Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El viejo templo de Marín afronta seis meses de obras para su restauración exterior

Templo viejo de Marín FdV

La Consellería de Cultura ha seleccionado una oferta de 132.000 euros para acometer la restauración exterior de la Iglesia Vieja de Marín, una actuación que además de reparar las humedades y limpiar las fachadas del templo, incluye medidas para aplicarla Ley de Memoria Histórica, en concreto en el muro Sur, donde existe una inscripción que podría considerarse contraria a esa norma.

Tras excluir inicialmente dos de las cuatro ofertas presentadas, la mesa de contratación ha optado por la empresa Construcciones Abal para acometer estos trabajos, con un plazo de ejecución de seis meses.

Entre las actuaciones previstas, se encuentran las siguientes: “restauración de la portada de la fachada principal; limpieza y conservación de las fachadas exteriores; limpieza y restauración de escalinatas y solados en los accesos Norte y Oeste; consolidación de muros, contrafuertes y campanario; sustitución y reparación de puertas; obras varias en las fachadas; canalización de nueva bajante a red saneamiento fuente en fachada Sur; sustitución de ventanas laterales del altar, fachadas Este y Oeste; formación canal de evacuación de agua en pavimento solado Oeste; y reparación de barandillas y formación de nueva en fachada Oeste.

En cuanto a la fachada principal, el estudio detalla que “toda la superficie de piedra se encuentra sucia y ennegrecida, sobre todo en las zonas más afectadas por el agua de lluvia. También se puede comprobar la presencia de líquenes y de vegetación. Se observa en ciertas zonas, degradación de la propia piedra”, una situación que se repite en el resto de muros y en el campanario.

El reloj de sol

Además de la limpieza y consolidación de zonas deterioradas, se restaurará el reloj de sol, con la colocación de una nueva aguja metálica, y el escudo existente en la fachada Sur de esta antigua iglesia, “que se erige sobre un promontorio denominado Granxa de Marín, aunque conocida en un tiempo como Nuestra Señora de Oseira, debido al establecimiento del monasterio de Oseira en esta villa en el año 1151. El maestro García de Arce comienza en el año 1603 la construcción que vemos en la actualidad. Inicialmente constaba de una sola nave orientada de Este a Oeste, lado donde se abría la puerta principal que fue posteriormente tapiada en el año 1730”.

Junto a la limpieza y mejora exterior, la actuación de la consellería detalla que “se realizará en primer término el informe correspondiente a la Ley de Memoria Histórica, por un historiador. Dependiendo de las conclusiones obtenidas en ese Informe, se acometerán los trabajos necesarios, según criterio de los técnicos responsables de Patrimonio. Se procederá a eliminar aquellos elementos que supongan un ensalzamiento del franquismo y del enfrentamiento y división, y se remodelará la fachada con la incorporación de un elemento que incluya un mensaje evangélico”.

Compartir el artículo

stats