Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Olga Alonso

Una gestión global

Kofi Annan en 2005, en Un concepto más amplio de la libertad, ya decía: “Ningún Estado puede ser completamente autónomo en el mundo actual. Todos somos responsables del desarrollo y la seguridad de los demás. Por ello son indispensables las estrategias colectivas, las instituciones colectivas y la acción colectiva”.

Vivimos en un mundo cada vez más interconectado, que diluye en buena parte las fronteras, en un mundo en el que existen desafíos que necesitan resolverse de forma conjunta.

El próximo 24 de abril se celebrará, por tercera vez, el Día Internacional del Multilateralismo y la Diplomacia para la Paz, una fecha aprobada el 12 de diciembre de 2018 en la Asamblea General de la ONU para promover y fortalecer los valores del multilateralismo, de la cooperación internacional y de la diplomacia para alcanzar un desarrollo sostenible, lograr la paz y la seguridad internacional, y hacer respetar los derechos humanos para todas y todos.

El mundo actual es muy complejo, con un creciente número de “problemas sin pasaportes”, como los describió Kofi Annan. Seguimos teniendo conflictos armados violentos y prolongados; tensiones geopolíticas; crisis humanitarias y migratorias; tenemos un medio ambiente agredido, contaminado y exhausto; ascenso de modelos autoritarios y de discursos de odio, propagando la intolerancia; vulneraciones de derechos y libertades fundamentales; pobreza y hambre todavía por erradicar; aumento de las desigualdades y discriminaciones. Estos retos no respetan fronteras y requerirán soluciones complejas y multilaterales.

Y por encima, en un momento en el que el mundo sufre una crisis sanitaria mundial sin precedentes que acarrea graves repercusiones económicas y sociales. La pandemia de COVID-19 es un trágico recordatorio de lo profundamente conectados que estamos. El virus no conoce fronteras y representa el desafío global por antonomasia. Para combatirlo debemos trabajar codo con codo.

"Tenemos la oportunidad de que la reconstrucción sea mejor que en el pasado, para que las economías y las sociedades sean más sostenibles y justas"

decoration

Es evidente entonces que, para tratar los problemas globalmente, se necesitan respuestas, soluciones y acciones fruto de la solidaridad y la cooperación internacional. El multilateralismo es la única opción, y la mejor, sin duda, para contrarrestar las amenazas mundiales.

Pero el multilateralismo no debe ser solo una cuestión de afrontar amenazas compartidas; implica aprovechar las oportunidades comunes. Ahora tenemos la oportunidad de que la reconstrucción sea mejor que en el pasado, para que las economías y las sociedades sean más sostenibles y justas.

España tiene carácter, identidad y vocación global. La visión histórica de las españolas y españoles es la de un mundo en el que el multilateralismo es afrontado desde la perspectiva de la eficacia para afrontar desafíos globales que no pueden encararse desde el aislamiento, desafíos que afectarán la vida de las próximas generaciones.

La apuesta de nuestro país es clara. El pasado noviembre, en la conmemoración del 75 Aniversario de Naciones Unidas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Rey, presentaron la iniciativa “Juntos por un multilateralismo fortalecido”. La declaración, liderada por España y Suecia, tiene como objetivo reforzar la arquitectura del multilateralismo y enfrentar juntos los grandes desafíos globales, mejorando el sistema de salud global, respetando los compromisos climáticos para proteger el medio ambiente, reduciendo la desigualdad, salvaguardando la democracia y los derechos humanos, aprovechando la revolución digital o asegurando una financiación sostenible. Y construyendo un mundo más pacífico, justo, inclusivo y sostenible.

Son muchos los desafíos que debemos enfrentar, y seremos más fuertes y eficaces haciéndolo desde la unión y el multilateralismo.

Reforzarlo es importantísimo porque ese espacio multilateral será tan fuerte como queramos hacerlo, depende de todos y cada uno.

*Diputada socialista en el Congreso

Compartir el artículo

stats