Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las glorietas de Lapamán y Agrelo, listas en verano

Trabajos en la futura rotonda de Lapamán, dentro del proyecto del TCA de Bueu. | // SANTOS ÁLVAREZ

Las obras para la eliminación del Tramo de Concentración de Accidentes (TCA) en la PO-551 entre Lapamán y Agrelo han entrado en su recta final. La empresa adjudicataria de las mismas trabaja estos días en la ejecución de las aceras y prevé iniciar la próxima semana el asfaltado de las dos glorietas previstas en el proyecto, situadas una el acceso a la playa de Lapamán y otra en la zona de Agrelo/Portomaior. Las previsiones de la Consellería de Infraestruturas de la Xunta de Galicia, promotora de la actuación, es que ambas glorietas entren en funcionamiento en verano.

Los operarios han encontrado dificultades en días pasados debido a las redes aéreas de servicio y los postes existentes, pero ultiman ya las labores previas a la dotación de los firmes de las glorietas. Serían necesarios unos 15 días para poder llevar a cabo el asfaltado y a continuación se trabajaría en las isletas previstas y en el anillo central. Los trabajos también se vieron ralentizados en su momento por la aparición de un par de casos de coronavirus. Solventadas todas estas cuestiones el ritmo de operaciones se ha incrementado para el remate de las actuaciones.

La empresa está ejecutando las aceras y la próxima semana iniciará el asfaltado de las rotondas

decoration

El proyecto para mejorar la seguridad vial en la PO-551 entre Agrelo y Lapamán cuenta con una inversión de 1,1 millones de euros, y su principal actuación son las dos glorietas previstas en Lapamán y Agrelo, además de la mejora de una intersección en Marín. Todo ello se complementa con cuñas de cambio de velocidad para reforzar la visibilidad y la seguridad en la zona.

Asimismo, se contempla la ejecución de una senda peatonal de aproximadamente 200 metros que está situada en el entorno de Lapamán y que entroncaría con la ya construida entre Lapamán y Vilaseca, dentro del Concello de Marín, en el marco del Plan de Sendas de la comarca de O Morrazo. Por último, se mejorará la seguridad viaria de las paradas de autobús existentes y se reforzará la señalización de cuatro pasos de peatones, de los denominados inteligentes, que contarán con señalización luminosa al detectar la presencia de personas.

Tramo entre A Portela y la subida a Meiro, en la PO-551. Santos Álvarez

Replanteo en la obra de la senda Trasouto-A Portela

Infraestruturas tiene asimismo pendiente el inicio de los trabajos para la construcción de una senda peatonal entre Trasouto y A Portela. Después de haberse formalizado las expropiaciones la adjudicataria está realizando el replanteo topográfico de los trabajos. La inversión en este proyecto alcanza los 643.000 euros con un plazo de ejecución de nueve meses. La obra consiste en una senda de hormigón coloreado entre los puntos kilométricos 12+720 y 14+440.

Compartir el artículo

stats