La comarca hace pleno con calidad “excelente” en todas sus playas pese a los vertidos en Rodeira y Agrelo

Los 43 arenales analizados por Sanidade logran esta calificación por tercer año seguido

La bandera roja en la playa de Rodeira, a principios de agosto, por vertidos fecales.

La bandera roja en la playa de Rodeira, a principios de agosto, por vertidos fecales. / Fdv

La llegada del frío y de las lluvias no invitan a pensar en chapuzones en las playas, pero estos días los concellos apuran el plazo para presentar sus candidaturas a las banderas azules del verano 2024. Al mismo tiempo, la Consellería de Sanidade acaba de hacer pública la clasificación sanitaria de las aguas de baño de la última temporada y que estará vigente durante la campaña estival 2024. La comarca de O Morrazo puede presumir de nota porque las 43 playas que forman parte de este censo de control obtienen una calificación de “excelente”. Son 16 arenales en Bueu (incluyendo los de la isla de Ons), 15 en Cangas y 12 en Moaña.

Las zonas de baño de O Morrazo logran el pleno a la excelencia por tercer año consecutivo y todo ello a pesar de los problemas detectados en algunas de ellas durante el verano. Las más afectadas fueron Agrelo en Bueu y Rodeira en Cangas. Los muestreos de Sanidade registraron al menos siete episodios de contaminación microbiológica: uno en Loureiro, tres en Agrelo, uno en Rodeira, uno en O Con y otro en Sobreira. En el caso de Rodeira y O Con fue necesario izar la bandera roja, que prohíbe el baño.

La playa de Agrelo registró hasta tres episodios contaminantes este verano.

La playa de Agrelo registró hasta tres episodios contaminantes este verano. / Santos Álvarez

Las analíticas de la Consellería de Sanidade controlan dos parámetros: Escherichia coli (E.coli) y enterococos intestinales, cuyos límites máximos autorizados son de 800 y 500 unidades respectivamente. El primero de los episodios de contaminación se registró en la playa de Loureiro, en Bueu, que no tiene bandera azul. Fue a principios del mes de junio, antes incluso de que se estrenase oficialmente el verano. La cercana playa de Agrelo registró hasta tres incidencias consecutivas: 14 de junio, 27 de junio y 12 de julio. Tras cada una de esas analíticas se realizó un contraanálisis en los días inmediatamente posteriores, en los que los resultados ya estaban dentro de los niveles autorizados. Este tipo de incidencias son recurrentes en Agrelo, donde ya se registraron situaciones similares en los veranos anteriores. Esta playa cuenta con la calificación de excelente desde el verano de 2021 (en 2020 todavía era “buena”).

La céntrica playa de Rodeira conserva el cartel de excelente a pesar de las dos incidencias registradas en agosto y en el margen de apenas 20 días. El primero de los problemas fue detectado en las analíticas de Sanidade a las puertas del primer fin de semana del mes veraniego por excelencia, con un índice de hasta 2.000 unidades de E.Coli por cada 100 mililitros (más del doble de lo permitido). La situación obligó a bajar la bandera azul y primero se subió la amarilla (que indica recomendación de no bañarse) y a continuación la roja (prohibición de baño). El problema se vinculó con un atasco y desbordamiento en un bombeo de fecales situado en la Avenida de Ourense. Esta situación se mantuvo durante cuatro días.

El segundo susto en Rodeira se registró el domingo 20 de agosto, cuando usuarios alertaron al 112 de que el cauce del río Saíñas bajaba turbio y había residuos aparentemente fecales. En esta ocasión el problema se detectó pozo de bombeo situado entre las avenidas de Castroviejo y Rodeira, que sufrió un atasco y rebosó hacia el regato. El vertido provocó la muerte de decenas de peces de pequeño tamaño. Sin embargo, este episodio no quedó registrado en las analíticas de la Consellería de Sanidade porque se detectó fuera de sus controles periódicos, aunque sí que se desplazaron a Cangas técnicos de Augas de Galicia.

La bandera roja a finales de agosto en la playa de O Con, en Moaña.

Un socorrista sube bandera roja y baja la azul a finales de agosto en la playa de O Con, en Moaña. / Santos Álvarez

El siguiente episodio de contaminación se registró justo en los días siguientes en otra playa de bandera azul: en O Con, en Moaña. El 23 de agosto los socorristas se vieron obligados a izar la bandera roja después de que la analítica de Sanidade detectase valores por encima de 2.000 unidades tanto E.Coli como en enterococos intestinales. Esta situación se mantuvo solo un día ya que los contraanálisis arrojaron un resultado “casi inapreciable” de contaminación. También en esos días se registró otra incidencia en la playa de Sobreira, en Domaio, y que se relacionó con un posible vertido al río Miñouva.

El censo de control de calidad de aguas de baño de la Consellería de Sanidade incluye a Agrelo, Area de Bon, Area dos Cans, Banda do Río, Beluso, Canexol, As Dornas, Lagos, Lapamán, Loureiro, Melide, Mourisca, Pescadoira, Petís, Portomaior y Tuia en Bueu, una lista en la que figuran las cuatro de la isla de Ons. En Cangas se analizan Areabrava, Areacova, Areamilla, Arneles, Barra, Castiñeiras, Francón, Liméns, Melide, Menduíña, Nerga, Pinténs, Rodeira, Salgueirón y Vilariño. Finalmente, en el caso de Moaña el censo está integrado por A Borna, A Ribeira, A Xunqueira, Fontexelo, Canabal, A Mosqueira, Niño do Corvo, O Cocho, O Con, O Porto, Sobreira y Tirán-Videira.