Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portas cita a los dueños de fincas entre Balea y As Barreiras para pedirles que acepten incluirlas en el espacio natural

Imagen aérea del litoral de Cangas desde Punta Balea tomada desde un helicóptero de Gardacostas de Galicia Iñaki Abella

“Necesitamos su conformidad para poder llevar a cabo con éxito la declaración de espacio natural”. Es el motivo que guía a la alcaldesa de Cangas a dirigirse a todos los propietarios de fincas situadas en la franja costera entre Punta Balea y As Barreiras que el Concello pretende convertir en Espazo Natural de Interese Local (ENIL). Una figura que respaldan la Comunidade de Montes de Darbo, dueño mayoritario del ámbito, y la asociación de anillamiento de aves Anduriña, que lleva más de un lustro realizando gestiones en la misma dirección. Convertir esas 44 hectáreas en ENIL no aumenta el grado de protección de los terrenos más allá de lo que ya lo hace la ley de Costas vigente desde 1988, asegura Victoria Portas, que “ruega la colaboración” de todos los dueños de fincas afectadas para que permitan su inclusión y los cita para mañana, lunes, a las cinco de la tarde en el salón de plenos del Concello.

La regidora ha remitido una carta a todos los propietarios “de parcelas afectadas por la Ley 22/1988 de Costas” para comunicarles que el Concello de Cangas “trabaja por la mejora continua” del municipio, y en ese objetivo se incluye la “declaración de una figura de protección medioambiental de nombre Espazo Natural de Interese Local, llamado también ENIL”, que solo es posible completar con la implicación ciudadana. “El proceso de declaración del ENIL no es motivo de preocupación puesto que no modifica ni amplía las restricciones” derivadas de la aplicación de la referida Ley de Costas, abundan los responsables municipales, que las desgranan para intentar convencer a reacios e indecisos.

En tono didáctico, explican en la carta qué es un ENIL, que definen como “aquellos espacios municipales que por sus singularidades son merecedores de algún tipo de protección de sus valores naturales”. La responsabilidad y competencia en la gestión es municipal, “y no se considerarán incluidos en la Rede Galega de Espazos Protexidos”. En consecuencia, es el Concello, junto con los propietarios, quienes definirán el grado de protección de los valores naturales “sin que queden afectados los usos actuales del suelo”, abundan. Con la declaración de ENIL, se mantendrán conjuntamente los “valores que hacen especiales esas parcelas” en los aspectos científicos, de investigación, educativos o didácticos”.

Victoria Portas abunda en su misiva en que la “filosofía” que inspira la declaración de ENIL es que la protección de la costa “es compatible con la protección jurídica de los titulares de derechos sobre la misma”, y que sería “un error exponer una disyuntiva entre derechos y medio ambiente, porque eso perjudica a ambos”. “No se trata tanto de prohibir las actividades en el litoral como de conseguir que sean sostenibles y respetuosas con el medio ambiente”, añade la alcaldesa.

El ámbito propuesto para formar parte del ENIL tiene una extensión de 44 hectáreas y abarca desde Punta Balea hasta As Barreiras. Limita por la línea de costa desde la playa de A Congorza hasta el borde de la playa de Liméns. Hacia el interior, la frontera está definida por la línea de Costas, zona de servidumbre de protección marítimo-terrestre. Entre las limitaciones legales que ya existen figuran la prohibición de nuevas construcciones, viviendas y hoteles de cualquier tipo. Tampoco se permite ampliar el volumen, altura ni superficie de las edificaciones existentes. Teniendo en cuenta estas limitaciones, “la nueva legislación pretende garantizar los derechos de los propietarios a la entrada en vigor de la misma, compatibilizándolo con la mejor protección de la costa”. Reiteran los responsables municipales que la consecución del ENIL “no modifica ni amplía las limitaciones impuestas” por la ley de Costas y el reglamento que la desarrolla, como tampoco el Decreto 97/2019 por el que se regulan las competencias de la Comunidad Autónoma de Galicia en la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre. “La única obligación a la que se verán afectadas las parcelas incluidas en el ENIL será la de adecuarse a las normas de gestión y conservación que se aprobarán con la declaración de espacio natural protegido”, asegura Portas.

“Desde el Concello rogamos su colaboración” y la firma de los documentos de conformidad para culminar el proceso

A la reunión de mañana, a las cinco de la tarde en el salón de plenos, asistirán responsables políticos del Concello de Cangas y, previsiblemente, técnicos de la consultora Xesmega, que se encarga de los trabajos de asesoramiento y tramitación del ENIL desde que los representantes de Anduriña y de los comuneros de Darbo decidieron impulsar esa figura y lograron el respaldo municipal. No obstante, el procedimiento no podrá completarse si los titulares del terreno no están de acuerdo, de ahí que la alcaldesa haga un llamamiento al vecindario para dar ese paso. “Desde el Gobierno del Concello de Cangas rogamos su colaboración y precisamos de su conformidad para incluir la parcela o parcelas de las que es titular dentro de la figura del ENIL”, traslada la alcaldesa, e invita a los propietarios a cubrir la autorización que se remite con la carta, donde figuran los datos personales y de identificación de las fincas, con sus referencias catastrales. En virtud de la “Lei do Patrimonio e Biodiversidade de Galicia, manifiesta su conformidad para que la parcela de referencia sea incluida en el ámbito del ENIL de Punta Balea”, reza el compromiso.

Compartir el artículo

stats