Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas pasa al nivel bajo de restricciones tras caer los contagios, con Moaña y Bueu en alerta media

La hostelería canguesa podrá atender a la mitad de aforo en el interior y al 75% en las terrazas.   | SANTOS ÁLVAREZ

La hostelería canguesa podrá atender a la mitad de aforo en el interior y al 75% en las terrazas. | SANTOS ÁLVAREZ

La reunión del comité clínico de expertos que asesoran a la Xunta de Galicia dejó dos buenas noticias para la comarca de O Morrazo: Cangas, que hace dos semanas se encontraba en nivel alto de restricciones, pasa ahora al escalón más bajo y Moaña, que llegaba con riesgo de subir al nivel alto, consigue salvar la situación y quedarse en el medio. El municipio que cuenta con los mejores datos epidemiológicos en la comarca sigue siendo Bueu, pero en la reunión de ayer no se decidió ningún cambio en su situación, por lo que proseguirá una semana más en el escalón medio de restricciones. Las nuevas medidas entrarán en vigor en la medianoche del viernes al sábado.

Moaña consigue mantenerse en el nivel medio de restricciones. | GONZALO NÚÑEZ

El cambio de escenario en Cangas se debe a la drástica caída en el número de contagios detectada durante los últimos días. Según los datos del Sergas ayer se registraban 29 positivos, el mismo número que el día anterior. De ellos, once se contagiaron en la última semana y la incidencia acumulada se sitúa en 109 casos por cada 100.000 habitantes. ¿Qué implica pasar al nivel de restricciones medio-bajo? Es el escalón más bajo en el mapa de alertas y para la hostelería significará que puede trabajar con el 75% del aforo de las terrazas, con un máximo de seis personas no convivientes por mesa, y del 50% en el interior, con un tope de cuatro no convivientes por mesa.

Moaña, por su parte, logró en los últimos días frenar la escalada de contagios y eso permite que el comité clínico ayer no aprobase nuevas restricciones. El aumento de casos de COVID-19 se suavizó desde el sábado, con un paulatino descenso de positivos activos desde entonces y alejando el peligro de rebasar la incidencia acumulada de riesgo extremo, fijada en 250 casos por cada 100.000 habitantes. Ayer Moaña llegaba a esta reunión con una incidencia de 201, diez puntos menos que el lunes. En casos totales, el mapa del Sergas tiene registrados 39 positivos en Moaña, dos menos que el día anterior. De ellos, 20 se contagiaron la última semana. Según el Área Sanitaria de Vigo (EOXI) se registran solo 37 positivos, con un descenso de cinco en el último día. Ante esta mejoría, las autoridades sanitarias decidieron mantener a la villa en el nivel medio de restricciones, librándose sobre todo la hostelería de más limitaciones.

Así las cosas, los hosteleros de Moaña ganan una semana más pudiendo atender al 50% de las mesas en las terrazas y al 30% de las mesas en el interior. El principal temor estaba en que les cerrasen el interior de los locales. Los hosteleros aguardan ahora a que la situación sanitaria vaya mejorando y no sufran más pasos atrás de cara al verano.

Bueu se mantiene estable, en una zona de “meseta”, según la terminología que emplean fuentes sanitarias. Los datos de ayer de la Estrutura Organizativa de Xestión Integrada (EOXI) Pontevedra-O Salnés contabilizaban un total de 17 casos activos por COVID-19, uno menos que en la jornada previa. De esta manera la incidencia acumulada a siete días está por debajo de 125 casos por cada 100.000 habitantes y a catorce días por debajo de 150. Desde la Alcaldía mantuvieron contactos con la EOXI para conocer las razones por las que no se acuerda una relajación en las medidas, con un regreso al nivel bajo de restricciones. “Es verdad que cuantitativamente son pocos casos y que la situación se mantiene estable, pero les preocupa que dentro de esos contagios hay un número significativo que no tienen relación entre sí y no se sabe su procedencia”, explicaba a última hora de la tarde de ayer el alcalde bueués. Félix Juncal.

Esta circunstancia obliga a las autoridades sanitarias a ser “prudentes y cautelosas” antes de acordar un cambio de escenario en Bueu. Así, de momento continuará en el nivel medio, con un aforo interior del 30% y del 50% en las terrazas.

Los colegios mantienen 30 contagios

En cuanto a la evolución de la pandemia en los centros educativos de la comarca, la última semana de mayo comenzó como había acabado la anterior, con 30 alumnos contagiados. Eso sí, el número de centros afectados cayó en uno. Ahora son 15 los colegios con algún positivo tras salir de la lista el CEIP Castrillón de Coiro. Moaña lidera con 13 contagiados en seis centros. La preocupación sigue centrada en las escuelas infantiles: Cocoricó con 1 caso y un aula cerrada, Dalila con 5 casos y tres aulas cerradas y la Galiña Azul de Quintela con 3 positivos y dos aulas cerradas por precaución. En este mismo municipio el CEIP Seara muestra un positivo, el CEIP Reibón dos y el instituto A Paralaia un caso. Cangas, por su parte, tiene 11 positivos y seis centros afectados: A Rúa con 3, Casa de la virgen con 3, Compañía de María con 2 y los institutos Rodeira, María Soliño y Monte Carrasco con 1 caso cada uno. Bueu cuenta con seis casos y tres centros afectados: El Montemogos de Beluso lidera con 4 contagiados. El Virgen Milagrosa tiene 1, igual que el IES Illa de Ons.

Compartir el artículo

stats