Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trabajadores y auxiliares de Ence endurecen el conflicto

45

Barricadas y encierros, el conflicto de Ence se recrudece Gustavo Santos

El conflicto en torno a la posible continuidad de la pastera Ence en la ría de Pontevedra y ante la posible afección que pudiera tener el artículo 18.4 de la Ley de Cambio Climático sobre su futuro en Lourizán vivió ayer un recrudecimiento de las protestas por parte de trabajadores vinculados a la fábrica de celulosas. Así, trabajadores de la pastera, pero sobre todo, operarios y empresarios del sector forestal, auxiliar y del transporte que trabajan para Ence, protagonizaron ayer una jornada de intensas protestas que incluyeron el corte con barricadas de neumáticos de parte de la autovía de Marín, así como un encierro en la Diputación y un plante ante la Subdelegación del Gobierno.

Las protestas, que no estaban comunicadas ni autorizadas, se iniciaron tras una asamblea del sector forestal en las inmediaciones de Os Praceres. Desde allí, unas trescientas personas decidieron salir en manifestación en dirección a la fábrica ocupando los dos carriles de la autovía de Marín hacia la fábrica de Lourizán. Los manifestantes subieron hasta la rotonda elevada del nudo de Celulosas, en donde desplegaron barricads de neumáticos a los que prendieron fuego en cada uno de los accesos a la glorieta. Al tiempo, tiraban petardos y gritaban consignas a favor de la permanencia de Ence en Lourizán.

Las protestas no estaban comunicadas ni autorizadas

decoration

Además, se podían ver pancartas a favor “de la industrialización de Galicia” y en contra “de la destrucción del 50% de los tráficos del Puerto de Marín”.

Los manifestantes mantuvieron bloqueados los accesos a esta rotonda durante buena parte de la mañana. Esto provocó importantes retenciones de tráfico en toda la zona sur de la ciudad de Pontevedra, así como en la salida norte de Marín hacia el municipio vecino. Y es que la carretera vieja de Marín tuvo que absorber el tráfico desde esta localidad hacia la Boa Vila.

Había operarios de la pastera, pero muchos transportistas y empleados del sector forestal o contratistas de Ence

decoration

Petición de la APDR

Por otro lado, ayer también se supo que la Asociación Pola Defensa da Ría (APDR) acaba de remitirle al secretario de Estado del Ministerio de Transición Ecológica un escrito para poner en conocimiento las declaraciones del CEO de Ence, Ignacio de Colmenares; además de una petición expresa “para que no cedan a las amenazas y presión” del presidente del grupo empresarial y “su círculo”. Consideran que Ence está realizando “un chantaje al Estado, un chantaje que aderezan describiendo un futuro para la comarca de Pontevedra en el caso del cierre de la empresa que nada tiene que ver con la realidad”.

Una marcha en defensa de Ence corta la autovía a Marín Gustavo Santos

Entre los manifestantes había todo tipo de profesionales vinculados de alguna manera a Ence. Desde transportistas como Alfredo García que trabaja “casi en exclusiva llevando madera a las fábricas de Ence en Pontevedra y Navia”. “Nos sentimos muy perjudicados si esto cierra, no solo por mi parte, sino por todos los compañeros del sector del transporte de madera de Galicia”, explicaba. “Solo en lo que respecta al transporte para la planta de Pontevedra, hay unos 300 o 400 puestos de trabajo en juego”, indicaba ayer sobre la rotonda de Lourizán.

También participaban en la marcha contratistas de Ence como Manuel Ramacháns, quien explicaba que “sería imposible recolocar a unos 800 o 900 trabajadores que tienen las contratas que operan con Ence , es imposible, no tenemos alternativa". También había propietarios y empresas del sector forestal que alertaban: “Si Ence se va no hay posibilidad de que ninguna empresa o actividad en Galicia absorba el consumo de madera de esta fábrica”.

"Si Ence se va no hay empresa en Galicia que absorba el consumo de madera de esta fábrica", decían representantes del sector forestal

decoration

La marcha continuó posteriormente hacia Pontevedra para plantarse ante la Subdelegación del Gobierno. Allí insistieron en mantener una reunión con la subdelegada e instantes después se les confirmó que el comité de empresa de la fábrica, por un lado, y a los representantes de CC OO por otro, les atenderían altos cargos del Ministerio de Transición Ecológica mañana jueves. El secretario comarcal de CC OO, José Luis García Pedrosa, explicó que se les concedió esta entrevista telemática con el secretario de Estado del Ministerio, pero que los trabajadores exigían un encuentro “presencial” con la ministra Teresa Ribera, que dicen que fue “a lo que se comprometió el delegado del Gobierno, Javier Losada. “No queremos que nos vengan con rebajas. Queremos vernos las caras con la ministra, no porque tengamos especial interés en pisar el Ministerio, sino porque queremos una solución”, añadió altavoz en mano. “Mientras no haya solución va a haber conflicto y cada vez se va a intensificar”.

