Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El párroco de Domaio administra las capillas y la comisión solo se encargará de las verbenas

Comisión de Fiestas de Domaio y el párroco, Ángel Tabarés, tratan de reiniciar sus relaciones tras el conflicto surgido entre ambas partes por la administración y mantenimiento de las capillas. Este fin de semana el cura hizo pública en FARO su rectificación y petición de perdón a los miembros de la comisión que se sintieron ofendidos por sus anteriores declaraciones sobre la recaudación de las capillas. La Comisión, por su parte, señala que de momento se mantiene la nueva situación, con el párroco encargándose de administrar las capillas de San Benito y San Lourenzo, así como de su mantenimiento “que siempre es complejo, porque solo se abren para las fiestas y es necesario limpiar y mantener el mobiliario”.

En cuanto a la celebración de las dos fiestas de julio y agosto que reciben el nombre de estas capillas, la comisión se encarga solo de organizar los actos no religiosos, como las verbenas nocturnas. Será el propio párroco el que se encargue de las ceremonias religiosas que rodean a las principales celebraciones de Domaio.

Este colectivo que se encarga de organizar las fiestas convocará una asamblea en breve con el objetivo de renovar su directiva y buscar, con una nueva gente, mejorar las relaciones con el párroco.

Cinco parroquias

Por otro lado Ángel Tabarés se encarga ahora de atender a cinco parroquias. A las de Domaio, San Adrián de Cobres y Figueirido, le acaba de sumar las de Vilaboa y Santa Cristina de Cobres, ante el inesperado fallecimiento del cura Guillermo Campos. Participará, con jóvenes de estas parroquias, en la Peregrinación Europea de Jóvenes en Santiago, entre los días 31 de julio y 7 de agosto.

Compartir el artículo

stats