Rocío Flores, defensora de Olga Moreno en Supervivientes 2021, atraviesa un momento complejo y lleno de estímulos. Por un lado hace frente a la repercusión de la serie documental de su madre, Rocío Carrasco, cuya verdad la audiencia ya se cuestiona. Por otro lado Antonio David Flores, su padre, denuncia a la productora en la que trabajaba por despido improcedente y, mientras, ella recorre los platós de televisión en pleno fuego cruzado.

Olga Moreno sabe jugar sus cartas en el concurso Telecinco.es

La hija de Rocío Carrasco expresa su irascibilidad en público, la última vez la dirigió contra la amiga de Valeria Marini cuando acusó a Olga Moreno de "manipular" a sus compañeros. La defensora de la italiana comprendió la situación y aprovechó la séptima gala para denunciar el "bullying" que los supervivientes hacen a Valeria evitando decir nombres propios para no herir la sensibilidad de Flores. Fue entonces cuando el conductor, Jorge Javier Vázquez, haciendo gala de su ironía habitual le espetó: "Aprovecha para hablar ahora, que no está".

Jorge Javier Vázquez arremetió contra Rocío Flores, que no estaba en el plató Telecinco.es

Por otro lado, la cadena cambió las normas del concurso de forma repentina cuando el presentador anunció tanto al público como a los concursantes que la decisión se comunicaría el próximo lunes, en la jornada dedicada al debate.

Agustín Bravo, Lola y Palito sufrirán la incertidumbre de la expulsión hasta el lunes

Agustín Bravo, Lola y Palito sufrirán la incertidumbre de la expulsión hasta el lunes Telecinco.es

Te puede interesar:

El motivo no es azaroso, se debe a la competencia de la cadena contra su competidora directa, que estrena un programa prometedor y la estrategia responde al intento de guardar su plato fuerte para minimizar en la medida de lo posible el impacto sobre la audiencia. Lola, Palito y Agustín Bravo se quedan, por lo tanto, en la Playa del destierro en vilo hasta entonces.

La edición de este año fluye entre escándalo y escándalo: desde el sexo de Lola durante la visita de su novio para probar suerte y buscar un bebé en la isla al el presunto fraude de Gianmarco cuando se hizo con el cetro de la prueba semanal pasando por las acusaciones de montaje cuando el programa dejó entrar a Sandra Pica, supuesta pareja de Tom Brusse, para comunicarle que había decidido dejarlo.