Comisiones alerta de que "mientras no haya solución al conflicto este se va a intensificar"

decoration

Mientras que el grueso de los manifestantes se apostaban ante una Subdelegación fuertemente custodiada por la Policía Nacional, un grupo se adentró en el vestíbulo de la vecina Diputación y se encerraron allí. Unas horas después fueron desalojados por la Policía Nacional de forma pacífica. Otro grupo también protagonizó una sentada ante el Concello.

Trabajadores y auxiliares de Ence endurecen el conflicto | // GUSTAVO SANTOS

Los participantes en la protesta cortaron los cuatro accesos a la rotonda del nudo de Celulosas con barricadas de neumáticos a los que plantaron fuego. Allí permanecieron buena parte de la mañana antes de dirigirse hacia la Subdelegación del Gobierno en donde se hicieron notar con petardos y botes de humo. Las protestas provocaron importantes problemas de tráfico en la zona sur de la ciudad. También se dejó notar en la intensidad circulatoria que registró la carretera vieja de Marín que fue utilizada como desvío para conectar esta localidad con Pontevedra, dado que los dos carriles en dirección hacia Pontevedra permanecieron cortados durante buena parte de la mañana. Desde CC OO se anunció que “si no hay solución al conflicto las protestas se intensificarán”.

Trabajadores y auxiliares de Ence endurecen el conflicto | // GUSTAVO SANTOS

Trabajadores y auxiliares de Ence endurecen el conflicto | // GUSTAVO SANTOS

Mientras que el grueso de los manifestantes se apostaba ante la Subdelegación, un pequeño grupo se coló en el vestíbulo de la Diputación, en donde gritaron consignas como “Ence sí, paro no”. Allí se encerraron exigiendo la mediación de la presidenta socialista de la entidad, Carmela Silva, para lograr ser recibidos de forma “presencial” por la ministra de Transición Ecológica. Horas más tarde fueron desalojados de forma pacífica. Mientras estaban en la Diputación recibieron la visita del portavoz local del PP, Rafa Domínguez, quien les expresó su apoyo: “La pérdida de tantos puestos de trabajo supondría un golpe catastrófico para la ciudad y una sentencia de muerte para nuestro tejdo empresarial”, aseguró.

Trabajadores y auxiliares de Ence endurecen el conflicto | GUSTAVO SANTOS

Trabajadores y auxiliares de Ence endurecen el conflicto | GUSTAVO SANTOS

Además de la Subdelegación y la Diputación, los manifestantes también protagonizaron una sentada ante el Concello. Por la tarde regresaron hacia Placeres en donde habían iniciado la movilización caminando por la autovía de Marín en donde se produjeron nuevos cortes de tráfico. Cabe recordar que estas movilizaciones cuentan con el apoyo de CCOO que preside el comité de oficinas pero no de fábrica y a las que suman personal de empresas auxiliares, del sector forestales y transportistas. El comité de empresa de fábrica (CIG y UGT) anunció ayer que también se realizarán movilizaciones si no salen de la entrevista mañana con el secretario de estado de Transición Ecológica con un compromiso de continuidad de sus puestos de trabajo.

El artículo 18 de la ley de Cambio Climático supera la ponencia en el Congreso

El endurecimiento de las movilizaciones por parte de los trabajadores vinculados a Ence coincidió con la celebración en el Congreso a puerta cerrada de la ponencia que debate el proyecto de ley de Cambio Climático. La ley avanza en su tramitación parlamentaria y ayer precisamente sacó adelante los artículos del 15 al 21 entre los que se encuentra el polémico 18.4 al que se opone Ence y sus trabajadores y que ven como el fin de la empresa en Lourizán si entra en vigor. Estos artículos salieron adelante con el apoyo de PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, EH Bildu y Teruel Existe. El BNG no tiene representación en esta ponencia, en la que está presente un diputado del Grupo Plural, pero ayer en el Parlamento Gallego el Bloque se mostró favorable “a supresión de todo o artigo 18” de esta ley.

Compartir el artículo

stats