Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arranca el 31 de enero el juicio con jurado contra los acusados de matar por la herencia a otro preso, triple asesino

La vista se prolongará hasta el 3 de febrero | El 2 de noviembre, la Audiencia elegirá con un sorteo a los 36 aspirantes al jurado

El cuerpo fue localizado en una mina de agua, en Piñor. // B. LORENZO

Los dos acusados de matar, para quedarse con el dinero de la herencia, a un compañero al que conocieron en prisión serán juzgados por un tribunal del jurado a partir del 31 de enero de 2022. A la víctima, Fernando Iglesias Espiño, natural de Silleda (Pontevedra) y de 63 años, solo le quedaban un par de años para saldar una condena de 25 por el triple asesinato de su familia, perpetrado en 1996 en Gran Canaria. Su desaparición tras un permiso de salida no encajaba con un quebrantamiento, porque había disfrutado de más de 80 autorizaciones sin incumplimientos. La Policía Judicial de la Guardia Civil descubrió que, detrás de su ausencia, había un crimen. Bautizó el caso como Operación Avaro, por el móvil económico.

En diciembre de 2018, los investigadores detuvieron a los dos presuntos homicidas y encontraron el cadáver enterrado en una mina de agua. La Fiscalía solicita una condena de 22 y 23 años de prisión para Francisco Javier G. H. y Óscar G. L. La acusación particular, que representa al hermano de la víctima, eleva la petición a 24 y 25 años. Presuntamente, lo mataron a con golpes en la cabeza, con un objeto contundente, en la granja de Maside regentada por Francisco y a la que Espiño acudía a trabajar en sus permisos de salida, a cambio de cama y comida.

El 2 de noviembre, la Audiencia Provincial de Ourense celebrará el sorteo para la elección de los 36 aspirantes a conformar el jurado. Los seleccionados podrán formular excusas. Superado este trámite, una relación de en torno a una veintena de personas serán citadas para el día de inicio del juicio, el 31 de enero. Las partes –dos acusaciones y dos defensas– podrán formular excusas. El tribunal popular quedará conformado con nueve titulares y dos suplentes.

La prueba que escucharán y analizarán, para alcanzar un veredicto de culpabilidad o inocencia, se desarrollará entre el 31 de enero y el 3 de febrero, según la organización acordada por el magistrado que presidirá el tribunal del jurado, Manuel Cid Manzano, en el auto de hechos justiciables. El juez declara pertinentes las pruebas propuestas por las acusaciones y las defensas, salvo algunas peticiones de declaraciones periciales.

El 11 de agosto de 2018, la víctima salió de la cárcel y fue a la granja. Presuntamente lo mataron y, después, ocultaron el cadáver en un monte. Óscar reveló el emplazamiento a la Guardia Civil. Entre el 11 y 24 de agosto, retiraron 22.490 euros

decoration

El primer día se reservará para la constitución del jurado y la declaración de los dos acusados. Al día siguiente se celebrará la prueba testifical del Ministerio Fiscal y la coincidente con la acusación particular. El 2 de febrero, tendrá lugar el resto de la prueba testifical más la pericial de las acusaciones. El último día del juicio está prevista la pericial de las defensas, las conclusiones y el informe de cada parte. Después, el jurado se retirará a deliberar.

El magistrado Manuel Cid Manzano es el presidente del tribunal del jurado en este juicio. // IÑAKI OSORIO

Los encausados conocieron a Espiño durante el periodo en que los tres permanecieron en el centro penitenciario de Pereiro de Aguiar, llegando a entablar cierta relación de amistad. Se enteraron de que había recibido en herencia una importante cantidad tras el fallecimiento de su madre, y presuntamente urdieron un plan para acabar con su vida y apropiarse del dinero.

El 11 de agosto de 2018, la víctima salió de la cárcel y fue a la granja. Entre las 11 y las 13.20, presuntamente lo mataron y, después, ocultaron el cadáver en un monte de Piñor. Óscar reveló el emplazamiento a la Guardia Civil. Entre el 11 y 24 de agosto de 2018, según la Fiscalía, retiraron con sus tarjetas 22.490 euros. Se les atribuyen presuntos delitos de asesinato, en concurso con estafa o robo. Las defensas niegan. La de Óscar –con antecedentes por estafa– solicita, en el peor de los casos, la aplicación de atenuantes.

Compartir el artículo

stats