Entrevista | Albert Creixel Responsable de Alexa Enterprise en España y Reino Unido

“La mayoría de los mayores que usaron Alexa con Cruz Roja se sentían menos solos”

Atendo incorpora el asistente de voz de Amazon a sus servicios

Albert Creixells Pons.

Albert Creixells Pons. / Cedida

Para conectarles con sus familiares, para recordarles la medicación, para sentirse menos solos... Amazon ha adaptado su asistente de voz Alexa a los mayores y acaba de lanzar este servicio –Alexa Smart Properties for Senior Living– en España. Ya lo usaba Cruz Roja y Sanitas. Atendo Calidade lo acaba de incorporar a su vivienda comunitaria de Urzáiz y prevé hacerlo en su servicio a domicilio y el senior living en construcción en López Mora. El responsable de Alexa Enterprise en Reino Unido y España, Albert Creixells Pons, lo presenta hoy en el VIII Forum Retos Internacionales del Ecosistema Salud, que el Clúster Saúde de Galicia celebra en Vigo.

–¿De dónde surge la idea de adaptar Alexa a los mayores?

–Lo que estamos lanzando en España es la solución Alexa Smart Properties for Senior Living, pensada para poner dispositivos en residencias de gente mayor. El paso anterior fue hace cuatro años, en hoteles de Estados Unidos, donde empezaron a ponerlos para que la gente encienda las luces o pida al servicio de habitaciones. Luego, también allí, las comunidades de residencias de gente de 65 o 70 años, muy independientes, que viven en pareja, nos empezaron a pedir Alexas para controlar la domótica, comunicarse con la recepción... De ahí surgió el producto. Fue justo antes de la pandemia. Durante ella, en los hospitales americanos, para facilitar la comunicación entre doctores y pacientes con COVID pusieron Alexas con pantalla al lado de las camas. Ahí nos dimos cuenta de que también tendría mucho sentido en entornos clínicos. En 2022, hemos empezado a lanzar el servicio Alexa Smart Properties para la gente mayor en Europa. Empezamos por Reino Unido, Alemania Francia, Italia y ahora, España. En paralelo, vemos que las personas mayores son grandes usuarias de la tecnología de la voz, porque les quita barreras, a diferencia de, quizá, un teléfono móvil o un iPad, en donde hay cierta complejidad.

–¿Lo ven como la tecnología que puede reducir la brecha tecnológica de la edad, la puerta de entrada de los mayores?

–Exactamente. Cuando lanzamos Alexa nunca pensamos que estábamos creando una herramienta que facilitaría este acceso a tecnología a la gente mayor, pero lo vimos porque era la gente mayor la que venía a Amazon. Muchas veces veíamos a sus hijos que compraban Alexas para facilitar videollamadas y hacer seguimiento de cómo están sus familiares. Vino muy de la mano de los propios clientes.

–¿De los clientes en EE UU o también en España?

–En España lo hemos visto igual. Aquí tenemos la experiencia de Cruz Roja. Empezaron a distribuir Alexas a gente mayor, sobre todo, con riesgo de aislamiento, durante la pandemia. Vieron que las utilizan mucho para cosas muy sencillas como decirle “Buenos días” o “Buenas noches”. Generan un acompañamiento a la persona mayor que al final reduce la soledad. Cuando Cruz Roja les preguntó por los efectos tras utilizar Alexa, hubo una mayoría que decía que se sentían menos solos, algo más acompañados. También había gente mayor, de 85 o así, que pensaba que se había quedado fuera de este mundo de internet y que con Alexa puede consultar información, resultados de partidos de fútbol...

–¿Han tenido que cambiar cosas en Alexa para adaptarse a este colectivo?

–Sí. El primer cambio es en cómo gestionamos su privacidad. No se comparte ninguna información personal de ese usuario. De hecho, no tienen cuentas de Amazon personales, sino que son de la organización que les da el servicio; por ejemplo, Cruz Roja. Además las grabaciones de voz no se guardan en la nube de Amazon. También integramos Alexa con el sistema de llamadas de Enfermería. Por ejemplo, puede pedir agua Sanitas ha integrado su sistema de gestión de residencias. Un residente puede preguntarle “¿Qué actividades tengo hoy?”, y se las lee.

–¿También tiene el sistema de alertas, por ejemplo, de medicación?

–Como Amazon no tenemos sistema de alertas de medicación, pero mucha gente a título personal utiliza el dispositivo para recordatorios como la medicación. Es un caso de uso muy común. Lo que nos dice la gente mayor es que su debilidad es la pérdida de memoria y Alexa les ayuda como memoria externa en su día a día. En Reino Unido hemos un proyecto con mucha gente mayor y un 30% lo usaba para sus recordatorios diarios de pastillas.

–¿Y para las conexiones con familiares?

–Uno de los puntos estrella es la videollamada. Como tiene pantalla y cámara permiten videollamadas muy sencillas. Simplemente tengo que decir “Alexa llama mi hijo o a mi hija y eso genera una videollamada”. Es el uso principal entre gente mayor y familiares, que no tienen que tener un Alexa, simplemente con un móvil y la app de Alexa ya está. Es muy inclusivo

–¿Además de con Cruz Roja y Sanitas, está disponible en otros puntos en España?

–Estamos trabajando con varios grupos asistenciales para 2024. Uno de ellos está en Vigo, Atendo.

  • Cumbre de innovación sociosanitaria

    Expertos nacionales e internacionales de los sectores sanitarios, sociosanitarios, de las nuevas tecnologías y la informática, tanto del ámbito público como del privado, se reúnen estos días en el Hotel Attica en el VIII Fórum Retos Internacionales del Ecosistema Salud (RIES’23), organizado por el Clúster Saúde de Galicia. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, inauguró el encuentro y destacó el impulso que esta plataforma da a la innovación sanitaria en la comunidad.

Un hogar de 25 metros cuadrados firmado por Ikea

Sofás cama para que puedan acudir familiares a dormir con ellos; mesas extensibles para comidas familiares; camas altas para levantarse sin dificultad; pocas cosas con las que tropezar; alfombras con antideslizante; cocinas sencillas, pero que cubran sus necesidades; materiales de tonos neutros fácilmente combinables con sus pertenencias... Estas son algunas de las características que reúnen los “hogares” de 25 metros cuadrados que Ikea ha diseñado para el senior living que Atendo Calidade está habilitando en la antigua residencia de las Las Angélicas, dirigido a mayores de 65 años con autonomía cognitiva y física. Andrea López, responsable de Marketing y Sostenibilidad Ikea España expone hoy este reto en el foro RIES 23, donde se ha montado un piloto de estos apartamentos.