Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

Aqualia centralizará sus oficinas gallegas en Gran Vía con un bajo de más de 500 m²

La concesionaria se trasladará al antiguo local de Massimo Dutti junto a calle Venezuela, donde cerrará su centro de atención EMantiene la sede de la calle Cantabria con la ETAP

Oficinas actuales de la calle Cantabria. | // J. LORES

Una de los bajos más cotizados de la ciudad por su ubicación volverá a tener actividad tras la pandemia. En los próximos meses Aqualia ocupará el número 34 de la Gran Vía en un movimiento inmobiliario que le permitirá acercar su gestión del día a día al centro de Vigo.

Este local situado en la confluencia de una de las principales arterias de la ciudad y la calle Venezuela fue ocupado por Massimo Dutti hasta hace unos años, pasando a estar disponible para alquiler.

El movimiento de la concesionaria municipal del agua permitirá acercar a los vigueses sus principales servicios de atención, convirtiendo a la nueva sede viguesa en la Delegación de Aqualia en Galicia.

Al mismo tiempo, permitirá cerrar la pequeña sede de 90 metros cuadrados ubicada en el número 4 de la calle Venezuela.

La nueva sede de Aqualia ampliará notablemente esa “Oficina en el centro” que evita los desplazamientos hasta la sede principal en la calle Cantabria, ubicada en la parroquia de San Xoán do Monte.

Dispone de más de 500 metros cuadrados entre las diferentes estancias construidas y reformadas, siendo la más grande de ellas la planta baja con 243m².

La firma del grupo Inditex ocupó este bajo durante varios lustros hasta el estallido de la pandemia en 2020, cuando corrió la misma suerte que el del Centro Comercial Camelias (cerrado en 2017).

El local de Massimo Dutti, cerrado por el COVID-19.

Desde entonces, la marca de moda masculina se ha centrado en los dos grandes polos comerciales de la ciudad: el Centro Comercial Gran Vía y el local ubicado en el número 25 de la calle Príncipe.

Nueva potabilizadora

Esta mudanza al casco urbano no supondrá el adiós a su cuartel general en el número 110 de la calle Cantabria, donde dispone de más de 40.000 metros cuadrados para oficinas, almacenes y depósitos.

En estas instalaciones se está levantando la nueva ETAP de O Casal gracias a una inversión de 22,8 millones de euros.

Este mes de abril comenzará su fase de pruebas antes de estar plenamente operativa en otoño, cuando aumentará la capacidad de bombeo de los 800 litros por segundo actuales a más de 2.200 litros.

Actualmente la planta bombea unos 21 millones de metros cúbicos de agua al año.

Compartir el artículo

stats