Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El concello fija para el mes próximo el inicio de las obras de la segunda fase del astillero de Banda do Río

Astillero de Banda do Río, en pleno casco urbano de Bueu. | // SANTOS ÁLVAREZ

El inicio de las obras de la segunda fase del astillero de Banda do Río ya tiene fecha. Será el próximo mes, previsiblemente a principios, cuando la adjudicataria del contrato, Construcciones e Ingeniería Messi, acometa unas actuaciones que deben completar la tan ansiada recuperación y musealización de la antigua carpintería de ribeira buenense.

Al menos esa es la previsión que tiene el alcalde de Bueu, Félix Juncal, una vez ayer la mesa de contratación dio el visto bueno a la documentación justificativa presentada por la única empresa ofertante a este proyecto. “Es probable que a inicios de febrero podamos comenzar con estas obras”, señala el regidor, que recordó asimismo que solo resta el paso previo por la junta de gobierno local. Se pone de este modo fin a un proceso que se dilató en exceso en el tiempo. Primero fueron cuestiones relacionadas con ajustes en el proyecto y en las últimas semanas fue el hecho de que la adjudicataria debía justificar su capacidad para cumplir con los requisitos exigidos dentro de la musealización. Una vez completó el papeleo los técnicos municipales elaboraron un informe que ha servido ahora para que la mesa de contratación proponga a Construcciones e Ingeniería Messi para hacer los trabajos.

El contrato de esta segunda fase consta de dos lotes, que se corresponden con las tareas pendientes en el astillero. Uno de ellos es del de la finalización de las obras pendientes y de la urbanización exterior, y consta de un presupuesto de 44.533 euros, y el segundo corresponde a la musealización de las instalaciones, y cuenta con una inversión de 57.615 euros.

El proyecto completará la recuperación del espacio realizada en 2018 no solo en el aspecto arquitectónico sino también en el expositivo, con la creación de un itinerario en el que los visitantes puedan contemplar embarcaciones tradicionales así como herramientas y procesos de trabajo del patrimonio marítimo buenense, todo para redondear una instalación que el gobierno buenense considera de “alto valor patrimonial”.

Compartir el artículo

stats