Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mancomunidad romperá con Urbaser y busca un contrato puente para rescatar la recogida de basura

Recogida de la basura en el entorno de la residencia de Aldán. / S.A.

Recogida de la basura en el entorno de la residencia de Aldán. / S.A.

La junta de gobierno de la Mancomunidade do Morrazo se reunió ayer de forma telemática ante la cercanía del final de la prórroga del contrato del servicio de recogida de la basura, que gestiona ahora la empresa Urbaser. Los representantes de los tres gobiernos municipales acordaron iniciar los trámites para lograr una gestión directa del servicio, para lo cual encargarán los informes de gastos pertinentes. A mayores de los técnicos del organismo supramunicipal, será necesario contratar a una empresa externa para dichos informes. Mientras tanto, se pactó también no prorrogar en octubre, de ninguna forma, el actual contrato con Urbaser “porque estamos muy descontentos con el servicio”, alega la alcaldesa de Moaña y presidenta de turno de la Mancomunidade, Leticia Santos.

Toda vez que el próximo 31 de octubre finalizará la prórroga de la concesión, la intención de la Mancomunidade es preparar un “contrato puente” de corta duración a modo de gestión de transición hacia el rescate total del servicio, pues la intención de los tres gobiernos locales es “claramente”, la gestión directa desde la Mancomunidade, sin recurrir a nuevas concesiones. “Es necesario tener un estudio de costes actualizado”, apunta Santos.

Mientras tanto, ya se ha acordado encargar a la empresa Lagares una auditoría del servicio de recogida de la basura. Deberá elaborar un inventario con el estado de conservación de todos los contenedores de residuos “que entendemos que es muy deficiente”, así como del número y estado de los vehículos de recogida y de las condiciones en las que se encuentra la planta de gestión de residuos de A Portela. Esta auditoría se prolongará hasta el final de la actual prórroga del contrato “para estar encima del servicio y que mejoren sus condiciones”.

La empresa Lagares también deberá redactar un pliego técnico para licitar la compra de nuevos contenedores. Se trata de una adquisición prevista ya en los presupuestos comarcales de 2020.

“Recibimos muchas quejas de los vecinos desde que Urbaser asumió el contrato, por eso decidimos no prorrogarlo más. Sobre todo las quejas son por la limpieza en el entorno de los contenedores y por el retraso a la hora de acometer reparaciones en los mismos. No estamos contentos”, alega Santos.

En enero de 2020 los técnicos de la Mancomunidade dieron el visto bueno a la cesión del contrato de la recogida de la basura de Recolte a Urbaser, como habían pactado ambas empresas. El pasado otoño se acordó la prórroga con Urbaser por un año más y el coste del servicio se mantuvo como hasta entonces, con la rebaja de 40.000 euros conseguida cuando comenzó a prorrogarse el contrato en abril de 2018. Por lo tanto, la Mancomunidade paga más de 138.500 euros mensuales y el coste de este último año será de 1.667.000 euros.

Ayudas

Otro de los acuerdos pactados ayer por la junta de gobierno de la Mancomunidade pasa por aplicar nuevamente para el primer semestre año 2022 la exención de la tasa de recogida de la basura a todos aquellos negocios afectados por las restricciones horarias y de aforo para luchar contra la pandemia de COVID-19.

Este asunto se llevará a la próxima asamblea de la mancomunidad, para la que todavía no hay fecha fijada. De todas formas, cuando se reúnan los ediles de todas las fuerzas con representación en Bueu, Cangas y Moaña, se votarán otros asuntos como la nueva ordenanza que regula el préstamo de las nuevas biotrituradoras adquiridas por este organismo. Y es que en febrero se recibieron las nueve unidades valoradas en 2.169 euros.

Estas biotrituradoras permitirán a los vecinos tratar en sus domicilios los restos de poda que generen y, de esta forma, disponer del material estructurante necesario para el óptimo funcionamiento de sus composteros individuales.

Finalmente, a la asamblea de la Mancomunidade se presentará también una propuesta de presupuestos comarcales para el presente ejercicio 2021. Hay que recordar que el pasado año se aprobaron unas cuentas nuevas para este organismo tras muchos años con los presupuestos prorrogados. Ésta actualización permitió que la Mancomunidade asuma más competencias, más allá de la recogida de la basura, como es la promoción turística conjunta de toda la comarca de O Morrazo.

El órgano comarcal acelera las bases para la contratación de un gerente que tramite la solicitud de subvenciones

Con la aprobación de los presupuestos de la Mancomunidade de 2020 se acordó la recuperación de la figura de un gerente, años después de que se suprimiese este puesto en el organismo supramunicipal. El gasto es justificado por la junta de gobierno local al entender que aceleraría los trámites para acceder a distintas subvenciones, sobre todo ahora que la Mancomunidade asume otras competencias más allá de la recogida de residuos sólidos urbanos. En estos momentos, con la intención de recuperar el servicio principal de este organismo para su prestación directa, se antoja más necesaria que nunca esta figura por eso la presidenta, Leticia Santos, explica que se ha acelerado el borrador de bases para sacar la plaza a concurso. “Se iniciará el proceso lo antes posible. El próximo jueves nos reuniremos los tres alcaldes para darle el visto bueno”. Después se aprobará por resolución de la presidencia tras el estudio por parte de los técnicos de la Mancomunidade. A mayores, y a propuesta del concejal de Deportes de Cangas, Eugenio González, se acordó trabajar para la organización por parte de los tres ayuntamientos de campeonatos de deportes conjuntos. Hasta hace dos años se celebró un torneo solidario de fútbol que consagraba al mejor equipo de O Morrazo. Además de recuperar este campeonato, se propone extender el modelo a otros deportes. “Será también una forma de trabajar para fomentar el turismo deportivo”, alega Santos. Entre otras actividades a recuperar están las Xornadas Etnográficas do Morrazo. Ya celebraron una edición en Bueu y otra en Cangas. Para el próximo mes de agosto se celebrarán en Moaña, tras la suspensión el año pasado por la pandemia. La decisión de recuperar estas jornadas se enmarca en la apuesta por el sector cultural tras más de un año muy duro para sus trabajadores.

Compartir el artículo

stats