Con el grueso de los órganos judiciales ya operativos en la Ciudad de la Justicia –a falta de varios juzgados de Instrucción–, hoy se completa una de las mudanzas clave den todo el proceso de traslado desde calle Lalín iniciado en el mes de septiembre. El juzgado de Guardia pasará a encontrarse ahora en la planta baja de la nueva sede, con acceso independiente desde Rúa Padre Feijóo y tanto los detenidos como los investigados que pasarán a disposición judicial lo harán desde hoy en esta nueva sede. Lo estrenará el Juzgado de Instrucción nº 1.

A mayores, ya desde ayer, se encuentra operativa la oficina de firmas o comparecencias apud acta en estas mismas dependencias. Ayer, por estas instalaciones pasaron más de una decena de investigados obligados a comparecer a diario, cada quince días o de forma mensual en los tribunales.