logo de la CIG, lo cual es representativo de que la conducta que está manteniendo este grupo de gobierno no es aceptable ni siquiera para su círculo de confianza. Pensamos que esto puede ser un punto de inflexión de cara a reconducir la actitud que está manteniendo”.

Los sindicatos hablan de “una enmienda a casi la totalidad de la gestión municipal”, al tiempo que denuncian “la negativa de negociar un nuevo convenio regulador” y la “vulneración sistemática” del actual. También señalan que “se dejó en el cajón un acuerdo que incluía mejoras salariales y la revisión de las funciones de los trabajadores”.

“No nos dan categoría a los agentes sociales, con los que están obligados a negociar, para dialogar, para hacer propuestas y para tomarlas en consideración”, apuntó Santaló, antes de anunciar que “las movilizaciones acaban de comenzar”.

En cuanto a los bomberos, representados por los delegados de CC OO, CIG y UGT, reivindican la falta de personal que hay en el parque “desde hace muchos años tiempo y ahora nos quieren implantar cinco guardias a mayores al año y nos obligan a realizar horas extra de manera forzosa cuando tenemos un estudio psicosocial que dice que la plantilla ya está con sobrecarga de trabajo”.

Así, piden que haya dos retenes mínimos de guardia por servicio. “Pueden reorganizar lo que quieran, pero somos 38 bomberos y sigue siendo insuficiente”, señaló Miguel Ángel Rivas, que añadió que “si hay algún problema, nos dicen que llamemos a los bomberos comarcales”.

Por su parte, los vecinos de Monte Porreiro acudieron al Teatro Principal con numerosas pancartas, la principal de ellas incluía el lema “Peonalización non, melloras si”, que resume perfectamente sus reivindicaciones, ya que tal y como expresó el presidente de la asociación O Mirador, Carlos Diéguez, “había prevista una inversión de un millón de euros y como no se les dejó hacer lo que pretendían –en referencia a la peatonalización de la calle Alemania–, lo pararon. Exigimos que esa inversión siga hacia adelante para las mejoras que hacen falta en el barrio”.

En este sentido, señaló que “hace falta asfaltar las calles, no el parcheado que hicieron. Ahora descubrimos que hay gran parte de Monte Porreiro sin alcantarillado. Una vergüenza” y confirmó la convocatoria de una manifestación para el sábado. “Tú tienes un proyecto, lo presentas, los vecinos no están de acuerdo, pues negócialo, lo que no puedes hacer es imponerlo”, continuó Diéguez, que explicó junto a otro de los vecinos del barrio que “la reordenación del tráfico consiste en que hay que quitar un montón de coches que pasan por Monte Porreiro y que no van allí. Le hemos pedido que se desdoble la calle Francia y que esos coches pasen por allí directamente sin entrar en el centro del barrio”.

Fotografía de Faro. | // FDV

El Pleno comenzó con algo de retraso debido a la identificación del público, algo que hasta ahora no había sucedido y que motivó las protestas del portavoz del Partido Popular, Rafael Domínguez. Una vez accedieron los manifestantes al patio de butacas, dio inicio la sesión con la lectura de una declaración institucional por el 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, a cargo de Andrea Campos y que estuvo centrada en la violencia vicaria. Durante el Pleno hubo pequeñas interrupciones de los manifestantes, que increparon las intervenciones de los concejales del BNG y aplaudieron las de los populares, que los habían saludado antes de entrar en el Teatro Principal y que en sus primeras intervenciones les mostraron su apoyo y solicitaron al alcalde que se reuniera con ellos. “Solo piden que se les escuche”, señaló Domínguez.

Enésimo rechazo a la adscripción de los terrenos de Ence al puerto de Marín

El Partido Popular presentó ayer una nueva moción relacionada con Ence, en este caso relativa a la adscripción de los terrenos que ocupa actualmente en Lourizán al puerto de Marín, y que provocó un debate con argumentos repetidos en numerosas ocasiones.

Mientras que el portavoz del PP reclamaba buscar una solución “para 500 familias que se pueden quedar en el paro”, insistiendo en que Pontevedra es la ciudad con más desempleo de las siete grandes de Galicia, Tino Fernández respondió que el Partido Popular “solo respeta las decisiones judiciales si le son favorables” y que debería “estar presionando a la Xunta para que busque una solución, pues es la que tiene las competencias para ello”.

César Mosquera fue contundente al afirmar que “el PP quiere que los trabajadores se vayan a la calle, porque no está buscando alternativas”, solo centrándose en la adscripción al puerto, “una vía que ya estaba cerrada en 2004”.

El cartel del Entroido vuelve a ser uno de los puntos más polémicos

Otra de las mociones que generaron más debate en la sesión de ayer fue la propuesta del Partido Popular de escoger el cartel del Entroido de la ciudad mediante concurso público, algo que según Domínguez “mejorará la transparencia del Concello”. La concejala de Fiestas, Carme da Silva, le recriminó que no les preocupa la promoción de diferentes artistas locales, sino que su intención es únicamente que Kiko Dasilva deje de hacer esta ilustración: “Hay muchos carteles en la ciudad y a usted solo le importa este”, afirmó.

Domínguez le respondería después que él respeta a todos los artistas, “lo que no respeto es su forma de contratar a dedo. No ataco a las personas, ataco su procedimiento”.

También fue rechazada la tercera moción del PP relativa a la dinamización del Gastroespazo del mercado de abastos, mientras que se aprobó por unanimidad la propuesta del edil no adscrito, Goyo Revenga, para adaptar la red semafórica a las necesidades de las personas con discapacidad sensorial.

Compartir el artículo

stats