Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manuel Cruces Prado nnficha personal | Doctor especialista en Dermatovenereología

“La resistencia al sol está determinada genéticamente”

“Los rayos solares ayudan a producir Vitamina D y mejoran la calcificación”

El dermatólogo Manuel Cruces en su clínica de la Avenida Placeres.   | // GUSTAVO SANTOS

El dermatólogo Manuel Cruces en su clínica de la Avenida Placeres. | // GUSTAVO SANTOS

“Con la Peregrina el invierno encima”. Anunciar el invierno en pleno agosto puede parecer estrambótico, pero este es el refrán que ya comienza a rondar las mentes de muchos pontevedreses. Lo cierto es que julio no ha regalado a los bañistas casi ningún día auténtico de sol y playa, pero aún queda margen para la esperanza. Los tiempos están cambiando y quien sabe si este agosto toca reinventar el viejo refranero popular y decir “después de la Peregrina, el verano encima”. El dermatólogo Manuel Cruces ofrece unos consejos para cuidar la piel.

–Siempre se habla de la necesidad de protegerse contra el sol, pero ¿también existen efectos beneficiosos del sol para la piel.

Lo mejor del sol es la sombra. El sol produce radiaciones que impactan en nuestro organismo Y usando el sentido común pueden producir algunas ventajas. Ayudan a fabricar Vitamina D, mejoran la calcificación de los huesos, actúan sobre la melatonina que controla nuestros ciclos del sueño, favorecen la producción de serotonina.

–Uno de los consejos fundamentales a la hora de ir a la playa es echarse crema protectora, ¿pero de qué manera debemos hacerlo para conseguir la máxima protección?

–Aplicar más cantidad en la cara, extendiendo una cantidad que ocupe un dedo longitudinalmente, aplicar dos “dedos” en la cara. Un envase de 200 cc bien aplicado para cara y cuerpo debería durar aproximadamente 10 días. En relación de cómo aplicarse los fotoprotectores, hay que decir que depende de qué tipo de fotoprotector. Hay fotoprotectores químicos y fotoprotectores físicos (que son como pantallas que no filtran, sino que “repelen” la luz). Es decir, mejor usar protectores físicos. Un buen fotoprotector debería tener un amplio espectro de protección; remanencia (resistencia al agua (natación, ducha) y resistencia al sudor); buena actividad y buen tiempo de acción, que dependerá de su substantividad (capacidad de penetración y fijación en la piel); foto estabilidad (resistencia a la degradación por la luz, eficacia duradera durante toda la exposición solar pocos fabricantes dan datos de esto-). Además, debe ser agradable cosméticamente y tener una buena tolerancia de la piel. Teniendo este fotoprotector ideal, conviene aplicárselo antes de salir de casa, y luego cada 2 o tres horas.

El sol produce radiaciones que impactan en nuestro organismo. Y usando el sentido común pueden producir algunas ventajas. Ayudan a fabricar Vitamina D, mejoran la calcificación de los huesos, actúan sobre la melatonina...

decoration

–¿También nos quemamos en días nublados?

En los días nublados, al no sentir tanto calor, se aumenta la exposición solar y digamos que nos irradiamos más, lo mismo ocurre cuando usamos sombrillas y creemos que estamos protegidos.

Cada persona tiene un “capital solar” genéticamente determinado, que, si se gasta con sobrexposiciones, no se vuelve a recuperar

decoration

–¿Es cierto que una vez bronceados ya no necesitamos protección?

–No es cierto. Cuando estamos más bronceados, necesitamos más horas para “sentir” el sol, pero hay que protegerse igual: el fotoenvejecimiento no descansa, sigue actuando.

–¿Son los niños el grupo más vulnerable?

–El sol produce inmunosupresión, por eso los niños no deberían exponerse al sol hasta que su sistema inmune esté suficientemente desarrollado. Los niños no deberían tomar el sol directamente hasta los 18 meses por lo menos. Deberían de ir bien fotoprotegidos y lo mejor es la ropa, las gafas y el sombrero amplio. Los filtros solares no impiden la inmunosupresión.

Los niños no deberían exponerse al sol hasta que su sistema inmune esté suficientemente desarrollado. No deberían tomar el sol directamente hasta los 18 meses por lo menos

decoration

–¿Existe el bronceado saludable o el mero hecho de estar morenos y segregar melanina ya es una respuesta de nuestra piel que busca protegerse?

–Un aspecto bronceado en la sociedad actual produce una sensación de salud, de belleza, que no es más que un bien entre otros y con ella coexisten otros valores como el encanto, y la seducción, que son mucho más duraderos. He de decir que la aplicación de cremas, fotoprotectores y demás productos cosméticos de belleza, deberían ser recomendados por dermatólogos, con lo que posiblemente las personas interesadas verían mejorar su cuenta corriente en el gasto de “milagros de belleza”. Ya que cada persona, como dije, tiene un “capital solar” genéticamente determinado, que, si se gasta con sobrexposiciones, no se vuelve a recuperar. Hay que recordar que la piel es un órgano, no una monda, y que para dermatología lo “imposible” se puede hacer de inmediato, para los “milagros” tardamos algo más.

Compartir el artículo

stats