Jabalíes, perros o zorros provocan 300 accidentes de tráfico al año en el área de Vigo

Ponteareas, Salvaterra y Porriño copan los siniestros, que se saldan sin heridos

Las vías convencionales centran los sucesos

Un zorro en una zona boscosa de la comarca.

Un zorro en una zona boscosa de la comarca. / Noé Parga

La irrupción de animales en la carretera supone un grave problema en la seguridad del tráfico. En la gran mayoría de casos, estos incidentes se saldan únicamente con daños materiales del vehículo pero independientemente de ello, generan un gran incertidumbre para el piloto y acompañante. El área de Vigo no es ajeno a ello, y a lo largo del año pasado fueron más de 300 los accidentes relacionados con animales, principalmente jabalíes, perros y zorros, aunque también hubo casos de siniestros motivados por la irrupción en la calzada de corzos, gatos, tejones, caballos, liebres o incluso cabras.

Louriña

Así se desprende del último balance de la Dirección General de Tráfico publicado esta semana respecto a la siniestralidad provocada por animales. Concretamente fueron un total de 299 los accidentes acaecidos a consecuencia de la presencia de estos animales a lo largo del año. En cuanto a los municipios del área, Ponteareas, Porriño y Salvaterra de Miño son los que acaparan la gran mayoría de siniestros. El municipio de la zona de Louriña es el que acumula mayor porcentaje de siniestralidad, con un total de 48 siniestros de tráfico, frente a los 45 de Salvaterra y los 36 de A Cañiza y Porriño. El municipio vigués es el cuarto que acumula más accidentes con una veintena de casos.

Medidas contra el jabalí

La disparidad entre zonas es notable, no así entre los animales que provocan estas colisiones. Y es que la práctica totalidad de los casos están involucrados los jabalíes. Las administraciones han tomado iniciativas de todo tipo, que van desde la emisión de ultrasonidos a la diseminación de orines sintéticos de lobo, el único depredador conocido que tiene el jabalí. Sin embargo, la única medida eficiente para sacar al jabalí de la carretera son las vallas y, aun así, la capacidad destructiva del animal es capaz de acabar a largo plazo con cualquier tipo de protección.

Además de la presencia de este mamífero, son muchos otros los que han provocado siniestros tales como los zorros, los perros, los caballos, corzos también, algún gato cabras e incluso ciervos.

Vías convencionales

Otro punto que caracteriza esta siniestralidad es el tipo de vía en la que ocurre. Si bien en este censo de accidentes se incluyen desde infraestructuras de alta capacidad hasta las de titularidad municipal, son las vías interurbanas las que acumulan el grueso de los accidentes. También es habitual que estos siniestros se salden sin heridos, ni siquiera de carácter leve.

Balance de Tráfico

Por otra parte, el subdelegado del Gobierno de Vigo, Abel Losada, presentó también el balance de siniestralidad a nivel provincial relativo al pasado año. Losada compartió su preocupación por el número de usuarios vulnerables fallecidos en las carreteras de la provincia, ya que representan el 58 % de los fallecidos, lo que supone un incremento del 30 % con respecto a 2022. En el 2023, 7 peones y 7 motoristas perdieron la vida en las carreteras de la provincia. Como explicó Losada, este incremento se debe principalmente al número de peones fallecidos, ya que en el año 2022 no se registró ningún atropello mortal. Afortunadamente ningún ciclista y usuario de ciclomotor perdió la vida durante lo 2023.

accidentes con animales W

accidentes con animales W / Hugo Barreiro

Respeto a las causas de los accidentes con víctimas mortales, el subdelegado indicó que las salidas de vías están detrás del 50 % de los siniestros mortales, mientras que los atropellos y la colisión frontolateral son la causa del 23 % y 13,6 %, respectivamente, de los accidentes con pérdida de vidas.

En relación a la tipología de los usuarios fallecidos, 15 víctimas eran conductores, 7 peatones y 2 pasajeros. La edad media de las víctimas en la provincia durante el año pasado fue de 52 años y el 75 % de las personas fallecidas eran hombres.

En cuanto a la franja horaria más peligrosa, la mayor parte de los accidentes mortales continúan produciéndose entre las 07.00 horas y las 14.00 horas y de lunes a viernes.

Abel Losada señaló que octubre fue el peor mes de 2023, ya que registró el mayor número de accidentes mortales (4) y de víctimas mortales (4), seguido de los meses de junio y julio. En junio hubo 3 accidentes y 3 víctimas mortales y en julio otros 3 siniestros mortales y otras 3 personas fallecidas. Estos dos meses estivales registraron el 25 % de las víctimas mortales de 2023. No obstante, el subdelegado destacó el dato de que durante el mes de agosto no se produjo ningún accidente mortal.

En relación a los factores concurrentes nos accidentes con víctimas en la provincia, Abel Losada quiso advertir que “el exceso de velocidad estuvo presente en el 36 % de los accidentes con víctimas mortales y en el 23 % de los accidentes con víctimas, así como la conducción distraída, que causó también el 36 % de los accidentes mortales y el 27 % de los accidentes con víctimas”.

En cuanto a los controles que se realizan tras los accidentes se constató que un 5,7 % de los conductores siniestrados habían consumido alcohol. A este respeto, el subdelegado del Gobierno informó de que la Guardia Civil de Tráfico realizó el año pasado 200.392 alcoholemias, de las que apenas el 2.61 % fueron positivas. Además, se realizaron 3.773 pruebas de drogas que en un 53,71 % de los casos fueron positivos.