Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta alega que ceder el castro de Domaio al Concello es la mejor forma de protegerlo

El valioso empedrado de acceso que apareció en las excavaciones en Montealegre. | SANTOS ÁLVAREZ

Continúan las reacciones a la propuesta de la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI) para cambiar la titularidad de los terrenos en los que se ubica en castro de Montealgre y cedérselos de forma gratuita al Concello de Moaña. El gobierno local había mostrado su “desconfianza” ante la propuesta al alertar de la complejidad del mantenimiento del yacimiento e incluso lamentó el cambio con respecto a la promesa inicial de un convenio entre Xunta, Concello y Comunidade de Montes de Domaio. El presidente de la AXI, Francisco Menéndez, remitió un segundo comunicado al Concello aclarando que ya había evaluado el convenio a tres bandas pero que resulta “complejo desde el punto de vista jurídico” y que además tiene un condicionante muy desfavorable, pues implicaría una limitación temporal de 4 años y la necesidad de renovarlo periódicamente”.

Menéndez asegura que coincide con la alcaldesa, Leticia Santos, en que lo prioritario es no poner en riesgo el bien patrimonial, por ello entiende que “debe contar con un marco jurídico estable, al que sin duda queda resuelto con el cambio de titularidad”. Sobre los accesos a través de los terrenos privados de los comuneros –en la explanada de A Fontenla–, desde la Xunta señalan que el cambio de propiedad no le impide al Concello y a los comuneros firmar un acuerdo “que sería más sencillo, al no necesitar de la participación de la Xunta”.

El ejecutivo gallego insiste en su “demostrado compromiso” con este bien patrimonial, logrando que su pervivencia fuese compatible con la construcción de la Autovía do Morrazo. La Xunta modificó el proyecto inicial ampliando el túnel de Montealegre después de que los vecinos exigieran salvar el castro. Además, Infraestruturas financió la excavación arqueológica complementaria a la obra en la que se invirtieron casi 1,2 millones de euros.

La actuación posterior, para poner en valor tanto las estructuras castreñas que salieron a la luz como los petroglifos del entorno, costaron a la Xunta 280.000 euros.

La AXI asegura que, para facilitar el cambio de titularidad que propone se compromete a la realización de una limpieza de vegetación previa a la formalización del acuerdo. Menéndez pide al Concello que tenga en consideración el ofrecimiento del yacimiento.

Compartir el artículo

stats