Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los derribos en Montecelo, a toda máquina

Tareas de demolición junto al hospital Gustavo Santos

Las obras para la ampliación del hospital Montecelo comenzaron oficialmente el pasado 3 de mayo. Apenas tres semanas después, el panorama que rodea al centro sanitario muestra un aspecto bien diferente, en especial para las familias que tuvieron de desalojar sus viviendas y negocios. La “piqueta” ha actuado con celeridad en estos veinte días y la mayor parte de edificaciones afectadas por la ampliación ya han desaparecido. Escombros y solares vallados sustituyen en la actualidad a los bares, residencias y una floristería, entre otros usos, que ocupaban no hace mucho esos terrenos colindantes con el hospital.

Aspecto actual de los terrenos expropiados Gustavo Santos

Se trata de cinco viviendas, cuatro negocios y una veintena de terrenos que fueron expropiados por la Xunta y cuyos anteriores propietarios abandonaron poco antes del inicio de las obras, tras recibir alrededor de cuatro millones de euros, según fuentes de la Consellería de Infraestruturas, que es la que se encargó del proceso expropiatorio.

La misma zona, hace veinte días Gustavo Santos

Tras completarse el derribo y acondicionarse el terreno se procederá a ejecutar el nuevo edificio hospitalario, que tendrá 91.000 metros cuadrados de hospital. Esta actuación supondrá una inversión de 134 millones de euros, a los que habrá que sumar otros 25 millones más en una segunda fase en la que se reformará el antiguo edificio, que data de la década de los 70.

En principio está previsto que sean tres años y medio, de obra, pero la Xunta quiere recuperar el año perdido de la pandemia, durante el cual se tuvo que paralizar todo el proceso. Por ello ha logrado el compromiso de las empresas adjudicatarias (las gallegas Copasa-Puentes y Calzadas Infraestructuras-Ogmios) para reducir la fecha de fin de obra en un año.

Compartir el artículo

stats