El conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, visitó ayer la iglesia de Santa María do Porto, en Marín, donde, tal y como anunció, la Xunta de Galicia iniciará los trabajos de restauración con el objetivo de poner en valor este inmueble de alto valor patrimonial que cuenta con más de cuatro siglos de historia.

Durante su visita, en la que estuvo acompañado por la alcaldesa, María Ramallo, y por el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, el titular de Cultura explicó que este proyecto cuenta con un presupuesto de 150.000 euros que permitirá resolver los problemas de humedad actuando sobre el exterior de la basílica. “Se trata de una intervención que refleja el compromiso de la administración autonómica con el patrimonio de la provincia de Pontevedra sobre el que tenemos en marcha una docena de intervenciones para darle el mejor futuro a nuestro pasado más singular”, explicó Román Rodríguez.

Estas obras son la primera parte de esta segunda intervención de restauración de la iglesia de Santa María do Porto y se suman a la primera intervención realizada en el año 2017 por el Gobierno gallego en este templo, con un presupuesto superior a los 60.000 euros, con el objetivo de eliminar las filtraciones de agua y mejorar la ventilación de la iglesia y, por tanto, las condiciones ambientales de su interior.

El plazo de ejecución de las obras es de seis meses

Concretamente, en el caso concreto de la provincia de Pontevedra, la Xunta está destinando más de 3 millones a una docena de bienes, como la iglesia del Mosteiro de Santa María de Oia, que se licitó esta misma semana por cerca de 830.00O euros. Asimismo, están en marcha obras en la iglesia de Santo Estevo de Negros, en Redondela, en la basílica de Santa María la Mayor, en Pontevedra, y se finalizó la restauración de Santa María de Baiona, entre otras.

En cuanto a las obras en la iglesia de Santa María do Porto, los trabajos previstos cuentan con un plazo de ejecución de seis meses en los que los técnicos se centrarán en el exterior del imafronte para resolver los problemas de humedad que afectan a la buena conservación del inmueble. Concretamente, se eliminarán las filtraciones de agua a través de los imafrontes para, a continuación, restaurar aquellos elementos de cantería afectados por el deterioro de la piedra. También se actuará sobre la carpintería y los elementos del imafronte (fachada principal).

Campanas

Para conseguir estos objetivos, las actuaciones previstas en la licitación son la limpieza de los imafrontes, la restauración de la fachada principal y de las puertas exteriores, la redefinición de los elementos del imafronte sur y la mejora del rejuntado con mortero y sal. Por último, también se restaurarán las campanas.

Para poder desarrollar estos trabajos la Consellería de Cultura, Educación e Universidade firmó un convenio de colaboración con la Diócesis de Santiago de Compostela para la disposición de los terrenos e inmuebles necesarios para la ejecución de las actuaciones de conservación.

A iglesia de Santa María do Porto, también conocida como Iglesia Vieja de Marín, es un bien catalogado que está incluido en el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PGOM). Se levanta sobre un promontorio cerca del puerto e inició su construcción en el año 1603 bajo a dirección del maestro García Arce.

Remodelada en el siglo XX

El inmueble fue objeto de una actuación en el siglo XX, cuando se renovó la cubierta, sustituyendo la antigua por una de fibrocemento y teja corva.

En ese momento también se realizó la instalación de nuevas carpinterías, unas en madera y otras a base de módulos prefabricados de hormigón.