Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Martiño tiene iglesia desde hace más de 1.000 años

Manuel Uxío García Barreiro, ayer, ante la entrada lateral de la iglesia que incluye la inscripción de la construcción del templo actual. | G.N.

Los moañeses cuentan con una iglesia parroquial en su núcleo histórico desde hace más de 1.000 años. Un minucioso trabajo realizado por el historiador local y cronista oficial de Moaña, Manuel Uxío García Barreiro, y por el catedrático de latín José Benito Rodríguez Parada, consiguió la traducción de un documento del año 1184, depositado en el Archivo Histórico Nacional. Las partes no afectadas por la humedad y que se pueden leer constatan que antes de ese año ya existía la parroquia de San Martiño, constituida por los vecinos de varias aldeas del entorno. Por lo tanto, existía una iglesia rural prerrománica previa a la fundación, en 1197, del actual templo románico.

El capitel que sirve de base a la pila bautismal actual y que podría proceder de la iglesia prerrománica anterior.

El documento es el privilegio del rey Fernando II al noble de la corte leonesa Fernando Arias y se trata de un pergamino firmado en Coimbra el 31 de julio de 1184. La traducción al gallego de su párrafo inicial, incluyendo las partes ilegibles, es la siguiente:

Por isto, eu o rei don Fernando, xunto co meu fillo o rei don Alfonso, mediante unha carta de doazón que ha de ter validez para sempre, dou e concedo a vós, Fernando Arias … vilas … no lugar sinalado en Sabaceda, de cincuenta mil … na parroquia de San … no Morrazo … con todos os seus dereitos e pertenzas, con dereito hereditario e acoutamento rexio (…).

Concluyen, los investigadores, que se demuestra la existencia de un templo que habría funcionado al menos desde el siglo IX, construido sobre la necrópolis de San Martiño, documentada tras unas excavaciones para asegurar el muro del atrio alto acometidas en el año 2006.

Se asesoraron con el profesor del área de Arqueología de la Universidade de Santiago de Compostela, José Carlos Sánchez Pardo, que había publicado una investigación titulada “Las iglesias rurales y su papel en la articulación territorial de la Galicia medieval”. Entienden que la de San Martiño respondería a estas características y el documento sería una de las primeras constataciones de este tipo de templos en el sur de la antigua diócesis de Iria Flavia. “No disponemos de restos arqueológicos que nos confirmen que esta iglesia fuese de la misma tipología que el grupo de las estudiadas en el norte de la diócesis, pero sí encontramos semejanzas en su vinculación con una necrópolis y en el aislamiento con respecto a las zonas habitadas del entorno”, apuntan los investigadores.

Plantean, como hipótesis en base a otros casos estudiados, que el templo románico financiado por Fernando Arias con aportación de los vecinos de lugares del entorno, se habría construido encima del antiguo. Esta obra, ya en el siglo XII, levantaría los muros por el exterior del templo antiguo para no interrumpir el culto durante los trabajos.

Aunque no hay constancia escrita ni arqueológica de las dimensiones y características del primer templo parroquial que tuvieron los fieles moañeses, los investigadores no descartan que quede una huella del mismo en pie. Sería un capitel decorado con hojas de acanto que se utiliza como pie de apoyo de la pila de agua bautismal. Esta pila es del siglo XVI y se puede ver, con el capitel en la base, en la entrada del templo actual. “El capitel es muy similar a otros catalogados en Galicia y Asturias como prerrománicos”, concluye García Barreiro.

Esta investigación arroja luz sobre los orígenes de la parroquia original de Moaña y se suma al reciente descubrimiento del documento sobre la financiación de la ampliación del templo en el siglo XVIII, gracias al trabajo también del cronista oficial del concello.

Compartir el artículo

stats