Olga Moreno se alistó en la nueva edición de Supervivientes 2021 sin saber el impacto social que ocasionaría la serie documental de Rocío Carrasco, "Rocío: Contar la verdad para seguir viva". Los primeros episodios ocasionaron el despido fulminante de su marido de la productora "La Fábrica de la Tele", a la que Antonio David llevó a los juzgados.

La concursante voló a la isla mientras su familia estaba el ojo del huracán: las redes sociales se volcaron a favor de Rocío Carrasco, aunque al final del "culebrón" la audiencia acabó cuestionando la "verdad" de la hija de Rocío Jurado. Olga Moreno, ajena a todo, desconoce la situación de sus seres queridos y teme al regreso de la isla a la vida real, sobre todo a la repercusión que pueda tener paso por el programa.

Desconoce que está siendo una frecuente protagonista en los debates en medios de comunicación más allá de su participación en el "reality" porque tanto Rocío Carrasco como Rocío Flores han hablado de ella en las últimas semanas. Lo que más miedo le da a Olga Moreno son sus propias declaraciones en la isla, porque aunque se preparó psicológicamente para no hablar de su vida privada durante su aventura en Supervivientes 2021 la espontaneidad del día a día y la confianza con sus compañeros la empujaron a confesar algunos detalles.

La semana pasada dieron que hablar sus lamentos por no "haber abrazado lo suficiente a Rocío Flores" cuando confesó que sus atenciones se centraban en David Flores por su enfermedad. En la isla reparó en que tal vez la hija de su marido, Antonio David Flores, pudo haber necesitado más apoyo sin que ella se percatara.

"Me van a matar por hablar"

Olga Moreno, visiblemente afectada por su propio comportamiento

Olga Moreno, visiblemente afectada por su propio comportamiento Telecinco

El pasado lunes el programa proyectó en directo a Olga Moreno en Honduras imágenes en las que aparecía hablando sobre la polémica familiar y la mujer de Antonio David Flores fue consciente de su situación. Pidió perdón entre lágrimas y reconoció que "se le había ido la boquita un poco".

Te puede interesar:

Con el paso de las semanas la concursante ha revelado algunas cuestiones relacionadas con Antonio David, Rocío Flores y David Flores. Ella vive inmersa en una realidad paralela en la que convive con sus compañeros y llega a olvidar, no solo la presencia de las cámaras sino del peso que tienen las palabras y emociones que expresa en cada momento.

El paso de Olga Moreno por Supervivientes 2021 está empañado por su protagonismo y la aterra encontrarse un conflicto familiar a su vuela de Honduras: "Me van a matar por hablar", confesó entre lágrimas.