Una vecina del lugar de Castrolandín, perteneciente a la parroquia de Santa María de Cuntis, vio anoche cómo un gran canino se refugiaba en una casa abandonada de este pueblo cuando se cruzaba en su camino. El vecino sopesó en un principio que se trataba de un perro y denunció el incidente a los familiares que se acercaron al lugar donde encontraron, para su sorpresa e incredulidad, que no se trataba de un perro, sino de un lobo que yacía tendido dentro del inmueble en ruinas en aparente mal estado de salud.

Eran aproximadamente las 20.00 horas cuando los vecinos dieron aviso al Servicio de Emerxencias y Protección Civil de Cuntis informando de la aparición del lobo. Una vez en el lugar, los integrantes del operativo comprobaron que, efectivamente, se trataba de un ejemplar de lobo ibérico (Canis lupus ignatus).

El animal seguía acostado y apenas reaccionaba a la presencia de personas. Ante la incertidumbre de cómo actuar, realizaron una primera llamada al 112 solicitando contactar con el Centro de Recuperación da Fauna Salvaxe de Carballedo, en Cerdedo-Cotobade y poder trasladar al animal al refugio.

Exterior del inmueble donde se refugió el lobo FdV

Sin embargo, esto no fue posible y desde el 112 no se supo dar una respuesta clara sobre qué hacer ante la situación, según el Concello de Cuntis. Fue entonces cuando se alertó al alcalde, Manuel Campos, quien también se acercó al lugar e hizo gestiones para que la Consellería de Medio Ambiente enviase un equipo especializado para tratar al animal.

Así, un grupo integrado por un veterinario y un agente ambiental se trasladó a Cuntis, quien llegó acompañado del jefe de servicio de la consellería. El animal fue dormido con la inyección de un dardo sedante y después de ser colocado en un transportador, fue trasladado por el Servicio Municipal de Emerxencias al Centro de Recuperación de Carballedo, donde se está recuperando.

  • Un hospital para la fauna

    El Centro de Recuperación de Carballedo salva cada año a cientos de animales salvajes | Son salamandras, zorros, rapaces, erizos...

Manuel Campos explica que el lobo presentaba síntomas evidentes de desnutrición y debilidad provocados previsiblemente por alguna enfermedad, pero sin descartar la posibilidad de intoxicación por veneno.

En el operativo intervinieron el Servicio Municipal de Emerxencias, un agente medioambiental, un veterinario, el jefe de servicio de la Consellería de Medio Ambiente y también acudieron al lugar el alcalde y una patrulla de la Guardia Civil de Cuntis.