Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mancomunidad seguirá con Urbaser en la basura pese a los informes para abrirle un expediente

Reunión, ayer, de los regidores con los representantes de la plantilla de la recogida de residuos. | GONZALO NÚÑEZ

Los tres alcaldes de O Morrazo tuvieron ayer una intensa mañana centrada en resolver las urgencias del servicio de recogida de basura que se presta a través de la Mancomunidade y que quedaba en el aire a partir del próximo 31 de octubre, cuando concluye la prórroga del contrato con la empresa Urbaser. Finalmente los regidores cambiaron de opinión con respecto a lo que venían anunciando en los últimos tiempos y acordaron que esta compañía seguirá prestando el servicio durante varios meses mientras se pacta un traspaso de poderes a la propia Administración para que sea la Mancomunidade la que gestione la recogida de basura de forma directa. Todo ello pese a que contrataron a la empresa Lagares para que redacte informes sobre los presuntos incumplimientos del servicio y no descartan abrir un expediente a la propia Urbaser.

Terrazas de varios locales de hostelería de Cangas. | S. ÁLVAREZ

Aunque la legislación les permite extender el actual acuerdo durante un tope de 9 meses al tratarse de un servicio obligatorio, los alcaldes deben iniciar contactos ahora con Urbaser para pactar el precio a pagar, que podría ser superior a los 138.500 euros mensuales que se abona actualmente. Eso sí, como contrapartida la Administración tratará de que en sus últimos meses la concesionaria solvente muchos de los incumplimientos en la recogida detectados en los últimos años.

La presidenta de turno de la Mancomunidade y alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, asegura que “este periodo de transición entre un modelo y otro” garantiza que no se produzcan interrupciones en la recogida de la basura a finales de este mes. Estiman, los alcaldes, que a comienzos de 2022 el cambio de gestión deberá estar totalmente completado. Esgrimen, para defender la gestión totalmente pública, el informe encargado a la consultora Lagares “y que refleja que es más viable económicamente esta postura que intentar un contrato puente con una nueva concesión de corta duración”, señala Santos. “Los vecinos deben tener claro que el 1 de noviembre se seguirá recogiendo la basura”, añade. Asegura que se mantienen los informes sobre incumplimientos que podrían derivar en expedientes, aunque están pendientes todavía de las alegaciones que presente Urbaser.

Durante estos meses de transición se reunirá, frecuentemente, una comisión creada solo con el objetivo de llevar a buen término el paso a una gestión directa. En la comisión participarán los tres alcaldes, la nueva gerente de la Mancomunidade, el secretario, el interventor y la tesorera. Los responsables de Lagares también participarán como asistencia técnica.

Aclarado que Urbaser deberá seguir varios meses al frente de la recogida de la basura, los tres regidores mantuvieron también una reunión con los representantes de la plantilla de trabajadores de este servicio, ante los que se comprometieron a subrogar a todo el personal que integra la plantilla habitual, y cuyos contratos pasarán a depender de la Mancomunidade directamente el próximo año. Son unos 30 los trabajadores que seguirán en la recogida de la basura, incluyendo al jefe de servicio. La comisión estudiará la fórmula para que mantengan sus actuales salarios y los derechos que contemplan sus contratos.

Los alcaldes trasladaron a la plantilla la decisión de recuperar este servicio “y en principio vieron con buenos ojos pasar a depender directamente de la Administración”. Además de presentarle a la gerente de la Mancomunidade, desde los gobiernos locales solicitaron a la plantilla “colaboración” para facilitar el cambio de modelo. Así, los trabajadores participarán en el diseño de las rutas, frecuencias de recogida y limpieza de contenedores necesaria para mejorar la calidad del servicio.

No descarta, Leticia Santos, acometer nuevas contrataciones de personal si es necesario para mejorar la calidad, “aunque de momento es algo que no está determinado”.

Urbaser se encarga de la recogida de basura en O Morrazo desde que los técnicos comarcales diesen el visto bueno, en enero de 2020, a la cesión de un contrato que correspondía a Recolte pero que ya estaba prorrogado desde 2018.

El coste de este último año de prórroga asciende a 1,6 millones de euros. El pago se prolongará unos meses más hasta el traspaso total de poderes.

La hostelería pide colaboración en la formación de personal ante las dificultades para encontrar trabajadores

Los alcaldes de la comarca se reunieron también con representantes de los hosteleros de los tres municipios. Éstos le trasladaron el problema que tienen para conseguir personal formado y los contratiempos que les supone firmar a trabajadores en temporada alta, “cuando lo que tenemos es que atender a los clientes”. Ante ello, buscaron involucrar a la Mancomunidade en la formación de trabajadores para hostelería. Tras señalar que las competencias de formación son de la Xunta, el organismo comarcal estudiará, mediante la colaboración de alguna empresa de formación de la zona, la realización de cursos para desempleados enfocados a la demanda del sector hostelero. Santos, por ejemplo, señaló que no tienen competencias en el Patronato Beiramar para cursos de esta rama, pero trabajarán para que la Xunta los incluya en los programas integrados de empleo, por ejemplo. Otro compromiso parte de la petición a la Consellería de Educación, desde la propia Mancomunidade, para que amplíe las plazas de los ciclos de FP relacionados con la hostelería. “Son plazas muy escasas en Galicia”. Esperan que alguno de estos ciclos profesionales se puedan prestar en la propia comarca. El sector alerta de que a veces tienen problemas para “encontrar gente con experiencia o formación” y esto les obliga a “empezar de cero con cada contratación”.

Compartir el artículo

stats