Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La senda peatonal en la PO-551 entre Trasouto y A Portela se adjudicará por 520.000 euros

Operarios trabajando ayer en la rotonda del TCA en Lapamán. | // SANTOS ÁLVAREZ

Los propietarios afectados por la próxima construcción de la una senda peatonal entre Trasouto y el Alto de A Portela, en Bueu, estaban ayer convocados para formalizar las actas de ocupación con las que la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI) podrá comenzar las obras. Para el inicio efectivo de los trabajos aún restan los últimos trámites administrativos, entre ellos la adjudicación definitiva del contrato. La propuesta de la mesa de contratación pasa por decantarse por la plica de Marconsa (Movimiento de Áridos y Construcciones de Arosa), que presentó una oferta de 520.800 euros, con una rebaja de 122.000 euros con respecto al tipo de licitación.

El proyecto afecta a un total de diez fincas privadas, con una afección que supera los 330 metros cuadrados. Hay una parcela que concentra la mayoría de la superficie afectada, con hasta 207 metros cuadrados. Los propietarios estaban citados ayer de manera escalonada en el salón de plenos del Concello de Bueu para firmar las actas de ocupación, lo que no significa que acepten el precio de expropiación ofertado por la Xunta de Galicia. Las personas que no estén de acuerdo pueden presentar otra valoración y en caso de que no haya acuerdo se acudirá al tribunal de expropiaciones.

Una vecina, ayer, en el acto para levantar las actas de ocupación de la senda peatonal entre Trasouto y A Portela.

La senda tendrá una longitud de casi dos kilómetros en la PO-551 y el proyecto salió a licitación por un importe de 531.255 euros (IVA excluido). En total se presentaron trece empresas y las dos mejores ofertas económicas eran de 401.900 y 408.600 euros, con una rebaja de entre el 23 y el 24% sobre el coste inicial. La mesa de contratación solicitó a las empresas que justificasen esas ofertas para descartar que incurriesen en una baja temeraria. Los argumentos presentados por ambas fueron rechazados y la propuesta es adjudicar el contrato a Marconsa, que ofertó un precio de 430.443 euros, con una rebaja de casi el 19%. Si se incluye el IVA el presupuesto final ascendería a 520.836 euros, lo que significa una reducción de casi 122.000 sobre el tipo de licitación con el IVA incluido (642.819 euros).

El plazo de ejecución de los trabajos será de nueve meses y está previsto que las obras puedan arrancar durante este mismo verano para estar concluidas a principios de 2022.

Los trabajos de la obra del TCA, ayer, en el entorno de Lapamán.

Al mismo tiempo que se ultiman los trámites administrativos para iniciar la senda peatonal entre Trasouto y A Portela se continúan con los trabajos para suprimir el tramo de concentración de accidentes (TCA) entre Lapamán y Bueu. Los técnicos de la AXI reconocen que el ritmo de los trabajos se vio ralentizado por culpa de dos casos de COVID-19, lo que retrasará la conclusión de la obra. Aún así aseguran que estará lista antes del verano y avanzan que en los próximos días ya se podrán empezar a ver las dos nuevas rotondas en la PO-551: una en Lapamán y otra en el lugar de Castrelo.

Compartir el artículo

stats