Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pleno moañés adjudica la reforma del Concello Vello por 941.000 euros

Los concejales de Moaña, durante el minuto de silencio por los fallecidos en el “Villa de Pitanxo”. | S.A.

La sesión plenaria de febrero celebrada por la corporación de Moaña sirvió para que los grupos llegasen a varios acuerdos importantes como la adjudicación de las obras para la reforma integral del Concello Vello. Se aprobó por mayoría y en las próximas semanas la empresa “Proyecon Galicia” empezará unos trabajos que ascenderán a 941.240 euros, sensiblemente por debajo del precio de licitación que se acercaba a los 1,2 millones de euros.

El Concello financia la obra gracias al Plan Reacpon y al Plan Concellos, ambos de la Diputación de Pontevedra. A preguntas de la concejala del PP, Silvia Rueda, la alcaldesa, Leticia Santos, aseguró que ya cuentan con otro espacio para Cáritas.

El inmueble reformado, que busca dinamizar la calle Ramón Cabanillas, contará con salas de ensayo y estudio de grabación musical, salas de estudio y las dependencias de Protección Civil.

Por otro lado, sí que se logró unanimidad entre todos los grupos para aprobar la bonificación del 95% del impuesto de construcciones (ICIO) a la Consellería de Sanidade, de forma que pueda acelerar la construcción del futuro centro de salud de Sisalde. El bipartito había modificado la ordenanza del ICIO con esta finalidad y la cesión al Sergas de los terrenos está ya solo pendiente de la inscripción de la parcela en el Registro de la Propiedad.

En el apartado económico el edil de Facenda, Aldán Santamarina, explicó que el periodo medio de pago a proveedores se sitúa en 1,25 días. Se reconocieron las facturas presentadas a finales del pasado año y la oposición hizo público el adelanto que el bipartito solicitó al ORAL mientras espera al cobro de la millonaria subvención del IDAE.

Sin plaza para la Policía Local mientras Carro acusa a los agentes de “falta de humildad”

En Cangas las críticas del concejal del BNG, José Antonio Antepazo, sobre la Policía Local, ocasionaron una crisis política. Moaña no se queda atrás y en el pleno de este jueves el edil de XM, Javier Carro, aseguró que “echo de menos algo de humildad en algunos agentes municipales, que se pasean mucho con el coche y ponen multas sin atender a las explicaciones de la gente”, señaló para sorpresa del resto de grupos. Estas declaraciones llegaron en la moción presentada por el PP que buscaba nombrar la Praza do Concello con el nombre de la Policía Local, reconociendo, entre otras actuaciones, el trabajo realizado durante las peores fases del la pandemia de COVID-19. Finalmente, el PP se quedó solo en esta petición. Desde el bipartito descartaron la medida asegurando que la Praza do Concello “ya tiene entidad propia y los vecinos la conocen por ese nombre”, en palabras del nacionalista Odilo Barreiro y la socialista Marta Freire. Desde el PSOE señalaron también la intención de anteponer en estos reconocimientos a colectivos y personas ajenas al personal municipal.

Compartir el artículo

stats