Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mariscadoras de Moaña y la Xunta temen que Transición Ecológica paralice el sector

Leticia Santos y Rosa Quintana dialogan junto la presidenta de las mariscadoras y la delegada de la Xunta, ayer en A Xunqueira. | G.N.

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, visitó ayer a las mariscadoras a pie de Moaña, a los representantes de la cofradía de pescadores y al gobierno local para trasladar un mensaje de “tranquilidad” ante el recurso contencioso-administrativo presentado por el Ministerio de Transición Ecológica contra el Plan General de Explotación Marisquera 2021-2023. Quintana aseguró que “Galicia va a seguir defendiendo esta actividad y sus competencias exclusivas en materia de marisqueo”. Mostró su “perplejidad” por la postura del Gobierno central “que se saca ahora de la manga el requisito de exigir un informe de la Dirección General de la Costa y el Mar”, cuando el plan “no otorga zonas de explotación ni en régimen de autorización ni de concesión y se limita a recoger el conjunto de normas y directrices destinadas a regular la explotación sostenible de los recursos marisqueros”.

La conselleira comprueba el tamaño de las almejas. | G.N.

Aunque se muestra confiada en que la Xunta se imponga ante la justicia, Rosa Quintana acusa a la ministra Teresa Ribera de poner en riesgo el trabajo de unas 9.000 personas en Galicia, de los que 3.400 son mariscadoras a pie y el resto hombres que trabajan en la extracción a flote. “Si la justicia suprime el plan de explotación el escenario sería muy complicado. No habría ninguna norma que regule la actividad de los profesionales que se dedican al marisqueo y, por lo tanto, no se podría realizar esta actividad”.

Esta situación tiene en alerta máxima al sector, como reconoce la presidenta de las mariscadoras de Moaña, Mª Dolores Álvarez: “Nos asustamos mucho cuando estalló la noticia. Esperamos que esto no vaya a más, porque los planes de explotación son nuestra constitución. Es por lo que regulamos los tamaños, cupos, días de trabajo..., todo. Sería un problema enorme que se suspendiera. No sé a que se debe el recurso presentado. Nos parece increíble lo que está pasando”, lamenta.

Rosa Quintana entiende, de todas formas, que a la Xunta le avala “la historia y el Estatuto de Autonomía, que nos otorga competencias exclusivas en pesca, marisqueo y acuicultura”. En este sentido, su departamento esgrimirá ante la justicia que en el año 2008 se aprobó la Lei de Pesca de Galicia, que establece la regulación del sector marisquero a través de planes de explotación “sin que fuese recurrida por nadie”. Lo mismo ocurrió el año pasado con el decreto sobre las actividades de las mariscadoras.

Para la conselleira, la maniobra judicial del Gobierno central solo puede deberse “a un error confundiendo el otorgamiento de concesiones o al desconocimiento”, de ahí que confía en que el tribunal le dará la razón. Quintana aseguró también en Moaña que la intención de la Xunta estuvo en lograr un acuerdo extrajudicial. “El presidente, Alberto Núñez Feijóo, se desplazó a Madrid para dialogar con la ministra y ésta le reconoció que no sabía nada de ese recurso y que nos respondería al respecto, pero pasaron los días, no obtuvimos respuesta, y nos encontramos con el recurso contencioso”, lamenta.

Esgrime también que desde 1991 Galicia regula su marisqueo a través de planes de explotación sin que se solicitase el mencionado informe en ninguna ocasión.

Cerca de 50 trabajadoras vuelven a extraer almeja y berberecho en el banco de A Xunqueira, meses después

Hasta 46 mariscadoras de Moaña –de las 53 que integran la plantilla– faenaron ayer, por segundo día, en la playa de A Xunqueira. La presidenta del colectivo, María Dolores Álvarez, explica que tuvieron el banco de A Xunqueira parado durante meses. “Con las lluvias de este invierno hubo bastante mortandad, por eso tuvimos esta playa parada, pero nos vamos recuperando”. Ayer fue “el primer día que cogimos berberecho”. La almeja japónica presenta un buen tamaño “y tenemos un acuerdo entre nosotras para controlar la extracción para no frenar la recuperación del producto. Todo eso lo podemos hacer a través del plan de explotación. Sino no tenemos armas legales para poder hacerlo. El plan de explotación nos da la autoridad para estas gestiones”, esgrime para explicar la importancia de esta herramienta para planificar su trabajo diario.

Siembra

Las mariscadoras de Moaña realizaron el año pasado dos siembras en sendos bancos de la playa de Domaio tanto de almeja japónica como de babosa. Este año se realizará, en septiembre, una siembra en la playa de A Xunqueira.

Rosa Quintana, tras comprobar las capturas de ayer en el punto de control, mostró su “alegría” por el buen tamaño de la almeja y el berberecho en el litoral moañés. “Espero que puedan seguir por esta senda de crecimiento. Es un colectivo que supo recuperarse tras el confinamiento de 2020.

En licitación el pantalán flotante de bateeiros para A Mosqueira

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, adelantó en su visita de ayer a Moaña el estado de la tramitación de la segunda fase de la ampliación del muelle de bateeiros de A Mosqueira, en donde el sector mejillonero lleva años sufriendo por la falta de espacio para amarrar. Tras ejecutar el pasado verano la primera fase con la instalación de un nuevo dique flotante de abrigo –que se ha reparado esta primavera tras sufrir daños en su primer invierno– la Xunta ya está licitando el proyecto para la instalación de un pantalán flotante en la lámina interior de agua. También está en licitación el dragado interior que permitirá ganar calado para el uso de ese futuro pantalán. Rosa Quintana confirma que será una estructura flotante con capacidad “para 15 plazas de amarre”. Tal y como se planteó inicialmente, partirá de la mitad de la actual dársena de A Mosqueira en forma de “T”. En estos momentos la falta de espacio obliga a los bateeiros a abarloar sus balandros en varias hileras, con los consiguientes retrasos a la hora de comenzar a faenar cada jornada de trabajo.

Compartir el artículo

stats